domingo, febrero 25, 2024

LIBROS DE AYER Y HOY: PRI, PAN, PRD. a la basura de la historia

Teresa Gil
laislaquebrillaba@yahoo.com.mx

Fuera de las faramallas apocalípticas que tuvimos que soportar por largas horas en San Lázaro, lo que quedó nítidamente expuesto muy a su pesar, fue una traición al pueblo de México y la envalentonada miseria de unos mentirosos. Hasta los personajes históricos del pasado fueron usados por vividores de largo alcance, para justificar principios que nunca cumplieron. Fue una jornada fea y sucia de opositores que ya uno conoce, pero que ahora develaron ante la nación lo más podrido que tienen: el odio al pueblo que tanto robaron. La reforma presentada por el actual gobierno es flexible, se dejaban derechos y se permitía el compartido justo. No había un sabotaje, ni desatención, solo se protegía lo que es justo en un pueblo soberano, los bienes de la nación. Pero si para la runfla de políticos amaestrados en el saqueo, rodeado de golpeadores, eso no vale y tienen acaparado un sector en las decisiones, es el pueblo el que debe despertar con más alientos: no hay más. La traición a la patria no puede quedar impune.

LA EXHIBICIÓN FEMENINA DE LA PARIDAD EN LA MÁS POBRE EXPRESIÓN
La presencia de dos mujeres manchadas por graves denuncias, Márgara Zavala esposa de Felipe Calderón y Edna Díaz expuesta públicamente al lado del cabildero Paolo Salerno, fueron la demostración clara de que el género no tiene nada que ver en los cambios de un país, si no se asume otra actitud ante el poder. A lo largo de las décadas, con las pocas mujeres que asumían las esferas, incluso con algunas al frente del entonces poderoso PRI, nunca se vio cambio alguno porque se mostraban los mismos caracteres de ese partido: la corrupción y la complicidad. Las dos mujeres mencionadas quedan signadas como partícipes directas de esa corrupción, aunque ambas sean de otros partidos diferentes al PRI, el PAN y el PRD, pero formando parte del mismo grupo Va por México. La que fue considerada por los convencionales como primera dama, término decadente, en un país de más de 60 millones de mujeres, exhumaba indignación desde su curul, al ver el peligro de perder sus intereses. Pero falsa percepción de la señora, ya la familia está plenamente pertrechada con lo que le pagó la empresa Avangrid, filial de Iberdrola, al esposo y los guardadotes que dejó la presidencia. La traición a la patria los vale. Respecto a la otra, a la que en su casa la conocían, se debatía con fruición y en voz alta, como si estuviera defendiendo los derechos más preclaros. Todo una bajeza.

LOS MEDIOS ENSEÑARON SU POSTURAS, MUCHA MISERIA, ANTE COHERENCIA
Como era de esperar, los medios opositores, los que vivieron por décadas del dinero público, se dieron el gusto de calificar la no aprobación de la reforma como un fracaso de la 4T y ya aventuran lo que puede suceder en el 2024, como aves agoreras que esperan recuperar la presa. El espectáculo absurdo de los que gritaban datos, se enorgullecían del pasado y se llamaba a una defensa de los intereses nacionales que nunca hicieron, quedó grabado ante la población. No se puede tirar la piedra y esconder la mano. Ya la historia los había juzgado y estaban en su basurero, pero ese efecto aún se expresará en los hechos. En el caso de la reforma eléctrica se precisaba, por norma, una votación especial. Esa posibilidad se les escapa en lo demás, donde expresan su verdadera pequeñez. Por más que vociferen y personajes minúsculos como el Alito den la pauta como ha sucedido en otros tiempos y se extiendan al pasado para tratar de extraer una supuesta grandeza, su propia traición los vetó. El basurero histórico no es tan cómodo.

Artículos relacionados