martes, mayo 28, 2024

Las Unidades de Igualdad de Género, 23 años después, abandonadas, sin infraestructura y con una débil normatividad

Sara Lovera

CIUDAD DE MÉXICO / SemMéxico.- Las Unidades de Igualdad de Género, garante de una política para la igualdad, están débiles, sin recursos, sin programas, segregadas a pesar de que fueron, institucionalizadas hace 23 años para operar en los tres niveles de gobierno. Hoy están en el abandono, y dejaron de ser son la palanca de la política nacional de género.

Estas unidades fueron creadas, para crear una cultura institucional contra la desigualdad, discriminación, violencia y exclusión de las mujeres, o sea transversalizar la política oficial de género. Por ley deben operar dentro de las dependencias, como áreas estratégicas para acceder a la igualdad entre mujeres y hombres.

Pero hoy trabajan, muchas, sin infraestructura, poco personal, y sin presupuesto. “No están a la altura” para garantizar la igualdad, reconoció la presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Marcela Guerra Castillo.

Lo dijo en lo que fue un examen general de la condición de estas instancias, que se institucionalizaron en el año 2000, cuando nació el Instituto Nacional de las Mujeres, cuando por primera vez formaron parte del Plan Nacional de Desarrollo. Las diputadas quieren saber sobre su situación, cosa que ello se hizo este encuentro para, entre otras cosas, planear el presupuesto de 2024.

El examen de estas Unidades, donde Guerra Castillo, habló tras escuchar las experiencias, las demandas y descripciones de una docena de titulares de estas oficinas. Escuchó sobre los déficits con que trabajan, cuando una de sus tareas es prevenir las violencias contra las mujeres. Sorprendió que no existen estas unidades en los Congresos Locales, no obstante, un acuerdo de 2019 para establecer su unificación y visión.

La creación de estas unidades, que por ley deben funcionar en todas las dependencias federales, estatales y municipales, incluso en los órganos desconcentrados, “no fue una dádiva”, dijo ahí, Flor Dessiré León Hernández, directora de la Unidad Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación del Instituto Nacional Electoral, INE, y agregó que son una obligación del Estado, para abonar a la igualdad sustantiva en todos los órdenes de gobierno y dijo “deben dotarse de fortaleza normativa, delimitación de competencias y presupuesto”.

El Examen

El examen del desempeño de las Unidades de Género fue una iniciativa del Grupo Plural de Igualdad Sustantiva, que coordina la diputada morenista Aleida Alavés Ruiz, y se denominó “Diálogo con las Unidades de Igualdad de Género Integrantes del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres”.

El propósito fue conocer sus avances, necesidades y retos, tomando en cuenta que son parte estratégica de la política de género, que en esta administración ha carecido de interés y presupuesto. Hoy, se dijo en el encuentro, habría que pensar en consolidarlas o desaparecerlas.

La diputada Alavés Ruiz dijo estar consciente de la obligación de la Cámara de Diputados para generar adecuaciones legislativas. Y anunció, tras la discusión, que serán permanentes las mesas de trabajo para el análisis del Presupuesto de Egresos de la Federación 2024, de modo que se habiliten recursos dentro del “Anexo 13”, donde desaparecieron prácticamente. Se necesita, dijo que operen adecuadamente.

Fueron establecidas por primera vez, hace 23 años, dentro del Plan Nacional de Desarrollo; en el plan 2023-2018 por primera vez hubo cambios y presupuesto, se fortaleció institucionalización, en la administración pública, para cumplir con las obligaciones pactadas con Naciones Unidas. Hoy están desdibujadas y se habla de institucionalizar lo que se hizo entonces.

En la reunión la diputada de Movimiento Ciudadano, Amalia Dolores García Medina dijo que dijo que para la diputación estas unidades deben tener un mayor presupuesto, porque explicó, además, se han abandonado las unidades en los congresos locales, en algunos dejaron de existir, ya que, como dijo la también emecista Mirza Flores Gómez en lo legislativo es primordial generar una iniciativa para que los congresos locales instalen una Unidad de Igualdad de Género.

Desde la oficialidad María Margarita Cortés Cid, directora del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Instituto Nacional de las Mujeres presentó un Diagnóstico de Unidades de Igualdad de Género, que reveló la necesidad de fortalecerlas, ante los desafíos del Estado mexicano en materia de igualdad. Y dijo que estas unidades son actoras clave de la política nacional de género, previstas en la ley.

Destacó que hace falta una iniciativa es vital, para fortalecer su normatividad, dijo, “para la institucionalización de las Unidades de Igualdad de Género, a fin de que cuenten con presupuesto para la igualdad y tengan anclaje institucional con mayor nivel de articulación y competencias.

La vicepresidenta de Mesa Directiva, diputada Joanna Alejandra Felipe Torres (PAN), habló de la unidad entre diputadas. Blanca Alcalá Ruiz del PRI, vicepresidenta de la Mesa Directiva, dijo que hay que tomar compromisos y que es tiempo de institucionalizar las unidades de género. Parece que no lo están. Tanto que la morenista María Clemente García Moreno instó a las dependencias que no tienen unidades a instalarlas ya ¡

Otra morenista, Olimpia Tamara Girón, por aquello de que no hay dinero para capacitación, dijo, “Si el servidor público no tiene la capacidad de entender estos temas ¿cómo va a dar un adecuado servicio?”. Estas unidades, dijo Lidia Pérez Bárcenas deben abarcar los temas de inclusión y diversidad. “Esta mesa de diálogo debería quedarse de manera permanente”. Cosa que se anunció más tarde.

La diputada de Morena, Marisol García Segura, les explicó que las unidades de género son un mecanismo necesario para encauzar las acciones institucionales a fin de alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres, por lo que es indispensable que estas velen por la paridad a nivel directivo y técnico.

Hablan las Titulares de las Unidades de Igualdad de Género

La directora general de la Unidad para la Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Yuriria Guadalupe García Núñez, marco la necesidad de institucional, la capacitación, la sensibilización en materia de género y su institucionalización en las dependencias federales.

La coordinadora sectorial de Igualdad de Género y Programas Transversales de la Secretaría de Educación Pública, Dinorah Atlántida Ugalde Reza, indicó que para garantizar la perspectiva de género es fundamental institucionalizar las Unidades de Igualdad de Género, pues ello permitirá una deconstrucción cultural.

La titular de la Unidad Técnica para la Igualdad de Género del Senado de la República, Sulma Eunice Campos Mata, propuso que las unidades estén conformadas como un órgano técnico, a fin de que impulsen y especialicen medidas en materia de paridad al interior de las entidades administrativas; además, que el presupuesto no esté condicionado.

En su turno, Nimbe Durán Téllez, titular de la Unidad de Género e Inclusión de la Comisión Federal de Electricidad, explicó que las unidades requieren de una doble visión, tanto hacia adentro de las instituciones como hacia afuera, a fin de incidir en la reducción de las desigualdades de género desde el ámbito de competencia de cada una de las instituciones, mediante el desarrollo e implementación de políticas públicas de igualdad.

Coatlicue Nieto Pérez, secretaria técnica de la Comisión para la Igualdad de Género del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, solicitó a las legisladoras el apoyo para dotar a los órganos jurisdiccionales del marco jurídico que permita cumplir con su labor y garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, de manera particular incorporando una sanción sobre el acoso y hostigamiento sexual.

Martha Juárez Pérez, titular del Centro de Estudios Legislativos para la Igualdad de Género del Congreso de la Ciudad de México, resaltó la relevancia de la Plataforma de la Conferencia de las Mujeres de 1994 en Beijing, pues fue el parteaguas para establecer los mecanismos de adelanto de las mujeres tanto en los Congresos como en los Poderes Ejecutivos. Esto desde hace 30 años.

La directora de Género y Salud de la Secretaría de Salud, Norma San José Rodríguez, dijo que es necesario que a las Unidades de Género se les dé un nivel normativo-jurídico dentro de las dependencias y secretarías de Estado.

En tanto, la titular de la Unidad de Igualdad de Género de la Fiscalía General de la República (FGR), Marisol Nashiely Ruíz Ruvalcaba, planteó la necesidad de que estas instancias federales actúen bajo una perspectiva de género integral, es decir, que atienda la discriminación y otras violencias, así como las medidas de protección, y que en la actualidad sólo consideran elementos de corrupción o financieros.

