fbpx

Víctor Chávez Montes de Oca

Socio Director de Grupo Human

CIUDAD DE MÉXICO, 11 de diciembre (AlmomentoMX).- Un entorno de trabajo saludable es uno de los aspectos más valorados por los profesionistas al momento de incorporarse a una compañía. Dicho entorno es la suma de varios elementos como un ambiente positivo, un espacio de trabajo funcional, lo que da como resultados buenos hábitos de trabajo, dando como resultado mayores índices de productividad y calidad laboral.

Una persona pasa en promedio ocho horas en la oficina, mantener un óptimo nivel de desempeño durante la jornada puede resultar una tarea difícil si no se cuenta con los elementos y las condiciones adecuadas para que desempeñe sus funciones, en pocas palabras el espacio de trabajo juega un papel esencial en el rendimiento  de los colaboradores.

El lugar de trabajo debe de ser cómodo para que las personas puedan desempeñarse de mejor manera, es importante que los muebles y equipo de oficina sean los adecuados para el tipo de trabajo que se realice. Al diseñar o remodelar una oficina, es imprescindible considerar la funcionalidad del lugar, permitiendo que las tareas laborales se llevan a cabo de forma eficiente. La distribución del espacio es fundamental para un correcto aprovechamiento, crear áreas comunes que estimulen la interacción entre el personal fomentan el trabajo en equipo, mejoran la comunicación organizacional y reducen el aislamiento, además es una excelente manera incentivar el coworking y networking en la compañía.

Muebles funcionales, espacios amplios y aprovechar la luz natural son algunas de las características que se buscan dentro de los espacio de trabajo, sin embargo, el diseño de una oficina va más allá de la ergonomía, implica otras necesidades que impactan en el bienestar y satisfacción de los colaboradores como la comunicación, optimismo, estimulación de la creatividad y el desarrollo de competencias laborales, así se alentará el desarrollo profesional de las personas, teniendo como consecuencia una mejora significativa en la salud física y emocional de nuestros colaboradores.

Aunado a un espacio de trabajo funcional, existen una serie de recomendaciones para mantener la salud en horas de trabajo, aumentando la sensación de bienestar laboral, una serie de pequeños hábitos pueden traer múltiples beneficios a la compañía, entre ellos destacan:

Tomar pequeños intervalos de tiempo para desplazarse del lugar de trabajo, es importante que el diseño considere espacios despejados que permitan la movilidad del personal.

Establecer tiempos de esparcimiento. Tener áreas comunes ayuda a fomentar la interacción y convivencia entre compañeros de trabajo, fortaleciendo las relaciones sociales.

Hacer pausas entre cada actividad ayuda a despejar la mente y estimular la creatividad, realizar pequeños ejercicios de estiramiento y relajación previene la aparición de problemas de salud relacionados con las articulaciones.

Realizar pequeños cambios. Reorganizar el espacio de trabajo y hacer modificaciones a la secuencia de tareas  son prácticas benéficas que ayudan a la construcción de sitios de trabajo saludables.

Establecer tiempos de ejecución. Parte de un ambiente de trabajo positivo está en la capacidad de establecer horarios y plazos de entrega para cada actividad, para evitar las cargas de trabajo y estrés. Un espacio de trabajo organizado es esencial para ser eficiente.

Respetar las políticas de la compañía. Cuando se respetan los lineamientos de la compañía en cuanto al uso de espacio se genera un ambiente positivo, lo cual influye en la sensación de bienestar de los colaboradores y su calidad de vida.

Cuando la compañía ha decidido remodelar sus espacios de trabajo es necesario designar un equipo de especialistas que se encargue de gestionar el diseño y reestructuración del lugar, que considere las necesidades de la compañía, el tipo de labores que se llevan a cabo en su día a día y el número de personas que van a interactuar en la oficina.  Esto le permitirá a la compañía contar con espacios de trabajo estimulantes para  sus colaboradores, cuando un persona se siente cómoda en su lugar de trabajo adquiere un mayor compromiso con la compañía y con su propio trabajo.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios