fbpx

SALVADOR  FLORES  LLAMAS/

Al festejar el 50 aniversario de la firma del Tratado de Tlatelolco, el gobierno olvidó a su propulsor principal, el diplomático mexicano Alfonso García Robles, quien por ello fue el primer Premio Nobel que tuvo México, junto con la sueca Alva Reimer Myrdal, el de la Paz en 1982.

Vinieron después Octavio Paz (1990) en literatura, y el químico Mario Molina (1999) por luchar contra el problema ambiental mundial.

Menos repararon las autoridades en que el mismo día la Casa Christie de Nueva York puso a remate la medalla que el Comité Noruego otorgó al diplomático michoacano (nació en Zamora) con el Nobel.

Tampoco se preocuparon por adquirirla, ni Silvano Aureoles Cornejo, gobernador de Michoacán (PRD), más preocupado por promover su candidatura presidencial que por enfrentar los ingentes problemas de su estado

Aureoles es uno de los 30 precandidatos que han surgido, de todos colores y sabores, cual si la presidencia fuera una feria, incluidos los independientes, entre los que se desinfló el principal, “El Bronco” Jaime Rodríguez, que resultó un fiasco para gobernar Nuevo León.

Se da vuelo el Peje

En los cuernos de la luna está López Obrador porque aventaja a todos como candidato presidencial, lo que no es ninguna gracia pues los otros partidos aún no tienen candidato, sólo prospectos y él va solo por ahora.

Es candidato desee hace 17 años en que ilegalmente está en campaña, por ser el amo en su partido Morena y nadie se atreve a brincarle otras pulgas en su petate, porque lo elimina.

Signo de lo que sería como presidente: un  dictador, como los Castro de Cuba, Maduro de Venezuela, y los dictadorzuelos que Hugo Chávez prohijó: en Ecuador Rafael Correa, Evo Morales en Bolivia, Daniel Ortega (hasta puso a su mujer de vicepresidenta, para no perder el control) en Nicaragua, y los Kirchner en Argentina, que afortunadamente ya pasaron.  

Revienta de contento Andrés Manuel por los empresarios y magnates que ahora lo siguen, alentados dizque porque ha cambiado de ser intransigente y autoritario a un candidato amoroso (paladín del “amor y paz”), aunque para mucha gente no pasa de ser “un lobo con piel de oveja”.

Olvidan que sólo disfraza su talante autoritario, y  volverá a adoptarlo cuando le plazca, por aquello de “genio y figura hasta la sepultura”, lo mostró desde jefe estatal del PRI en Tabasco, cuando intentó tenderle una camita al gobernador Enrique González Pedrero.

Sus nuevos partidario no ponderan que sus propuestas de gobierno son simples puntadas, como aumentar por decreto hasta las nubes el salario mínimo, mejorar la economía de la noche a la mañana, construir un aeropuerto nacional y otro internacional  en la CDMX  (distantes 35 kilómetros, que resultaban más molestos y costosos para los pasajeros) y acabar con la corrupción de plomazo, aunque es uno de sus clientes.

Que lo diga el dinero que le sacó al PRI para lanzar un candidato a gobernador que le quitara votos a Miguel Ángel Yunes Linares el 5 de junio pasado en Veracruz, y a Moreno Valle por no formar su partido un bloque izquierdista en Puebla contra el delfín Toño Gali, entre otros casos.

En Veracruz no dudó en recibir la lana de manos de Javier Duarte, el exgobernador que el PRI esconde en alguna parte, por complicidad con funcionarios federales a quienes surtió con millones.

Eluden que él impuso a José Luis Abarca de candidato de Morena a alcalde de Iguala, pese a su complicidad con la mafia de Los Rojos, que masacró a los normalistas de Ayotzinapa; lo que él y sus compinches le cargaron al gobierno de Peña Nieto, que no supo defenderse.

En el dengue lo ayudaron Delfina Gómez, hoy candidata de Morena a gobernar el Edomex,  y Yeidckol Polevnsky (Citlali Ibáñez Camacho), una de las más cercanas colaboradoras de Amlo; ambas negociaron la llegada de Abarca a alcalde de Iguala.

Por cierto, los mítines de Delfina se ven muy nutridos en cualquier punto del Edomex por los grandes acarreos de gente de Texcoco, donde ella fue alcaldesa, y así el Peje presume como apabullante el pegue de Morena en la entidad.

El “Jefe” Diego  twitió que Amlo teme que Josefina Vázquez Mota sea la candidata del PAN  en Edomex y Margarita Zavala resulte abanderada presidencial, porque “sabe que es menos entre mujeres destacadas”.   

¿Recordarán los magnates que se unen al Peje que éste carece de preparación académica, y así quiere imponer  sus fórmulas técnicas para resolver los grandes problemas del país?

Pasó por Ciencias Políticas de la UNAM, donde reprobó 8 materias, no tuvo derecho de examen en 7, pero el rector Juan Ramón de la Fuente (que deseaba ser su secretario de Gobernación) le otorgó el título profesional.

Acaba de acusar a marinos que atacaron a narcos en Tepic de matar a niños,  y cuando la Armada lo desmintió, defendió a los criminales, pues –según él- fueron masacrados como si no fueran seres humanos. 

¿Querría que los mílites no repelieran el ataque y fueran masacrados con armas de alto poder por los mafiosos?

¿Será por sus nexos con éstos? Así da la razón a quienes reiteradamente lo acusan de ello. ¿Por qué no lo ha desmentido?

Breves apuntes sobre quien ya se cree futuro Presidente de México.

llamascallao@hotmail.com

@chavafloresll

 

 

Comentarios

comentarios