fbpx

Por EDGAR GONZÁLEZ MARTÍNEZ
Lo primero es salvar la vida, pero también los ingresos familiares: Coparmex

La recuperación de los empleos requiere del diálogo social entre las empresas, los trabajadores y el Gobierno; solo así podremos enfrentar con éxito la crisis por la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, y la caída de los empleos formales. Por supuesto -señala la Coparmex-, reiteramos que la prioridad para todos debe ser salvar el mayor número de vidas, mantener la economía a salvo a pesar de la contingencia, preservar las empresas y los empleos y, así, salvaguardar el ingreso de las familias. Tan sólo en la capital de país los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), suman 118 mil 417 patrones que, en conjunto, generan más de 3 millones 400 mil fuentes de trabajo. Tomando como base esos datos, las medidas de apoyo para fortalecer el ingreso familiar van en el sentido correcto, pero siguen sin ser suficientes y deben ampliarse.

Ante este panorama y la inminente detención de la producción, y consecuentemente el choque de oferta que traerá consigo, consideramos necesarios los siguientes puntos:

1) Es preciso generar los esquemas temporales de apoyo a la liquidez de las empresas para que puedan mantenerse, así como definir los mecanismos para que, en su momento, pueda reactivarse la economía con medidas sanitarias estrictas. Mientras más tiempo se retarden las medidas, dicha reactivación tendrá mayores costos para toda la sociedad.

2) Generar un ambiente de confianza, de solidaridad entre Gobierno y empresas que permita un verdadero aliento a la inversión.

3) Una enorme responsabilidad social y generosidad de los empresarios para con sus trabajadores.
Creemos que hoy, lo que la sociedad exige, es un mayor entendimiento entre todos los actores sociales, económicos y el Gobierno, con el fin de que juntos podamos salir adelante de esta crisis sanitaria y económica.

Preocupa a concesionarios del transporte público la falta de pasaje.

Al respecto, la Fuerza Amplia de Transportistas (FAT), ha sufrido un deterioro que va del 75 al 90 por ciento la caída del pasaje, la cual se ve doblemente agudizada porque para ofrecer el servicio y sus pérdidas no sean superiores, han implementado turnos para trabajar un día las placas pares y otro las nones.

“Es urgente que el gobierno de la Ciudad de México comience a cumplir con los compromisos como lo acordó con nosotros, a través de la Secretaría de Movilidad, de darnos el apoyo de 4,000 pesos mensuales como subsidio al combustible, porque a pesar de que no hay pasajeros, nosotros continuamos ofreciendo el servicio”, expresó Nicolás Vázquez Figueroa, vocero del FAT.

Y en el aspecto aeronáutico, la caída del pasaje también se agudiza.

Volaris reportó los resultados preliminares del tráfico de pasajeros para marzo 2020. Durante el mes la empresa transportó un total de 1.57 millones de pasajeros, lo cual implica una disminución anual de -12.8%. El decremento en el número de pasajeros fue considerable, y se reflejó tanto en vuelos nacionales como internacionales, sin embargo, el impacto fue más pronunciado en los vuelos internacionales al caer -16.1% respecto a marzo del año anterior, mientras los domésticos disminuyeron en -12.1%. La reducción en el número de pasajeros es comprensible considerando el entorno actual, y el impacto que ha tenido la pandemia del COVID-19. Es razonable que uno de los sectores más afectados sea el de las aerolíneas, mismas que han aplicado las medidas de salud y seguridad necesarias requeridas para mitigar el impacto. Los gobiernos también han tomado medidas para remediar la situación, así como controlar o restringir el tráfico de pasajeros del país. A diferencia de los reportes de los primeros dos meses del año y del 2019, en los cuales se había reflejado el eficiente desempeño de la aerolínea con incrementos sólidos y constantes, este es el primer mes en el que vemos el impacto de la crisis de salud en el tráfico de Volaris, el cual generó una caída significativa en la demanda. La reducción se reflejó en los indicadores operativos; los asientos disponibles por milla (ASMs) disminuyeron en -5.6% (vs marzo 2019), lo cual implica que la capacidad de la aerolínea vio un retroceso por la pandemia. Asimismo, la demanda de asientos reservados medidos en RPMs registró un decremento de -10.3%. El factor de ocupación se situó en 82.3%, esto implica una pérdida de -4.3 puntos porcentuales. Destaca que el factor de ocupación internacional de 73.9%, es el más bajo registrado desde finales del 2018, lo cual refleja la gravedad y la manera en que puede afectar una crisis de esta naturaleza a las aerolíneas. Por otro lado, comparando su desempeño contra las demás aerolíneas, si bien fue considerablemente afectado, sigue teniendo mejores métricas que varios de sus competidores principales, como es el caso de Aeroméxico que tuvo una reducción de -41.5% en pasajeros, -43.4% en RPKs y -26.9% en ASKs.

Empieza la temporada de reportes trimestrales en Estados Unidos.

Las primeras en enviar sus reportes, son las financieras, a partir del 14 de abril con J.P.Morgan Chase and Co. En general, para todos los sectores, se espera que los resultados no sean favorables, dado que las circunstancias han cambiado drásticamente durante el último mes, debido a la constante propagación del coronavirus y las medidas tomadas por los diferentes gobiernos. Dentro de estas últimas se incluyen el paro de operaciones en diferentes sectores y obligaciones a las personas de permanecer en sus casas. Esto repercutió de manera importante en los estimados de utilidades e ingresos para el primer trimestre de 2020, principalmente porque se espera una afectación tanto del lado de la demanda como en la oferta. De esta forma, el estimado de ventas del S&P 500 para el 1T20 apunta a un incremento de +1.4% y una contracción a nivel de utilidades de -5.5%.

www.agendadeinversiones.com.mx

Comentarios

comentarios