Yunuen González Sánchez, coordinadora de la Unidad de Género de la Secretaría de Gobernación, propuso que el personal de las unidades de las dependencias gubernamentales sea capacitado constantemente, con el objetivo de que las mujeres denunciantes se les acompañe y respalde adecuadamente.

La directora de Proyectos Estratégicos y titular de la Unidad de Género de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Elizabeth Sánchez Mayorga, expuso que las unidades de género requieren respaldo institucional para la transversalización de la perspectiva de género, tanto en la cultura organizacional como en la intervención de estrategias y que el presupuesto sea coordinado por estas instancias.

Por último, la titular de la Unidad de Igualdad de Género de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, Ángela Alfarache Lorenzo, destacó la importancia de este encuentro para aclarar al Legislativo qué son estas unidades, sus funciones, atribuciones y su competencia al interior de las instituciones. “La grave problemática que hay en las instituciones es la violencia laboral, incluyendo el acoso y el hostigamiento, pero centrarse en ello ha opacado otros aspectos”.

Necesario, hacer valer y cristalizar la igualdad en la vida diaria y en la cotidianidad: diputada Marcela Guerra

Al final la presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Guerra Castillo (PRI), afirmó que la igualdad nadie la puede regatear, es constitucional y se tiene que hacer valer y cristalizar en la vida diaria y en la cotidianidad.

Al participar en el diálogo con las Unidades de Igualdad de Género integrantes del Sistema Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, dijo que se debe eliminar la discriminación que sigue siendo una práctica verdaderamente lamentable y que se manifiesta de muchas formas.

Es necesario, afirmó, conocer qué hace falta desde la infraestructura, los recursos para su operación, hasta las reformas que requieran.

Por ello, celebró este espacio de diálogo que permite escuchar a las titulares de las unidades para que compartan todo lo que está funcionando en sus dependencias y señalen las barreras a las que se enfrentan a diario, “porque no sólo es el techo de cristal a todos los niveles, sino que también hay barreras económicas y de violencia”.

Las Unidades, jurídicamente establecidas, sirven para dictar acciones y metas para la igualdad de género, a fin de concretarla, eliminar el hostigamiento, el acoso, la violencia, dar atención psicológica, políticas de no discriminación, contar con la capacitación necesaria del personal especializado con la perspectiva de género, porque a veces no saben ni siquiera los términos para hacer algún tipo de dictamen o informe.

Recordó que las unidades de género se constituyen dentro de las dependencias de los tres órdenes de gobierno como áreas muy estratégicas para el desarrollo e implementación de acciones institucionales que permitan alcanzar la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.

Ahora, dijo, es indispensable fortalecerlas como unidades de género, “porque si las fortalecemos a ustedes -refiriéndose a las responsables- nos vamos a fortalecer todas”.

Además es el cumplimiento de la hoja de ruta establecida en el 5° de los Objetivos de Desarrollo de la Agenda 2030, agregó que son las titulares de las unidades de género quienes, desde las entrañas de las dependencias, se enfrentan a una serie de retos que no son menores, pues implantar el enfoque de género en el diseño institucional y en la programación y ejecución de políticas públicas requiere que sus áreas cuenten con las herramientas legales, económicas e institucionales “ ya que algunas están segregadas”.

Entonces sostuvo que es necesario cumplir 30 años después, con el compromiso de la Plataforma de Acción de Beijing, ya que “seguimos en problemas de que las unidades no están a la altura suficiente como para bajar las acciones necesarias para garantizar la igualdad y erradicar las barreras o, por lo menos, irlas eliminando”.

Guerra Castillo afirmó que también se cuenta con herramientas, no sólo legales sino las presupuestales necesarias, pero necesitamos focalizar aquellas que permitan esa consolidación de estrategias y acciones que den cumplimiento a la política de la igualdad.
AM.MX/fm

La Costumbre del Poder: El matón de Macuspana

*El presidente de la República sabe que miente, e insiste a pesar de que se exhibe, porque lo desquiciaron unos puntos sobre las íes,...

PÍLDORAS DEL LENGUAJE

Artículos relacionados