lunes, mayo 20, 2024

LA COLUMNA: Tenía razón Francisco Huacuz, la violencia está desbordada en Michoacán.

Por José Cruz Delgado
*HORROR EN MICHOACÁN.
ALFREDO RAMÍREZ BEDOLLA DEBE RENUNCIAR.
Desde que Alfredo Ramírez Bedolla asumió la gubernatura ya se sabía que iba a seguir la política de se amo de “abrazos y no balazos, que iba haber impunidad para los delincuentes como presunto pago al favor que le hicieron de ayudarlo a ganar las elecciones en el 2021.
Aparte de esas acciones de terror contra la población por parte de la delincuencia, hay que sumar los enfrentamientos y número de muertos y heridos que esconden las autoridades.
En mayo pasado aparecieron lonas en
al menos 50 localidades del estado que alertaban sobre una declaratoria de guerra entre grupos criminales, tal como en su oportunidad lo diera a conocer el diputado federal Francisco Huacuz Esquivel, pero el Ramírez Bedolla no hizo nada al respecto
El legislador, quien valientemente ha denunciado la presencia de grupos criminales, no sólo en la región de tierra caliente sino en todo el estado, aseguró tras esas advertencias que sería gravísimo que no se atendiera”, y pues el dizque gobernador se hizo el occiso y el problema de la inseguridad se salió de control.
Yo no creo que Ramírez Bedolla desconozca el problema, más bien no quiere actuar contra los delincuentes, no los persigue, al contrario, parece avisarles de los operativos para que se escondan, operativos que son para “taparle el ojo al macho”, en una palabra , para intentar vernos la cara de tontos y decirnos que está trabajando en ese tema, pero no es así, es él el que se hace tonto.
Tal es la burla de los delincuentes hacia el gobierno del estado que hasta circuló un mensaje de un grupo delincuencial
adviertiendo más violencia por la lucha entre cárteles y pidiendo a la población no salir de sus casas porque las cosas no se van a calmar.
Y para ponerle la cereza al pastel, al menos ochenta civiles fuertemente armados irrumpieron en cuatro comunidades del municipal de Gabriel Zamora e hirieron a ocho policías y dañaron tres de las cuatro patrullas con las que cuenta la Dirección de Seguridad Pública.
El cínico de Ramírez Bedolla dijo que
las bandas delictivas solo quieren enfrentar a la sociedad con las autoridades. Se equivoca señor gobernador, la sociedad no quiere enfrentarse con el gobierno, quiere que el gobierno enfrente a los delincuentes y los detenga, pues las y los michoacanos quieren paz y seguridad, no palabras.

Artículos relacionados