miércoles, febrero 21, 2024

DÍA HÁBIL: “¡Somos abogados, no acarreados!”; cumbre de AMLO con los dictadores

Alberto MONTOYA

Miles de trabajadores del Poder Judicial de la Federación marcharon ayer en todo el país para exigir a Andrés Manuel López Obrador respeto a sus derechos y a sus ingresos.

El ocupante de Palacio Nacional insiste en que con la extinción de trece de catorce fideicomisos no se afecta a las bases y que los 15 mil millones de pesos que significan los fideicomisos extinguidos sólo acaba con los privilegios de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), pero, como acostumbra, miente.

En su afán por someterlos, principalmente a la presidenta, Norma Lucía Piña Hernández, al tabasqueño no le importa perjudicar a quienes no tienen grandes ingresos, al pueblo que, grita a pulmón abierto, es su prioridad.

Esos trece fideicomisos significan 15 mil millones de pesos, la misma cantidad con la que se defraudó a Segalmex en la administración del padrino político y amigo de Andrés Manuel, Ignacio Ovalle, a quien manó a la Secretaría de Gobernación para vivir protegido.

López Obrador lo ha justificado al asegurar que no tenía idea –Ovalle- de lo que sucedía y que fue engañado.

 

AL MENOS 50 MIL

“¡Son nuestros ingresos, son nuestros derechos!”, “¡Somos abogados, no somos acarreados!”, “¡México requiere justicia independiente!”, “¡¿Sin Poder Judicial, quién te va a amparar?” y “¡México escucha, esta es tu lucha!”, coreaban los participantes, que han dicho una y otra vez que los recursos no son de los ministros.

   Xóchitl Gálvez acusa que debilitar al Poder Judicial es el objetivo de Andrés Manuel y que se violan los derechos humanos y laborales.

-Se fortalece a los criminales y a los delincuentes atacando a jueces y magistrados, dice en un video que subió a X donde, por cierto, se volvió viral la imagen de cuando cae de una silla en el informe de Lía Limón, en Álvaro Obregón.

La alcaldesa pedirá licencia para buscar la candidatura del Frente al gobierno de la CDMX.

Por cierto, la alcaldesa en Tlalpan, Alfa González, acusa que golpeadores de Omar García Harfuch irrumpieron en su segundo informe de labores y golpearon a todo aquel que se atravesó en su camino.

Esta semana se discutirá en el Senado y aunque la oposición, aglutinada en el Frente Amplio por México  (FAM), ha dicho que no pasará, la realidad es que no hay forma de evitarlo, luego de que en la Cámara de Diputados fue un día de campo porque Movimiento Regeneración Nacional (Morena) tiene mayoría, además de que se requiere sólo mayoría simple.

  López Obrador miente -¡qué extraño!- cuando asegura que el Poder Judicial ha suplantado al Poder Legislativo por reformar leyes y bloquear iniciativas.

Lo que ha hecho es responder a las impugnaciones que otros actores han interpuesto contra López Obrador y sus constantes  abusos de poder y eso está en la ley, en la Constitución.

Detrás de esa venganza de López Obrador está también el hecho de que se acabó ya todos los recursos, los fideicomisos y ya no tiene de dónde echar mano para mantener la compra del voto vía las pensiones y apoyos sociales, que en 2024 sumarán 800 mil millones de pesos

Andrés Manuel desdeña esos miles de votos que perderá, seguro, en 2024, porque según sus cálculos, se compensarán y superarán, incluso, con los de adultos mayores, jóvenes sembrando el futuro y más.

Pero que no se confíe, porque ha dejado muchos heridos, lastimados, en el camino en cinco años desde que asumió en 2018 la Presidencia.

 

CUMBRE CON LOS DICTADORES MADURO Y DÍAZ-CANEL 

 

Sin vergüenza y sin recato alguno, Andrés Manuel se reunió ayer con los dictadores Nicolás Maduro y Miguel Díaz-Canel, mandatarios de Venezuela y Cuba, países que mueren de hambre y aislamiento.

Los porristas de twitter o X no tardaron en presumir la llegada de dichos dictadores para asistir a la cumbre sobre migración en Palenque, Chiapas.

Vergüenza debería darle a López Obrador y a sus seguidores enaltecer a un malandro como Nicolás Maduro, que tiene a su población muriendo de hambre y buscando el sueño americano en Estados Unidos.

Y Andrés Manuel todavía, cínico, se atreve a dar consejos a los países de Centroamérica de cómo evitar que los jóvenes se vayan, cuando él contribuyó a que las caravanas de migrantes se incrementaran cuando los invitaba a venir y prometía ayudarles a quedarse, si querían, o a llegar a Estados Unidos.

Y hoy culpan él y todos sus porristas –los dictadores- a Estados Unidos.

 

 

Vámonos:  Se hace llamar Paco Sánchez, de Iztacalco. Es integrante de Morena y quiere un cargo, un hueso, pues. Acosa a Rossana Martínez, periodista, al grado de hackear sus redes sociales, su correo electrónico, y amenazarla con hacerle daño.

¿Y la Fiscalía capitalina?

Esperando a que Ernestina Godoy termine de atender su continuidad en el cargo, como la auténtica Fiscal Carnala.

 

         albermontmex@yahoo.es         @albermontmex

Artículos relacionados