fbpx FGR reactiva indagatoria contra “El Pelón Faruk”, “lavador” de Borge y de los Zetas | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 3 de mayo (AlmomentoMX).- La Policía Internacional (Interpol), reavivó una solitud de detención provisional con fines de extradición, presentada a México por los Estados Unidos, en contra de Seyed Mohammad Farough Fatemi Corcuera, alias “El Pelón Faruk”, investigado en ambas naciones por operaciones con recursos de procedencia ilícita a favor de diversos gobernadores.

La petición de captura data desde 2015 e incluso ya tenía conocimiento de ello la Interpol, sin embargo, por causas que se desconocen la orden se encontraba en la “congeladora”, sin que se le diera trámite alguno.

Ahora, como resultado de la permanente guerra contra el robo de combustible, el llamado “Huachicoleo”, que lleva a cabo el gobierno federal, quedó al descubierto una estación de servicio, propiedad del empresario tamaulipeco, de origen iraní, que a pesar de no haber comprado combustible a Petróleos Mexicanos, entre 2016 y 2017, siempre estuvo abastecida de hidrocarburos para expenderlos en su gasolinera.

Las investigaciones realizadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), originaron el bloqueo de las actividades de 13 empresas tamaulipecas por la probable operación de recursos de procedencia ilícita, en Reynosa, Matamoros, Valle Hermoso, Río Bravo, San Fernando y Ciudad Victoria.

Fue en esta última ciudad, donde las autoridades federales descubrieron y ubicaron la estación de servicio propiedad del llamado “Pelón Faruk”, aunque se presume la existencia de otras más a nombre de diversas personas.

Este hecho fue lo que originó que se reabrieran las indagatorias en contra de Seyed Mohammad y quedaran al descubierto sus nexos con Tomás Jesús Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, ex gobernadores de Tamaulipas, así como con Javier Duarte de Ochoa y Roberto Borge Angulo, ex mandatarios de Veracruz y Quintana Roo.

Su relación se consolidó desde su fachada como próspero y multimillonario empresario tamaulipeco, la que realmente utilizó para fungir como prestanombres de los ex gobernadores mediante la adquisición de propiedades o la realización de negocios con dinero vinculado con el narcotráfico, principalmente del Cártel del Golfo y después de Los Zetas, una vez que desertaron del cártel en el que operaban como sicarios.

Las autoridades presumen que ese tipo de relaciones le permitieron convertirse en uno de los accionistas mayoritarios de la empresa Gasolinera Agrónomos, S.A. de C.V., situada en Ciudad Victoria, Tamaulipas, donde al menos en dos años no compraron hidrocarburos a PEMEX y sin embargo siempre mantuvieron actividad en sus ventas.

Desde hace los menos hace seis años, las autoridades federales ya le seguían el rastro, como cuando en junio de 2012 la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) congeló las cuentas bancarias de Eugenio Hernández Flores, ex gobernador de Tamaulipas, junto con la de Seyed Mohammad Farough Fatemi Corcuera, empresario investigado como presunto prestanombres de Hernández y Tomás Yarrington, otro ex gobernante tamaulipeco involucrado.

Sin embargo, el poder de Hernández y Yarrington era tal, que en menos de un mes, el 3 de julio de ese mismo año, por mandato de un tribunal de alzada, las cuentas les fueron descongeladas, como resultado de un amparo provisional que dejaba sin efecto el aseguramiento de las cuentas bancarias.

No obstante, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), después rebautizada cono SEIDO, ya había girado una orden de presentación contra el empresario tamaulipeco, mandato que, obviamente, no se ha concretado.

Uno de los hechos que ha evidenciado la relación del “Pelón Faruk” con grupos criminales, fue lo sucedido en Ciudad Victoria, Tamaulipas.

A través de volantes y cartelones se convocó a la fiesta, como en los tiempos de Osiel Cárdenas Guillén o Heriberto Lazcano, cuando lideraron el cártel del Golfo.

“Todos los niños están invitados a su fiesta. Habrá regalos, rifas en grande, payasos, juguetes, shows de muñequitas (animadoras), juegos mecánicos y muchas sorpresas más. La entrada es totalmente gratis”, señalaba el texto de la invitación firmada por alguna asociación fantasma, un organismo de membrete, utilizado por Los Zetas para su tradicional fiesta infantil.

Los eventos se llegaron a realizar en inmuebles propiedad de la familia de Seyed Mohammad Farough Fatemi Corcuera, principal testaferro de Eugenio Hernández y Tomás Yarrington.

Por otra parte, los vínculos entre Seyed Mohammad y Roberto Borge datan de los tiempos de la Universidad, en Nuevo León, donde fueron condiscípulos y fue el primero quien influyó en Eugenio Hernández Flores, para que financiara, con dinero de los tamaulipecos, buena parte de la campaña de Borge Angulo hacia la gubernatura de Quintana Roo.

Una vez con Borge en el poder, Eugenio envió a Alejandro Jiménez Riestra, “El Topo”, que había sido su secretario de Administración y repentinamente ya estaba convertido en asesor financiero del gobernador más joven en la historia del PRI.

Con todo bajo control, Eugenio escogió el paradisíaco Cancún para su retiro. Lo acompañarían su esposa, Adriana González Lozano; “El Pelón Faruk”, “El Topo”, familiares cercanos e incondicionales, que implantaron el mismo modelo con el que habían saqueado Tamaulipas.

Y así sucedió por cierto tiempo, ya que cuando Borge Angulo cayó en desgracia y finalmente fue detenido, se produjo una verdadera estampida en Cancún por parte de sus anteriores socios que dejaron abandonados inmuebles de lujo, mismos que serían asegurados posteriormente por las autoridades.

Asimismo, cuando los gobernantes de “la sangre nueva del PRI”: Borge Angulo y Javier Duarte de Ochoa concluyeron sus mandatos surgieron las denuncias, las investigaciones y en ellas quedó evidenciado la existencia de empresarios corruptos al servicio de ambos, durante sus gestiones.

Uno que destacó fue precisamente “El Pelón Faruk”. Convertido ya en “Zar de las medicinas y la construcción”, merced a los favores de los referidos gobernantes.

Durante la administración de Borge Angulo, “El Pelón Faruk” se benefició con al menos 10 licitaciones de obra pública en Quintana Roo, que le representó un ingreso por el orden de 111 millones 743 mil 842 pesos.

Entre las averiguaciones previas, ahora carpetas de investigación, en las que resulta inmiscuido Seyed Mohammad Farough Fatemi Corcuera, figuran los números PGR/SIEDO/UEIDCS/012/2009 y UEIORPIFAM/AP/229/2014, en las que se confirma su relación con al menos seis empresas que realizaban operaciones inusuales y operaciones de procedencia ilícita.

Un reporte de la Fincen (Financial Crimes Enforcement Network- agencia del Departamento del Tesoro de EU), detalla que Seyed Mohammad cuenta con 18 empresas: Inmobiliaria Santa Dolores, Inmobiliaria y Urbanizadora El Cairo, Feseta, Super Servicio Corona El Olmo, Grupo Inmobiliario Cormon y GMC, entre otras.

Las pesquisas revelaron que “El Pelón Faruk” vendió a las administraciones de Flores, Yarrington, Borge y Duarte, medicamentos, llantas, lubricantes, vehículos, maquinaria, papelería, etcétera, etc.

En octubre de 2017, Jorge Aguilar Osorio, presidente estatal del PRD, exigió al Ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) explicar la asignación de obras públicas, así como aclarar el posible pago de favores a empresas originarias de Tamaulipas, quienes durante años obtuvieron, sospechosamente, licitaciones millonarias en dicho municipio.

De acuerdo al portal compranet perteneciente a la Secretaría de la Función Pública (SFP), la relación comercial comenzó el 15 de enero de 2014 hasta el 26 de junio de 2016, a tres meses del cambio de la administración estatal, lapso mediante el cual la desarrolladora Inmobiliaria Santa Dolores S.A. de C.V. concretó cinco licitaciones, al menos 50% de la actividad empresarial con el ex gobernador Roberto Borge Angulo.

Entre la obra pública de 2014, destaca la reconstrucción de la estructura del pavimento mediante terracerías, obras de drenaje, pavimentos y trabajos diversos del km 355+900 al km 358+000, del tramo Playa del Carmen-Cancún-Puerto Juárez, para lo cual la Subdirección de Obras Centro de la SCT destinó 60 millones 301 mil 723 pesos, a través de la adjudicación directa #SO-009000950-N48-2014, que inició el 24 de julio.

También se encuentran los trabajos de conservación de Puentes en la Red carretera Federal y el remozamiento al tramo Lázaro Cárdenas-Polyuc, a través de las licitaciones presenciales #IO-009000950-N118-2013 y #IO-009000950-N115-2013, que requirieron 929 mil 694 pesos y 2 millones 895 mil 803 pesos respectivamente, así como la edificación del centro de mando para bomberos en Isla Mujeres y la construcción de guarniciones y banquetas en la Región 94, bajo las licitaciones públicas #LO-923014999-N53-2014 y #EO-823005999-N27-2014, para lo cual se destinó 4.2 y 2.4 millones de pesos respectivamente.

En 2015, continuó la obra pública a través de la construcción del tanque de almacenamiento y regulación para el sector norponiente, y reconstrucción de microcarpeta de concreto asfáltico de la carretera Reforma Agraria – Puerto Juárez, mediante las licitaciones públicas LO-923022998-N87-2015 y LO-009000950-N54-2015, por lo cual Fatemi Corcuera recibió 14.2 y 5.4 millones de pesos respectivamente, por medio de Capa y SCT, en tanto, que para 2016 Capa requirió la Ampliación del sistema de abastecimiento de agua potable en la localidad de Presidente Juárez, para lo cual destinó 5.9 millones de pesos a través de la licitación #IO-923022998-E60-2016.

En ese sentido, la empresa Inmobiliaria Santa Dolores llevó a cabo la edificación del sistema de saneamiento integral en la localidad de San Diego, a través del concurso LO-923022998-E52-2016, que realizó Capa y fue por medio de la construcción del edificio para el servicio médico forense en Felipe Carrillo Puerto, que Fatemi Corcuera accedió a 7.7 millones de pesos, por medio de la licitación LO-923014999-E4-2016 que concursó la Subsecretaría Técnica de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra).

A través de muchos años, es más que evidente que los distintos gobiernos han tenido los elementos necesarios para actuar en contra del “Pelón Faruk” y socios, pero por cuestiones que se desconocen se ha mantenido impune.

Ahora son otros los gobiernos, estatal y federal, y el hecho de que haya resultado con vínculos en el robo de hidrocarburos (Huachicoleo), una de las principales prioridades del presidente Andrés Manuel López Obrador, lo vuelve a colocar en el ojo del huracán, sólo que ya no cuenta con sus protectores.

De tal manera que se han reavivado las investigaciones en su contra e incluso la ficha de la Policía Internacional (Interpol) que también estaba congelada se reactivó, por lo que en cualquier momento podría darse la captura de uno de los principales prestanombres y lavadores de dinero de al menos cuatro gobernadores, dos tamaulipecos y dos quintanarroenses.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios