fbpx

Lilia Arellano

“La muerte de un hombre es una tragedia. La
muerte de millones es una estadística”: Iósif Stalin

Viene lo peor
Especialistas estiman se llegó a más de 400 mil fallecimientos
Contagios sin freno; no hay de estrategia de vacunación eficaz
12% de la población joven de México, perdió su trabajo: BID

Ciudad de México, 19 de enero de 2021.- Las peores consecuencias en materia sanitaria y económica se registrarán en México durante la primera mitad de este año, pues se espera un aumento acelerado de casos de Covid-19. Los especialistas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la UNAM calculan un piso de más de dos millones de contagios en los próximos meses los cuales se suman a la cifra similar ya existente en los datos oficiales dados a conocer por los López. “México podría acercarse a los 500 mil muertos”, es decir habrá, inclusive, un incremento de defunciones en comparación con años anteriores y la mayor parte es atribuible a la pandemia”, advierte Roselyn Lemus-Martin, doctora en biología molecular de la Universidad de Oxford. La expansión de la pandemia es un asunto de seguridad nacional para el país, tanto por los efectos negativos a la salud como por la afectación estructural que causa en el sistema social y económico de la nación, pero no es atendida como tal.

Las cifras oficiales hasta el momento son ya espeluznantes: más de 140 mil fallecidos y un millón 641 mil 428 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2, a los cuales se agregan los sospechosos, más de 500 mil. Aunque especialistas estiman la cifra de pérdidas humanas hasta el momento en casi 400 mil por efecto de la pandemia. “no ha llegado lo peor, esto se va a poner mucho peor todavía”, alerta Xavier Tello, analista en políticas de salud. El fin de semana, el reporte oficial de contagios fue de más de 20 mil por día, es una cifra que explica porqué 10 estados de la República están en semáforo rojo. El Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León, Querétaro, Guanajuato, Hidalgo, Coahuila, Morelos y Tlaxcala concentran el 44 de la población y casi el 54 por ciento del PIB. Estas entidades representan el 53.8 por ciento de los casos confirmados de Covid-19. Como consecuencia de la constante movilidad de los últimos días y a que las personas pueden contagiar el virus sin saberlo, hasta tres días antes de presentar síntomas, México ha reportado las cifras diarias más altas registradas desde el arribo de la pandemia. El sábado 18 de enero se contabilizaron 20 mil 523 nuevos casos.

México tardó nueve meses en llegar al millón de contagios al registrar un millón 003 mil 253 casos, de marzo a noviembre según se dio a conocer el 14 de diciembre. Acumuló otros 500 mil casos más en sólo dos meses, de acuerdo con el reporte del 8 de enero de 2021. Así se va a llegar a otro millón de contagios en un tercio del tiempo en el que las personas se infectaron en 2020. De acuerdo con el documento “Estimaciones del Modelo Gompertz para los Estados y Zonas Metropolitanas de México” del 16 de diciembre, se prevé hasta un total de dos millones 897 mil 783 casos de Covid.19 durante las siguientes semanas. Esto es, un incremento de 163.1 por ciento en comparación con la estimación perfilada hace dos meses, cuando se estimaron un millón 100 mil 986 casos. “Hay un fracaso en el control de la transmisión, mientras esto suceda lo único que podemos hacer es seguir empeorando, a menos que se logre la vacunación”, sostuvo Malaquías López Cervantes, profesor de Salud Pública en la Facultad de Medicina de la UNAM.

Entre febrero y marzo los casos reportados por día aumentarán de 25 mil a 30 mil, o hasta más, por el incremento de la transmisión y por la presencia de la nueva variante de Covid-19. “Estamos en un punto que cuando vemos la curva (de contagios) está siendo casi vertical, sobre todo por la saturación que se está viendo en la Ciudad de México”, donde el colapso no sólo incluye la saturación del número de camas para atender a pacientes con el virus, sino dificultad para conseguir medicamentos y oxígeno, el panorama tiende a ser mucho más oscuro y letal. Los especialistas, dentro y fuera de México, coinciden fue incorrecta la estrategia del gobierno federal en el manejo de la epidemia, pues no se dio suficiente información sobre el uso correcto del cubrebocas ni fue obligatorio. Se requiere, sostienen, aplicar un mayor número de pruebas, pero enfocado a detectar los casos para que no contagien a más personas. Deben reforzarse las medidas desde la prevención y no en la atención médica. “El hospital no es la primera línea, es la última”, indicó López Cervantes. Para Xavier Tello, no ha habido suficientes medidas ni restricciones por parte de las autoridades, pero la ciudadanía no ha cooperado lo suficiente para frenar la cadena de contagios.

EMPINADA CUESTA

Si bien las restricciones implícitas en el semáforo rojo tienen el objetivo de frenar el número de contagios, también tendrán un efecto adverso sobre el sistema económico y el mercado laboral de los estados involucrados. Esto se da en un momento de debilidad, con una caída del PIB de alrededor del 9 por ciento. Los datos del Inegi confirman: un millón de empresas cerraron. Por entidad federativa, el 31.8% de las empresas ubicadas en Quintana Roo se vieron afectadas; en Nuevo León la proporción fue de 25%; en la Ciudad de México 19.9%; en el Estado de México 21.3%; y en Guanajuato 20.7%. Esto repercutió en la pérdida de empleos. De acuerdo con la encuesta del Inegi, la Ciudad de México, Nuevo León, Coahuila y Querétaro tuvieron variaciones negativas superiores al 20 por ciento. Esto debería llevar al gobierno federal a implementar una estrategia para evitar un mayor daño al mercado laboral, e impedir cierres y quiebra de negocios, con el fin de evitar también el daño al tejido social. Pero el presidente sólo piensa en las próximas elecciones y hacia ese objetivo se enfoca el denominado “Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19”.

Hasta el momento, el referido plan de vacunación genera muchas dudas entre los especialistas. Además, las noticias recientes confirman existe un gran desorden en el gobierno para llevar la vacuna a todos los mexicanos. Destaca el anuncio de López Obrador en el sentido de que no llegará la cantidad de vacunas que su gobierno decía haber comprado y comprometido con el laboratorio Pfizer, en total 34.4 millones de dosis, pues según el tabasqueño, “la ONU le pidió a Pfizer que baje sus entregas a los países en los que se tiene contrato, como es el caso nuestro”, para que se den esas vacunas a “países más pobres”. Según el inquilino de Palacio Nacional, se conseguirán vacunas rusas y chinas y se seguirá con el plan de vacunación, sin dar más detalles. Para terminar de ensombrecer el panorama, se confirmó la renuncia de Miriam Esther Veras Godoy, encargada del citado Plan Nacional de Vacunación y directora del Centro Nacional de Salud para la Infancia y la Adolescencia. Además esta confirmada la politización y el lucro electoral de gobierno de la 4T del suministro de la vacuna. Se da prioridad a los “servidores de la Nación”, es decir, la estructura política y electoral del presidente y de su partido, Morena, quienes comenzaron a ser vacunados inclusive antes que los médicos y enfermeras bajo el pretexto de formar parte de las “Brigadas de vacunación”. ¿Así o más claro el uso político-electorero presidencial?

DE LOS PASILLOS

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) advirtió: en México, el 12 por ciento de la población joven empleada en el sector formal perdió su trabajo debido a la pandemia de Covid-19. Esto empeoró un escenario de desempleo juvenil tres veces mayor al de las personas adultas, lo que dejará “impactos profundos” en su trayectoria laboral y en su salud mental. En un análisis realizado por María Fernanda Gómez, consultora de la División de Mercados Laborales del BID, se indica que en América Latina y el Caribe suman ya más de 17 millones de empleos perdidos por esta crisis. Gran parte de ellos eran ocupados por personas jóvenes…

La Alianza de Pequeños Comerciantes (ANPEC) advirtió sobre la actualización del IEPS en gasolinas, bebidas azucaradas y cigarros, la cual marca el arranque de la escalada de precios a productos de la canasta básica en promedio del 15 por ciento, respecto al 2019. “Verán incrementados sus precios los alimentos frescos (frutas y verduras), medicinas, cárnicos (res, pollo, puerco, pescados y mariscos), lácteos, panificación, confitería (dulces), abarrotes, cerveza, productos para el aseo personal, limpieza y el transporte”. Por ahora el mayor incremento lo tuvo el nopal, al pasar de 39 a 58 pesos el kilo, seguido del muslo de pollo con alza del 49 a 60 pesos el kilo, y frutas y verduras con aumentos del al menos 6 por ciento. El impacto de la pandemia, pese a la posible llegada de vacunas, es el marco de la cuesta de enero, cuyos efectos negativos durarán hasta marzo de 2021, señala la Alianza.

 

Lo invitamos a visitar nuestra página www.liliaarellano.com
Esperamos sus comentarios al correo: Lilia_arellano@yahoo.com;
Facebook.com/Liliaarellanooficial – Twitter @Lilia_Arellano1
Disfruta de los programas que tenemos para ti en nuestro canal oficial de
Youtube.com/liliaarellano

 

Comentarios

comentarios