sábado, mayo 25, 2024

LA COLUMNA: La maldad acecha a México

Por José Cruz Delgado
Desde antes de que Andrés Manuel López Obrador asumiera la presidencia, analistas expertos en política habían advertido que era un peligro para el pais.
López Obrador se puso el disfraz de oveja, engañó y ganó la presidencia, creían que era bueno y nunca imaginaron, quienes creyeron en él, que bajo ese disfraz se encontraba un lobo feroz, que durante muchos años estuvo acechando para dar el zarpazo y causarle daño a las y los mexicanos.
López Obrador es un ser siniestro, perverso, calculador, rencoroso, maquiavélico y malvado, que espera la oportunidad para para causar el mayor daño posible a sus adversarios.
Su maldad y rencor se hacen evidentes en sus mañaneras, donde suelta el veneno contra quienes no piensan como él y están en desacuerdo con su 4-T. Su rostro se distorsiona cuando alguien le contradice saliendo a flote la ira, el odio hacia quienes se atreven a contradecirlo.
Cómo presidente fue un fracaso, lo sabe pero se niega a admitirlo. Después de ganar la presidencia, se quitó el disfraz y salieron a relucir la garras y colmillos y empezó a destilar veneno contra opositores y enemigos imaginarios, igual que los dictadores de Cuba, Venezuela, Nicaragua y otros.
El pueblo bueno y sabio despertó a tiempo, la sociedad civil al fin se dió cuenta del engaño de López Obrador, tan es así que le han arrebatado las plazas públicas que creyó que solo él y los morenistas podrían ocupar, no, ahora esos espacios son de la sociedad civil que defiende a capa y espada la democracia y a México de las ocurrencias del autócrata.

Artículos relacionados