fbpx

Por Patricia Ornelas
@PatyOrnelasV

Aunque poco a poco reiniciará la actividad, todavía necesitamos acudir al streaming por lo menos los fines de semana y en algunos casos al final de cada día de trabajo, y para ese objetivo les hago algunas recomendaciones:

The Good Fight

Para quienes vieron y se “engancharon” con The Good Wife estarán encantados con este Spin-Off (una historia derivada de la original), porque nuevamente capta la atención y lealtad de sus audiencias a través de las peleas legales, de derechos humanos y hasta de política en Estados Unidos con historias llenas de drama y acción. Si a eso le sumamos las aventuras personales de sus personajes, entonces se convierte en una opción ideal para el confinamiento que estamos viviendo.

Diane Lockhart que fue un personaje secundario en The Good Wife, es ahora la protagonista en un despacho de abogados muy influyente en la comunidad afroamericana. Podremos ver la fortaleza de una mujer que después de perder su posición como socia en su propio despacho, además de su patrimonio, decide volver a ejercer la abogacía pese a desear el retiro.

Las vueltas que da la vida, afectan a Diane como lo hacen con cualquier ser humano, y es ahí donde radica la empatía que genera la serie con todos sus seguidores. Hay otros personajes que también representan a la sociedad actual, la abogada principiante Maia Rindell junto con su novia son un claro reflejo de los tiempos de libertad de pensamiento que estamos viviendo. Muy recomendable. Si pueden échense un maratón desde hoy.

El pasado que nos une

Es una historia completamente inesperada, que nos mantiene a la expectativa a cada minuto. La gran Julianne Moore actúa el papel de Theresa una empresaria súper exitosa que decide donar 2 millones de dólares a un orfanato en la India, con la condición de que sea una de sus directoras Isabel (Michelle Williams) la que lleve el papeleo personalmente en Nueva York.

Hasta ahí vemos un acto un poco extravagante pero entendible. Luego, Theresa le pide a Isabel que se quede a vivir en Nueva York a cambio de una donación de 20 millones de dólares para el orfanato, y es ahí en donde se revelarán las verdaderas razones por las que Theresa quiere que Isabel abandone la India.

Una de las escenas finales, en las que Moore llora desesperada por la situación que está enfrentando es en verdad desgarradora e inevitablemente nos lleva a los más sensibles a derramar muchas lágrimas, ¡es una actrizaza!

Ambas las encontré en Amazon Prime Video.

La buena esposa

Una maravillosa película protagonizada por Glenn Close (Joan Castleman) y Jonathan Pryce (Joe Castleman), en la que personifican a una pareja madura, inteligente y perfecta hacia afuera, pero en la intimidad ella sacrifica sus sueños de ser una escritora prestigiosa con tal de ver su trabajo literario en el reconocimiento público, a través del nombre de su esposo que incluso gana el Premio Nobel de Literatura.

La historia se desarrolla en el siglo XX, en el que era infinitamente difícil lograr tener un trabajo profesional reconocido proviniendo de una mujer, por lo que Joan opta por publicarlo con el nombre de su esposo. Ya sé, seguramente me dirán que casi casi seguimos igual, y pues si, en realidad ha habido poco avance en la valoración del trabajo y talento femenino, lo único es que cada vez hay más mujeres que se esfuerzan y luchan por tener un reconocimiento laboral y salarial, y no hay de otra que seguir intentándolo, aunque siga siendo muy difícil. Sin duda, les va a gustar.

Comentarios

comentarios