fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero (AlmomentoMX).- “Si Trump impone un 20% de aranceles a todos los productos mexicanos que son exportados a Estados Unidos, los primeros que van a pagar esos incrementos son los ciudadanos estadounidenses”, dijo Enrique Vargas del Villas, Presidente de la ANAC. “Poner ese 20% es inaceptable, es ignorar la existencia del TLC, pero quien recibirá sanciones al hacerlo de forma unilateral, es Estados Unidos”.

Nosotros como mexicanos debemos esperar que sea Trump quien acabe con el TLC, para que sea quien reciba las penalizaciones correspondientes, o en su caso renegociarlo, pero sólo aceptaremos condiciones favorables para nosotros, no sólo para Trump, advirtió el también alcalde de Huixquilucan, Estado de México, a nombre del Comité Ejecutivo Nacional de la ANAC, institución que representa a 461 alcaldes panistas en todo el territorio mexicano.

Estados Unidos compra a México el 62% de vegetales que consume, 35% de frutas, 16% de comida para hornear, 14% de comida conservada, 10% de carnes, y si a todo esto le van a imponer un 20% de aumento, lo primero que van a causar es que sus ciudadanos sufran este encarecimiento; nuestras economías están muy engarzadas, señaló el Presidente de la ANAC.

Además, si a la larga el proteccionismo de Trump pone en aprietos a los productos de México, primero tendrá el presidente de EU qué pensar dónde va a comprar todo lo que exportamos a su país. México hoy exporta un 82.6% (INEGI) a Estados Unidos,  pero puede y debe diversificar sus exportaciones a América Latina, a Europa, y a China y Japón, a donde actualmente exportamos menos del 1%. No debemos depender a ese grado de un solo país, explicó Vargas del Villar.

Los alcaldes de Acción Nacional siempre defenderemos a la economía familiar, queremos que México llegue a una posible renegociación de este tratado con propuestas claras y serias que sean útiles a los intereses de nuestros ciudadanos.

Por ello estamos proponiendo las siguientes medidas para un posible nuevo TLC:

1.-Queremos que sea incluida una cláusula de movilidad laboral en el TLC. Esto es, que los mexicanos que sean contratados por empresas para trabajar en Estados Unidos, reciban facilidades para su estancia en ese país. De la misma manera, los estadounidenses que sean contratados por empresas para trabajar en México, tengan las condiciones administrativas para facilitar su trabajo.

2.-Debemos integrar el establecimiento de un acuerdo mediante el cual los alcaldes fronterizos de ambos lados del Río Bravo, puedan fortalecer los lazos económicos y de colaboración en seguridad, comercio, inversión y cultura.

3.-Debemos impulsar que se incluyan acuerdos de las alcaldías mexicanas con Cámaras de Comercio de Estados Unidos, para capacitar de forma especial la mano de obra mexicana, y generar de esta manera los perfiles laborales específicos que requieran las empresas estadounidenses.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios