domingo, mayo 19, 2024

El PIB para México cayó 1.6% en los primeros tres meses del año: SURA

CIUDAD DE MÉXICO.- En la lectura preliminar oportuna que presenta el INEGI, el PIB del país registró una caída de 1.6% versus el último trimestre del 2019, la expectativa del consenso era de -2.1%, señala el Análisis Económico Semanal Inversiones, elaborado por SURA Asset Management México.

Indica que las actividades más afectadas, trimestralmente, fueron las secundarias y terciarias (industria y servicios). Cabe resaltar que diferentes instituciones prevén caídas de -6% hasta -10% en todo el 2020, mientras que el consenso aún se mantiene sobre -6.70%. Se espera que la fuerte contracción que sufre la economía pueda ser superada hasta comienzos del 2021, cuando se restablezcan las cadenas productivas globales, el comercio y el dinamismo económico.

Señala que el mes y la semana culminan con avances generalizados en los mercados internacionales. Durante la última semana de abril, los principales índices a nivel global vieron un repunte significativo, principalmente por tres frentes: el primero relacionado con el optimismo que representa el medicamento experimental de Gilead Sciences para el tratamiento del COVID-19, que vuelve a ser una esperanza; el segundo, fueron las declaraciones sobre las medidas que la FED podría tomar para mantener las tasas de interés y para impulsar la economía y la estabilidad de precios; el último punto positivo tiene que ver con planes anunciados por varios estados de EE.UU. y algunos países de reabrir sus economías tan pronto como comience mayo.

En el resumen del comportamiento de la deuda estadounidense, el Bono del tesoro de 10 años y el referencial de 30 años presentaron un alza de 1 (pb) y de 6 (pb) para cerrar en 0.61% y 1.23%, respectivamente, mientras la FED reforzaba su discurso de mantener las tasas de interés cercanas a cero y el apetito por los activos de riesgo se incrementaba. Después de observarse mayor apetito por la deuda emergente, las tasas nominales tuvieron una caída generalizada a lo largo de toda la curva, en promedio de 18 (pb) a la baja; el Cete 28 días cerró la semana sobre 5.84% y el Bono M10 en los 6.63% con 28 (pb) abajo de la semana previa. Respecto a los Udibonos, la parte corta de la curva fue la que más se demandó al ajustar en promedio 35 (pb); el resto prácticamente se mantuvo sin cambios.

En el terreno de las divisas, el índice dólar (DXY) se depreció 0.90% frente a la canasta de monedas duras, mientras que en su comparativa con las divisas emergentes también se depreció 1.4%. El dólar ha perdido valor una vez que la situación en los mercados financieros comienza a mostrar menos volatilidad. Por el lado de los mercados accionarios, los índices alrededor del mundo, medidos en su divisa local, concluyeron con avances esta semana: Argentina (8.5%), Chile (5.88%), Japón (5.52%) y Canadá (5.13%) se vieron favorecidos por el comunicado de la FED, sumado a que ya un tercio de las compañías del S&P 500 han reportado sus resultados, en donde un 65% de estas han superado las expectativas en ventas y utilidades, lo cual ha sido más marcado en las empresas catalogadas como defensivas al ciclo económico.

En México, el índice S&P/BMV IPC cerró la semana en los 36,415 pts. (avanzando 6.34% y 10.43% en dólares), sorprendiendo al mercado ya que se había mantenido rezagado contra sus pares globales. Por su parte, el MXN finalizó en $23.86 con una apreciación del 4.40% frente al dólar, en un entorno más favorable para las monedas emergentes versus el dólar y un tono más positivo de una pronta reapertura de las economías desarrolladas. En general, los resultados corporativos locales han fluido en línea con lo esperado, las mayores afectaciones se presentan por los bajos crecimientos operativos y un impacto para las empresas altamente apalancadas en dólares, afectando sus resultados netos.

Estrategia
La deuda del gobierno estadounidense se mantuvo prácticamente sin cambios, mientras que la deuda local mostró bajas de distintas magnitudes, principalmente en la parte media; estos niveles de bajas se traducen en alzas en los precios de estos instrumentos. Con estos movimientos en las tasas y con el comportamiento de MXN (que recuperó terreno apreciándose frente al dólar por la disminución del riesgo global), puede representar un comportamiento mixto en la semana, al tiempo que el movimiento en el MXN debiera restar retornos en aquellos portafolios con exposición en dólares.

En términos de dólares, las principales clases de activos a nivel global han tenido rendimientos favorables en la semana, mientras que el MXN regresó 4.4% apreciándose frente al dólar, lo que restaría rendimientos en términos de pesos a dichos activos. Explicado lo anterior, los portafolios que presenten un equilibrio en su composición 50/50 (50% instrumentos de deuda – 50% instrumentos de renta variable), podrían mostrar rendimientos ligeramente negativos (en términos de pesos) por el efecto del MXN.

Los portafolios con mayores concentraciones de renta variable diversificada se verán beneficiados por el extraordinario comportamiento que han tenido las bolsas a nivel global. Si bien, la apreciación del MXN disminuye dichos retornos, el impacto no logra borrar el sólido comportamiento de los mercados de renta variable.

AM.MX/fm

Artículos relacionados