miércoles, noviembre 29, 2023

DÍA HÁBIL: Papucho Harfuch; perras no comen perras y “zafo”, dice AMLO al Senado

Alberto MONTOYA

En Palacio Nacional decidieron romper el cristal y combatir el fuego con el extinguidor Omar García Harfuch.

El panorama no es fácil para Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Ciudad de México rumbo a la elección 2024 y nadie tiene mejores números en el oficialismo que él.

La candidatura del ex jefe de la policía capitalina representa una reedición del caso Mancera.

Un tipo atractivo para las mujeres, educado, con estudios, inteligente y valiente.

“¡Papucho!”, le gritaba ayer un grupo de acarreadas durante la conferencia en la que anunció que sí irá por la candatura.

Mancera era subprocurador cuando comenzó a destacar, curiosamente, a raíz de un atentado en su contra en pleno Insurgentes.

 

Harfuch era secretario de Seguridad cuando comenzó a destacar, curiosamente, a raíz de un atentado en su contra.

Una célula de 28 hombres del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) de Nemesio Oseguera El Mencho, atacó el convoy en el que viajaba al amanecer sobre Palmas, en las Lomas, en junio de 2020.

Le dispararon 414 veces hasta con fusiles Barrett.

Murieron dos escoltas, una mujer civil y él recibió disparos que le fracturaron un brazo y lo enviaron al quirófano en un helicóptero Cóndor.

En Morena siempre se supo que García Harfuch sería el candidato al gobierno de la Ciudad de México si, y sólo si, el panorama se complicaba para ganar.

El ex secretario de Seguridad capitalino, llamado el Batman mexicano por el trepador Jesús Sesma, único diputado local del Partido Verde, tiene una buena imagen ante la opinión pública, especialmente después de ese atentado.

Y Claudia Sheinbaum, su jefa en el gobierno capitalino, convenció a Andrés Manuel López Obrador, quien no quería al hijo de la actriz María Sorté –María Harfuch Hidalgo– y Javier García Panagua y nieto de Marcelo García Barragán. Ambos, hijo y padre, con decenios de negra historia política.

La paliza que Va por México ­integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD)­ le dio a Morena en 2021, al arrebatarle 9 de 16 alcaldías, obligó a la candidatura de García Harfuch.

Aún así, el respaldo de López Obrador se mantuvo a Sheinbaum, que perdió el bastión de la izquierda desde 1997, cuando Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ganó la primera elección de jefe de gobierno como candidato del PRD.

El objetivo de Andrés Manuel es recuperar esas alcaldías, la mayoría absoluta en el Congreso y la capital del país.

Habrá que esperar la decisión de Mario Delgado, actual líder del partido, quien el próximo lunes anunciará, dice, si compite por la candidatura. Clara Brugada sólo hace bulla y al ignorante Cuauhtémoc Blanco recibió la orden de López Obrador de bajarse y dejar de hacerle al wey.

García Harfuch será sólo un “rómpase en caso de emergencia”.

 

ENTRE PERRAS, EN SAN LÁZARO

El zafarrancho en la Cámara de Diputados de ayer fue encabezado nuevamente por el conflictivo diputado trans, María Clemente García, quien, como acostumbra, a gritos y con lenguaje de cuarta –y no transformación-, llamó perras a las diputadas de la oposición.

 

Estas, entre ellas Elizabeth Pérez y Melissa Vargas, del PRD y el PRI, respectivamente, se asumieron como perras, pero para defender a sus respectivos partidos y evitar un presupuesto con una deuda pública que alcance 46.5 por ciento del producto interno bruto (PIB), un alza de 2.8 puntos porcentuales frente a 2018, cuando comenzó este fracasado gobierno.

Al final, en conferencia, Clemente se dijo una perra, lista para defender a su ídolo y repitió, por conveniencia porque ya se le va a terminar la beca, “primero los pobres”.

 

ZAFO, DICE LÓPEZ OBRADOR

Andrés Manuel puso quieto ayer a Alejandro Rojas Díaz Durán –suplente de Ricardo Monreal en el Senado- y su iniciativa de reforma al 56 constitucional para que todos los ex presidentes, empezando por él, se sumen al Senado como “legislador honorario”.

-Zafo, dijo en su conferencia de Palacio Nacional.

Y todos los arrastrados aplaudieron.

 

Vámonos:  Ya no saben qué hacer para detener a Xóchitl Gálvez e impulsar a la gris Claudia Sheinbaum.

Ahora acusan a la candidata de Va por México de copiar unos párrafos para su tesis, sin citar la fuente o entrecomillar las frases.

-La pendejié en cinco o seis párrafos, dijo Xóchitl.

albermontmex@yahoo.es          @albermontmex

Artículos relacionados