fbpx
Tomás Zerón

CIUDAD DE MÉXICO.— Gracias a los lazos que tejió con vendedores de tecnologías de seguridad israelíes durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, Tomás Zerón, extitular de la Agencia de Investigación Criminal, pudo viajar a la ciudad de Tel Aviv, Israel, para escapar de las autoridades mexicanas, reveló la revista Proceso.

Además, Proceso publicó una fotografía de Tomás Zerón, investigado por tortura a implicados en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en donde se les observa con barba y sonriendo a la cámara. La imagen fue obtenida por periodistas que participan en la investigación Proyecto Cártel, coordinada por Forbidden Stories.

Tomás Zerón es buscado por las autoridades mexicanas por los delitos por tortura y desaparición forzada, así como por malversar mil 102 millones de pesos de recursos de la extinta Procuraduría General de la República (PGR).

Tomás Zerón, presuntamente en la ciudad de Tel Aviv. Foto: Proceso

Consultada en el marco de esta investigación –en la que participaron 60 periodistas de 24 medios en 18 países, entre ellos Proceso–, una fuente en Israel indicó que el exfuncionario de confianza de Peña Nieto pudo entrar al país de Medio Oriente gracias a sus contactos y amistades en el sector” del ciberespionaje, resaltó Proceso.

Entre los personajes cercanos a Zerón figuraría el empresario israelí Avishay Samuel Neriya, quien es socio del empresario Uri Emmanuel Ansbacher en la empresa BSD Security Systems, que vendió sistemas de espionaje a agencias mexicanas de seguridad, entre ellas la PGR, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) o el Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen).

⇒ Además, Ansbacher fue el principal distribuidor de los productos de la empresa NSO en México, entre ellos el célebre spyware Pegasus, utilizado para intervenir de manera ilegal los celulares de periodistas, defensores de derechos humanos, diplomáticos extranjeros y políticos, entre otros.

Te recomendamos: 

Juez ordena detener a Tomar Zerón por el caso Ayotzinapa

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios