fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.—  El viernes pasado, un perro de la raza pitbull atacó a una mujer de 74 años de edad, hasta dejarla muy grave. Más tarde, la víctima, identificada como Celina “C”, falleció en un hospital a causa de las heridas provocadas por el can.

A pesar de ello, un juez capitalino dejó en libertad al propietario del perro pitbull que atacó a la Celina, quien trabajaba como su empleada doméstica en un departamento de la colonia Condesa.  Los hechos ocurrieron el 21 de mayo, alrededor de las 19:00 horas.

Autoridades de la Fiscalía capitalina revelaron que el juez que recibió el caso calificó de no legal la detención del hombre, identificado como Zvi Ziman Zychlinski, un ciudadano mexicano de padres judíos y quien vivía en uno de los departamentos del edificio 419 de la calle Campeche.

A pesar de que  Zvi Ziman era el propietario del pitbull, no se encontraba en el lugar del ataque al momento en que éste se suscitó. Para cuando llegó a su departamento, los policías ya estaban ahí y los paramédicos buscaban ayudar a la mujer .

Entonces, los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana lo detuvieron y presentaron en el Ministerio Público de la Fiscalía en Cuauhtémoc por el delito de lesiones culposas; sin embargo, poco después cambió a homicidio culposo, pues la señora Celina murió en el hospital.

El juez consideró que no existía flagrancia al momento en que Zvi Ziman fue arrestado, por lo cual determinó dejarlo en libertad.

De acuerdo con  carpeta de investigación CI-FICH/CUH-2/UI-3C/D/00006/05-2020, la mujer solía “molestar” al perro con la andadera que usaba para desplazarse. Por eso, supone el dueño del pitbull, pudo haberla mordido.

La mujer  presentaba  mordeduras en ambos brazos, piernas, y en numerosas partes del cuerpo. Los paramédicos la estabilizaron y se la llevaron al hospital Rubén Leñero.  Sin embargo, las lesiones fueron de tal gravedad que, horas después, falleció.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios

Por Redacción/dsc

Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.