martes, mayo 28, 2024

El consumo de metanfetamina se intensifica en México

El consumo de drogas en el mundo, tanto legales como ilegales, es una problemática que está instalada en la sociedad, la cual no solo afecta la vida de millones de personas, sino que, además, se ha convertido en un serio problema de salud pública que está presente en muchos países, entre ellos, México.

En el “Informe Mundial sobre las Drogas 2023”, presentado por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC por su sigla en inglés), destaca que los consumidores de estupefacientes a nivel global van en aumento, así como el auge de las drogas sintéticas.

El cannabis continúa siendo la droga más popular en el mundo, con 219 millones de consumidores aproximadamente, seguido de los opioides (60 millones), las anfetaminas (36 millones), la cocaína (22 millones) y los estimulantes del tipo éxtasis (20 millones).

En esa línea, el Observatorio Mexicano de Salud Mental y Adicciones realizó una investigación donde estudió la demanda de tratamiento por consumo de sustancias ilícitas en 2022-2023.

“Las sustancias cuyo consumo causó mayor demanda de tratamiento fueron los Estimulantes de Tipo Anfetamínico (ETA), que incluyen a las anfetaminas, metanfetaminas, éxtasis o estimulantes de uso médico con el 46.2% de los casos, seguidos del alcohol con el 24.6% y la marihuana con el 13.3%”, indica el documento.

Asimismo, respecto a las diferencias por sexo, el 35% de las mujeres solicitaron tratamiento por el alcohol, siendo la principal sustancia en las féminas, mientras que en los hombres los Estimulantes de Tipo Anfetamínico fueron los que más demandaron atención con un 49%.

“Considerando los últimos cinco años, es posible identificar algunos cambios importantes, por ejemplo, que en ese periodo la demanda de tratamiento por consumo de Estimulantes de Tipo Anfetamínico incrementó en 218%, y la de alcohol y marihuana disminuyeron 11% y 52%, respectivamente”, resalta el observatorio.

Entre las drogas emergentes llamó la atención los opioides, en específico, el fentanilo de producción ilícita, cuyo uso proliferó en 2022 sobre todo en localidades del norte de México. En tanto, en 2023 se reportaron 70 casos de consumo focalizados en los estados de Sonora, Aguascalientes, Ciudad de México y Durango.

Acciones para atacar la problemática

En el final del informe, el Observatorio Mexicano de Salud Mental y Adicciones afirmó que la nación ha dado pasos importantes tanto en el ámbito de la prevención como en el tratamiento ante el consumo de sustancias, todo esto a través de intervenciones comunitarias y abordajes que incorporen más a la salud mental.

Por su parte, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció este 2023 la “Estrategia en el Aula: Prevención de Adicciones” que busca erradicar el consumo de drogas en los planteles de todo el país, incluyendo los públicos y privados.

El plan se ejecuta mediante acciones en el aula y una campaña de difusión que toca temas como el fentanilo, la metanfetamina, el cannabis, los vapeadores, el alcohol, el tabaco y las benzodiacepinas.

Esta iniciativa, que empezó a llevarse a cabo en el Ciclo Escolar 2022-2023, tiene como objetivo atender a 11 millones 500 mil estudiantes de educación secundaria y bachillerato. Según explicó Leticia Ramírez, titular de la SEP, la idea es realizar en los salones de clase tres intervenciones de 10 a 15 minutos, de forma semanal, para informar los daños que provoca el consumo de drogas en la salud.

En este sentido, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló: “Hay necesidad de informar a los jóvenes, a los adolescentes, sobre el daño que ocasionan la drogas, sobre todo las drogas sintéticas químicas como el fentanilo, que son muy dañinas por la adicción y por la destrucción que causan, llevan muy rápido a la muerte a los que consumen estas drogas y no hay información suficiente”.

Es importante señalar que en México muchos jóvenes fallecen por accidentes asociados al alcohol, en su mayoría la población entre 15 y 24 años. Y es que esta bebida deteriora la coordinación motriz y aumenta el tiempo de reacción, lo cual es peligroso al manejar. Incluso, en el caso de los autos particulares, las aseguradoras no suelen cubrir los accidentes viales si los mismos fueron causados por la ingesta de alcohol.

No obstante, pese a los esfuerzos, el consumo de drogas de todo tipo no deja de aumentar en México. De hecho, la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana, el primer trimestre de este año, mostró que las ciudades donde más se percibe la venta e ingesta de sustancias ilegales son Iztacalco, Milpa Alta, Gustavo A. Madero, Iztapalapa y Ecatepec de Morelos. Es así como esta problemática sigue ganando terreno y afectando la vida de más individuos.

Artículos relacionados