lunes, marzo 4, 2024

Joaquín Hendricks “toca” fondo

CHETUMAL, Q.R.- El domingo 5 de junio podría convertirse en el peor día para el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Podría convertirse en el día en el que caiga un peldaño más en su vida política y, tal vez, el día en que se entierren todas las ilusiones futuras de un movimiento que dominó más de 80 años y cayó de un solo golpe.

Y esta acción la están viviendo quienes quieren seguir viviendo del pueblo. Joaquín Hendricks Díaz es el claro ejemplo. Hoy ha tocado fondo. El ex gobernador de Quintana Roo está decidido hasta a vender su alma al diablo por tal de conseguir 50 millones de pesos para la campaña de su hija, la abandera del Revolucionario Institucional y a la cual le dio la espalda “Alito”.

De acuerdo con Sol Quintana Roo, como en sus buenos tiempos, el ex mandatario volvió a salir a la calle, a visitar “amigos”, aliados políticos para convencer gente que aporte billete tras billete para que su hija logre, por lo menos, destacarse en la madre de las elecciones quintanarroenses.

Triste, pero real: El PRI está sólo, literalmente, al grado que ningún aliado de su grandeza o quiere aportar nada tan grave que trabajan directamente con Luis García Silva para que sea el conducto de obtener el financiamiento. La idea que se vende es hacer una campaña radical contra Morena, pese a que existe la desbandada priísta.

No cabe duda, de que los hay, los hay… Pero también hay que seguir muy de cerca a algunos priistas que por tal de no caer en las garras de la justicia buscarán, de manera, directa aliarse al enemigo político, pero que a la postre les puede garantizar no pisar la cárcel. Pero eso sólo deja en claro el dicho: Cuando el barco se hunde, los primeros en abandonarlo son las ratas.
AM.MX/fm

Artículos relacionados