fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre (AlmomentoMX).- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que los presuntos delincuentes que detuvieron a militares durante el operativo en Culicacán, Sinaloa para detener a Ovidio Guzmán López estaban drogados e incluso ofrecían las sustancias a los militares.

“Hay personas que están en el crimen organizado y ya con un nivel de descomposición extremo. Por lo general los que cometen estos actos, de crímenes de asesinatos, por lo general son gentes drogadas, eso está probado. Cuando están en la acción, en os enfrentamientos, la mayoría drogados. En una enajenación, una situación irracional, completamente, eso está probado. Tenemos datos ahora en Culiacán, cuando detienen a unos militares, los que los detienen, los apresan estaban drogados y ofreciéndoles droga a los militares”, comentó.

Afirmó que si bien se han enfrentado situaciones difíciles, su gobierno no cambiará la estrategia de seguridad que se basa en atender las causas que originan la violencia e inseguridad, pues tiene la seguridad de que es la forma más eficaz y más humana de enfrentar esos flagelos en el país.

Apuntó que estas personas, cuando están en enfrentamientos, actúan bajo el efecto de sustancias tóxicas. “Es una enajenación, una situación irracional completamente”, dijo.

Como ejemplo, contó que en el operativo de Culiacán, realizado el 17 de octubre, cuando militares fueron detenidos por miembros del crimen organizado, estos se encontraban drogándose y ofreciéndole narcóticos a los elementos.

Indicó que casos como el de Culiacán y la tragedia de la familia LeBarón, en el norte del país, son lamentables, “pero esto no nos va a desviar, al contrario, en las crisis -aunque sean transitorias- se definen más las posturas”, dijo al mencionar que esos hechos despertaron “los afanes autoritarios de uso de la fuerza y todo esto que llevó en su momento a declarar la guerra al narco”.

Reiteró que su estrategia para combatir la situación de violencia es atender las causas que la originan a partir de programas sociales y bienestar.

“Sí nos va a llevar tiempo, pero vamos bien y, al no haber complicidad entre autoridades y delincuencia, nada de que vamos a respetar a los delincuentes, no. El que comete un delito, va a ser castigado”, manifestó.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario federal aseveró que la estrategia no es una ocurrencia e incluso está escrita en el Plan Nacional de Desarrollo de manera clara, “es algo que hemos analizado durante mucho tiempo, vamos a seguir actuando de la misma manera”, sostuvo al tiempo que agradeció a los ciudadanos que le han dado su respaldo.

“Se necesita sacar adelante la transformación y enfrentar todas las adversidades y vamos bien que no hay duda de que vamos muy bien y que vamos a ir superando todo esto que es una herencia de una política fracasada que nunca más se volverá a aplicar en el país”, indicó el jefe del Ejecutivo federal.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios