fbpx

Por: José Cruz Delgado

El PRI Promueve la Participación Política de la militancia

Dicen que Alfonso Martínez Alcázar fue un pésimo alcalde en Morelia, pero que el actual, el morenista Raúl Morón Orozco lo rebasa con mucho, además de que ha permitido el plantón de los maestros de la CNTE en el Centro Histórico, lo que ha traído como consecuencia la baja de turistas y pérdidas millonarias al comercio.

Hay que recordar que el mismo Morón Orozco fue líder de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, enseñó a los maestros a tomar oficinas públicas, bloquear correteras, tomar casetas de peaje y a realizar plantones y que por esa razón se ha quedado callado porque no tiene calidad moral para decirles algo.

Como presidente municipal de la capital michoacana tiene la responsabilidad de actuar conforme a la ley, pero prefiere guardar silencio haciéndose cómplice del actuar de los maestros que por más de un mes abandonaron irresponsablemente dejando a miles de niños sin clases.

Presume que la inseguridad ha bajado pero la percepción de los morelianos es otra muy distinta.

El PRI dio a conocer el Programa para Promover la Participación Política de la militancia a través de las Redes Sociales y el “Ser Oposición”. El objetivo de dicho programa es promover la participación de la militancia a través de las redes sociales y que comprendan el papel que tienen como oposición, por ello será a través de un programa de capacitación que se realizará en los 24 distritos de la entidad, el cual está dirigido a los regidores, presidentes de los Comités Municipales junto con sus estructuras y a los encargados de las áreas de redes sociales así como liderazgos representativos, de manera inicial.

Este programa está dirigido a la militancia priista para que puedan comprender cuál es el papel que juegan actualmente como oposición, la importancia de hacerlo y la trascendencia de las mismas, en la actualidad.
Imagen integrada

Hablando del tricolor, se dice que atraviesa por una severa crisis, pero no por eso deja de trabajar, si bien perdió una batalla no está muerto, al menos en Michoacán, pues el priismo de la mano de su presidente Víctor Silva Tejeda busca recuperarse de su herida.

Muchos creen que no se levantará, pero en las elecciones intermedias puede dar la gran sorpresa porque se está acercando a la militancia, busca que vuelvan a creer en el tricolor y eso sus seguidores lo ven con buenos ojos y además cuenta con una estructura sólida que le da cierta ventaja ante otros partidos.

Ningún partido es invencible y así ha quedado demostrado y MORENA no será la excepción, sobre todo si gobierna con soberbia como lo está haciendo.
Imagen integrada

Además, en agosto será renovada la dirigencia nacional del PRI y sin duda, quien quede surgirá de las bases lo que la dará credibilidad y la esperanza de recuperar más espacios.

El priismo sigue vivo en el país y eso será demostrado en agosto venidero. En las filas del tricolor hay figuras de prestigio por lo que la militancia debe escoger muy bien a su nuevo líder, o lideresa que se interese realmente en el rescate del priismo y no cometa el error de menospreciar a las bases y para lograrlo deben hacer de lado los intereses de grupo o personales.

Los priistas saben trabajar, saben que será una tarea titánica pero no imposible. Si bien el gobierno federal y su partido MORENA están o quieren comprar conciencias a base de dinero, hay quienes están convencidos de su ideología y esa no la venderán a ningún precio y estarán listas para competir de la mano del tricolor.

Con el pasar del tiempo, los que creen que MORENA es un partido único en el que pueden creer, muy pronto se darán cuenta que lo que busca el gobierno federal es un gobierno absolutista.

El PRI sabe que se cometió el grave error de alejarse de las bases y ya no lo quieren volver a repetir, por eso en Michoacán están trabajando con ella. De la derrota aprendieron y será una base fundamental para su retorno y ganar.

Quien logre dirigir al PRI próximamente deberá ser una figura carismática, con liderazgo para que los jóvenes vuelvan a creer en él. No necesariamente debe dirigir al tricolor una figura pública relevante, pues a nivel regional hay muchos y muchas que pueden sacarlo adelante, solo es cuestión de dejarlos llegar, que los mismos de siempre no les cierren el paso, que no les trunquen sus aspiraciones.

Comentarios

comentarios