fbpx CABEZA DE PLAYA: Ciencia avanzada ¿escalada posible? | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

Carlos Galguera Roiz

  Soy consciente que los temas de Ciencia avanzada, excepto simplificaciones espectaculares, no suelen despertar interés entre la ciudadanía común.     Parecen asuntos muy complejos y aventurarse en ellos, se imaginan los profanos, requiere formación, aparte de un especial esfuerzo, que no están en el ánimo habitual del lector, bombardeado frecuentemente por  innumerables mensajes, repletos de sal y pimienta…

Sin embargo entiendo que estas cuestiones contienen componentes fundamentales para el enriquecimiento de la existencia humana, de tal suerte que bien merece la pena intentar alguna excursión, va mi aportación a la escalada…

Hasta hace poco mas de 100 años, la sabiduría humana por entender el Universo, con sus leyes fundamentales de funcionamiento, parecía haber llegado a su meta, todo, se suponía, estaba prácticamente descubierto.

            Newton había encabezado esta larga batalla, partiendo de dos ejes centrales para conquistar la montaña: Espacio y Tiempo. ¿Que son, en realidad estos pilares básicos?, ¿entidades físicas reales?, ¿ideas instrumentales para explicar la realidad?, ¿Qué son, en sus  verdaderas esencias…?

Finales del siglo XVII, el físico-matemático ingles, Isaac Newton, estableció que Espacio y Tiempo eran entidades rígidas, invariables y a partir de esta idea construyó su idea y ecuaciones del movimiento. Comprobaciones satisfactorias, fueron 200 años con este dogma en el centro de la Física, que se denominó clásica, parecía eterna…

Hubo algunas discrepancias y matizaciones, pero la autoridad de Newton resultaba demasiado abrumadora…; al panorama de la Ciencia, comandado por Newton, se incorporaron algunos ingredientes para cerrar el círculo, fueron las aportaciones de Maxwell, incluyendo en el paquete las fuerzas electromagnéticas.

Así, las ecuaciones que interpretaban todas estas realidades, parecían completas a finales del siglo XIX, se tenía la sensación, por parte de los expertos, que la Física Teórica estaba prácticamente terminada…

Solo dos nubes en el horizonte, no respondían al esquema establecido: el movimiento de la Luz y la Radiación que emitían ciertos cuerpos al calentarse, detalles pendientes que pronto se enfocarían adecuadamente y la batalla científica se habría culminado…

En menos de 10 años, todo cambió; apareció Albert Einstein en los escenarios, su grito revolucionario partió de una constatación que,  en sus orígenes, cualquier mente medianamente reflexiva podría haber visto…

El Espacio (E) y el Tiempo (T) estaban ligados forzosamente, por definición, con algo que era la Velocidad (V). Cuanto se mueven las cosas y que tiempo emplean en desplazarse, tiene que obedecer a la ecuación elemental V=E/T. Pero Velocidad, “¿respecto a qué?” se preguntó Einstein.

Si no se fija un punto de referencia, la velocidad carece de sentido y sus puntos definitorios, E y T, quedan suspendidos en la incertidumbre más inquietante…

Las comprobaciones de movimientos fueron llegando con los avances tecnológicos, la Tierra se mueve, respecto al Sol, hoy sabemos que a 30 kms/seg, pero el Sol a su vez, respecto al centro de nuestra galaxia, Vía Láctea, navega a 250kms/seg, alejando los prismáticos, las velocidades crecen exponencialmente. Las cifras han ido afinándose, pero los movimientos en si fueron constatados, por los científicos con la precisión disponible…

¿Porque no notamos nosotros estos movimientos tan raudos?, solo una causa, las velocidades son constantes. Si viajamos en un tren a 200 kms/hora y nos acercamos andando a tomar café al coche-restaurante, caminamos tranquilos, no notamos prácticamente nada, sin embargo para el campesino que nos ve pasar, arando en su tierra al lado de la vía, nuestra velocidad de desplazamiento es de 200 kms/hora más la de nuestra pequeña caminata por el vagón…

El tema de fondo fue abordado por Einstein al verificar las distorsiones en la propagación de la Luz, respecto a presupuestos de la Física Clásica. La única interpretación razonable a estas anomalías era que la hipótesis de Newton, respecto al concepto Espacio y Tiempo, fueran equivocadas, es decir estos elementos no son entidades absolutas, ni independientes, a pesar que estas afirmaciones pueden chocar con la experiencia intuitiva común…

Einstein demostró que Espacio y Tiempo forman parte de  un todo unificado y cambiante, así, deformándose y curvándose estos dos elementos esenciales, tienen que ver , nada más ni nada menos, con la Evolución Cósmica del Universo…

La realidad de Newton había sido derribada, pero resultaba útil para aplicaciones en situaciones, fuera de límites extremos con velocidad y gravedad…

Bueno, podría ser el momento para tratar de explicar nuevas esquinas de la Realidad, a través de la formulación Cuántica, espero abordar en próxima aventura…

Pensar y repensar estos conceptos, puede abrirnos la mente a fantásticos escenarios, sin entrar en elucubraciones rigurosas…, intuir el panorama, quizás nos proporcione visiones de largo recorrido, en cualquier caso estas escaladas son, en mi opinión, las búsquedas más satisfactorias que el ser humano puede ir encontrando, traducciones múltiples, siempre enriquecedoras…

Comentarios

comentarios