fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) criticó la devastación ambiental y el impacto a los ecosistemas que generarán obras como el Aeropuerto Internacional Santa Lucía, la Refinería Tres Bocas, el Tren Maya, entre otras, así como el castigo presupuestal a dependencias encargadas en la protección ambiental.

En ese sentido, la DNE hizo un enérgico llamado al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador para que deje su obsesión por los megaproyectos que, aparte de costosos, afectarán seriamente al medio ambiente y la biodiversidad, de la cual dependemos todos los seres vivos sobre la tierra.

Consideró que la necedad presidencial por las fuentes fósiles y contaminantes frenan la transición energética y el uso de energías limpias y renovables, además de afectar seriamente la reducción de presupuesto para el sector ambiental.

Por ello, los integrantes de la DNE lamentaron que el Gobierno Federal no se preocupe por el respeto de los hábitats naturales y, por el contrario, promueva la deforestación y devastación de áreas protegidas. Se pronunciaron por la utilización de energías renovables y por el uso de radiación solar y viento.

Señalaron que en la construcción del Tren Maya se afectará la biodiversidad y diversas reservas ecológicas del sureste del país. Precisaron que los mil 525 kilómetros de tren, que interconectarán las principales ciudades y zonas turísticas de la península de Yucatán, impactará al comportamiento de la fauna silvestre de la zona y pondrá en riesgo especies endémicas como el tapir, el jaguar, el mono araña, el puma, el pecari de labios blancos, el saraguato de manto, el zopilote rey y el águila elegante, entre otros.

Insistieron que se trata de un capricho más del Ejecutivo, ya que no piensa en el impacto negativo que tendrá su construcción, pues dañará en gran escala a la selva maya, tanto en su flora y fauna como a las comunidades colindantes que serán desalojadas de sus tierras.

Asimismo, los perredistas cuestionaron que el Gobierno Federal se empeñe en la construcción de la Refinería de Dos Bocas, que también tendrá un grave impacto en el medio ambiente, no sólo por la destrucción del manglar sino por la emisión de gases de efecto invernadero que ocasionará en un futuro.

En lugar de edificar Dos Bocas, cuyos trabajos fueron supervisados este viernes por el propio presidente López Obrador, se deben explotar las energías limpias y renovables, ya que el petróleo, combustóleo y carbón son fuentes sumamente contaminantes.

Finalmente, señalaron que la insistencia y necedad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador por construir este tipo de obras, responde más que nada a temas electoreros pese a afectar el medio ambiente.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios