fbpx OTRAS INQUISICIONES: Racismo  | Almomento | Noticias, información nacional e internacional
Pablo Cabañas Díaz/ 
Con Donald  Trump,  como presidente de los Estados Unidos se han  registrado más de 700 ataques racistas. Un gran incremento. Las expresiones discriminatorias de  los seguidores de Trump, y de funcionarios de su gobierno contra hispanos, afroamericanos, musulmanes, mujeres, judíos, gays y lesbianas auguran crecientes tensiones y conflictos internos.
Fue en el surgimiento de  Estados Unidos como nación  cuando  Alexis de Tocqueville puso de manifiesto la gravedad del problema racial en los Estados Unidos. El pensador francés explicaba en el siglo XIX  cuál era la relación entre las tres razas que habitaban el territorio de ese país ―la india, la negra y la blanca― en el capítulo décimo del primer libro de “La democracia en América”, Tocqueville se refiere a los excesos de la población blanca contra los indios nativos en su progresiva colonización del oeste y a las consecuencias de la sumisión de la raza negra a la esclavitud.
Cuando Tocqueville escribía esta obra, en 1835, la esclavitud ha sido abolida en la mayoría de los Estados del Norte del país, pero para su sorpresa el resultado inmediato de la abolición no fue un mayor entendimiento o una mayor igualdad entre blancos y negros sino un mayor distanciamiento entre ellos. La razón es que en esas circunstancias “la desigualdad se graba en las costumbres a medida que se borra en las leyes” . Según Tocqueville las consecuencias de la esclavitud permanecen en las costumbres debido al carácter específicamente racial de la esclavitud moderna. A este respecto, las diferencias entre la esclavitud de la Antigüedad y la de la Edad Moderna son fundamentales.
Bastaron poco años para mostrar que las observaciones del pensador francés eran una realidad. En 1857, un esclavo –llamado Dred Scott– se le ocurrió recurrir a la Suprema Corte pidiendo su libertad, argumentando que el texto de Declaración de la Independencia establece que todos los hombres son “libres” e “iguales”. El tribunal lo puso en su lugar al fallar que el esclavo no podía reclamar su libertad, porque no era “una persona, sino una propiedad”, es decir, una cosa, la deshumanización racista brotando del derecho absoluto de la propiedad privada capitalista
Tocqueville consideraba que la única solución para remediar el problema racial en Estados Unidos se daría a partir de un cambio radical en las costumbres sociales mediante la mezcla entre los blancos y los negros.  Incluso  creía que el remedio  al racismo era el mestizaje, algo que no puede ser alcanzado mediante leyes o acciones políticas. La mezcla entre blancos y negros conseguiría borrar el estigma de la raza negra y disolver la asociación entre la raza y la condición de esclavos. De modo que, a la abolición jurídica de la esclavitud era necesario que le siguiera  la mezcla social. Lamentablemente, el mestizaje en ese país le pareció especialmente difícil debido al orgullo racial del hombre blanco de los Estados Unidos.

Comentarios

comentarios