lunes, febrero 26, 2024

Dan 90 años de prisión a militares que asesinaron a alumnos del Tec de Monterrey en 2010

CIUDAD DE MÉXICO.— Un juez de Distrito sentenció a 90 años de prisión a los cinco militares señalados por el asesinato de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, estudiantes de excelencia del Tecnológico de Monterrey —ocurrido en marzo de 2010—. Un sexto elemento que habría participado en los hechos permanece desaparecido.

El juez José Reynoso Castillo, titular del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Penal en Nuevo León, dictó la sentencia condenatoria contra cinco de los seis militares ligados en el caso, tras hallarlos culpables del delito de homicidio calificado con agravante de ventaja por los hechos ocurridos durante la madrugada del 19 de marzo de 2010.

“Cuando te dan una noticia de que encarcelan, en lo personal, a mí me movió mucho. Cuando oí 90 años, pues la verdad yo lo primero que pensé fue en las familias, pero también pensé que ellos cuando ejecutaron no pensaron en las familias de estos dos muchachos”, afirmó Rose Elvia Mercado, madre de Jorge Antonio.

La madre de Jorge Antonio agradeció a todas las personas que los apoyaron en esta lucha, especialmente a los integrantes del colectivo “Todxs somos Jorge y Javier”, así como al realizador del documental “Hasta los dientes”, Alberto Arnaud, por visibilizar este hecho y ayudar a limpiar el nombre de los jóvenes estudiantes, que durante dos días fueron presentados como sicarios por las autoridades.

En tanto, el colectivo “Todxs somos Jorge y Javier” señaló que la sentencia significa un triunfo que, a través de instituciones civiles, se logre procesar violaciones graves a los derechos humanos cometidas por el Ejército mexicano. Además, recordó que los militares pueden apelar la sentencia, ante lo cual llamó a la sociedad a dar su apoyo para que se confirme la resolución del juez Reynoso Castillo.

Asimismo, aseguró que aún hay otros cinco delitos inscritos en el nuevo sistema de justicia y que aún no se procesan: robo de identidad, abuso de autoridad, exceso de fuerza, entre otros, que son atribuidos como delitos administrativos, y que además, no sólo contemplan a militares sino a toda la cadena de mando.

⇒ Hace trece años Jorge y Javier fueron asesinados en las instalaciones del Tec de Monterrey, a manos de militares que les robaron sus pertenencias, mochilas e identificaciones, se les llamó sicarios durante dos días. “Iban armados hasta los dientes”, aseguraron medios de comunicación y sostuvieron las autoridades del Tec de Monterrey.

 

En marzo de 2019, Olga Sánchez Cordero, entonces Secretaria de Gobernación, ofreció una disculpa pública a los padres de los jóvenes y reconoció que eran estudiantes de excelencia y no sicarios. También destacó el compromiso del Gobierno federal de “implementar las medidas que aseguren la no repetición, para que los hechos no vuelvan a suceder a ninguna otra persona en nuestro país”.

Te recomendamos:  

DIARIO EJECUTIVO: La palabra terrorismo debe usarse con cuidado

AM.MX/dsc

Redacción/dsc
Redacción/dsc
Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.

Artículos relacionados