fbpx

(Segunda y última parte)
CANCÚN, QUINTANA ROO.- El entrenamiento de las “Cachorras”, incluía diversas disciplinas y tácticas, tiro y armamento, principalmente, defensa personal, activación y desactivación de artefactos explosivos, estrategia, etcétera, pero lo principal era que mostraran carácter y determinación para matar a quienes les ordenaran, sin importar formas, lo mismo a través de torturas que a balazos o a puñaladas.

El escritor Jesús Lemus, tras analizar la operación de “Las Cachorras,” afirmó que no sólo en Quintana Roo mantienen operaciones, sino en Guanajuato, que ocupa el primer lugar en homicidios violentos, así como en Tamaulipas, Zacatecas,Veracruz y Tabasco.

Indicó que a pesar de las detenciones de “La Tía” y “Doña Lety”, y la pérdida del poder de “Los Zetas” y el Cártel de Cancún, “Las Cachorras” se mantienen vigentes y forman una parte importante de los cárteles ya que se dedican a la extorsión y al asesinato de rivales.

De acuerdo con Sol Quintana Roo, uno de tantos tiroteos que duró varias horas, entre policías y sicarios, confirmó el reclutamiento y la actividad de mujeres menores de edad en las organizaciones criminales.

Tras la reyerta hubo 10 personas detenidas, de ellas cinco mujeres entre los 16 a 21 años de edad, que fueron identificadas como “Cachorras” integradas al Cártel de Los Zetas.

Según Lemus, los cárteles tienen un número importante de mujeres menores de edad en sus filas. Cada célula estaría integrada por entre 10 y 15 mujeres, lo que muestra una importante presencia femenina al interior del crimen organizado.

Este grupo, de acuerdo al investigador, surgió en 2010 y están identificadas con las ideas y la operación de los viejos zetas, hechas para matar, “el vestigio que tuve de ellas fue en 2017, cuando se dio la disputa entre “Doña Lety” y “La Tía”.

“Ahora el grupo en Cancún, está encabezado por Leticia Jiménez Estrada, alias “La Muñe”; que no debe andar por arriba de los 35 a 45 años de edad, pero se habla poco de estas mujeres porque no se dedican en sí al tráfico de drogas, sino que tienen muy bien definida su participación en la organización criminal: extorsionar y matar”, según J. Jesús Lemus.

DOÑA LETY

Leticia Rodríguez Lara, mejor conocida como “Doña Lety”, ex líder del Cártel de Cancún hoy detenida en Puebla.

La carrera delictiva de Leticia Rodríguez, es larga ya en 2005 controlaba el narcotráfico en varios municipios de Quintana Roo, para lo cual se separó del “Chapo” y formó su organización con desertores del Cártel del Golfo y del mismo Cártel de Sinaloa, terminó el miércoles 9 agosto de 2017, cuando fue detenida en un operativo conjunto de la Marina, la entonces Procuraduría General de la República y la policía del estado de Puebla, en un hotel de dicha entidad.

“Doña Lety”, entonces de 48 años, se alojaba en uno de los hoteles más exclusivos de Cholula (según dió a conocer en exclusiva Sol Quintana Roo): pretendía visitar a su hijo que ya había sido detenido con anterioridad y estaba recluido en un penal del estado y después dirigirse a la Ciudad de México donde sostendría una reunión con integrantes de su organización, con miras a expandir su territorio hasta la ciudad capital.

Tras su captura, en medio de impresionante dispositivo de seguridad, custodiada por miembros del Ejército, la Marina y de la Policía Federal, así como agentes de la Policía Federal Ministerial, a las 23.47 horas llegó la jefa del Cártel de Cancún y fue ingresada a las instalaciones federales. La madrugada del día siguiente rindió su declaración ministerial declarándose inocente.

Al interior del edificio de la SEIDO, que ocupa toda una manzana, entre Reforma, Soto, Pedro Moreno y Mina, en la colonia Guerrero, se tuvo que montar una valla halla formada por militares, marinos y federales ante el riesgo de que sus cómplices o sus enemigos actuaran, ya que anteriormente, en enero de ese mismo 2017, cuando sus rivales pensaron que había sido capturada y estaba detenida en la Fiscalía de Quintana Roo, atentaron contra dicha sede; el saldo fue de varias personas muertas, entre ellas un policía ministerial.

‪El miércoles 16, la mujer, señalada por la PGR como una de la‬ responsable de la ola de violencia y crímenes en Quintana Roo, a la que se le atribuyeron “levantones”, ejecuciones y el control absoluto del narcomenudeo en al menos seis de los 11 municipios de Quintana Roo, principalmente en la zona hotelera de Cancún, fue enviada al Centro de de Readaptación Social (Cereso) de San Miguel, Puebla.

Por su parte, los ex agentes federales fueron turnados ante un juez de Control Federal, por el Ministerio Público de la Federación, por los delitos de portación de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas y delitos contra la salud.

La defensa de los inculpados, solicitó entonces al juez la ampliación del término constitucional de 72 horas, lo cual fue concedido, en tanto que “Doña Lety” había tramitado amparos contra el Órgano Administrativo desconcentrado de Prevención y Readaptación social, para no ser enviada a una prisión federal de máxima seguridad.

La ex jefa de la organización fue sometida a prisión preventiva oficiosa y finalmente el 10 de abril de 2018, el juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en el Estado de México, con residencia en el municipio de Almoloya de Juárez, Iván Aarón Zeferín Hernández, dentro de la causa penal 152/2018, vinculó a proceso a Leticia, a su hijo y los dos ex agentes.

El fallo fue emitido por el juzgador, por su probable responsabilidad en el delito de delincuencia organizada, al considerar a Rodríguez Lara con funciones de dirección y supervisión y a partir de entonces comenzaron las diligencias de su proceso que continúan.

A la fecha existen dos averiguaciones previas, una iniciada en el 2012 y otra en el 2015, así como varias carpetas de investigación por delincuencia organizada y delitos contra la salud, en contra de la mujer, quien por más de dos décadas mantuvo en el terror y la zozobra a los habitantes de la zona norte del estado, hasta que finalmente fue aprehendida y sujeta a proceso.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios