fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de febrero (AlMomentoMX).— Amazon anunció que no construirá su nueva sede en Long Island, Nueva York, luego de que los políticos locales mostraran resistencia a otorgarle las ventajas fiscales que exigía para la inversión.

“Mientras las encuestas muestran que el 70 por ciento de los neoyorquinos respalda nuestros planes e inversiones, una cierta cantidad de políticos locales ha dejado claro que se opone a nuestra presencia y que no trabajará con nosotros para construir el tipo de relación requerida para continuar con este proyecto”, señaló la firma en un comunicado.

Afirmó que estaban decepcionados por haber llegado a esa conclusión.  “Para Amazon, el compromiso para construir una nueva sede requiere de relaciones de colaboración positivas con cargos electos locales y estatales que lo apoyen al largo plazo”.

En noviembre pasado, Amazon, cuya sede central se encuentra en Seattle, había anunciado que construiría dos nuevas sedes, una en Nueva York y otra a las afueras de Washington, en Arlington, Virginia. La cancelación de los planes para Long Island no afecta a la inversión en Virginia, según el comunicado; aunque el gigante del comercio electrónico precisó que no reabrirá el proceso de licitación para otra sede.

El antiguo muelle de Long Island, Nueva York.
La nueva sede de Amazon estaría en Long Island, en Nueva York. Foto: AP

El proyecto de este nuevo cuartel general de Amazon en Long Island, que a término crearía 25 mil empleos, provocó duras críticas de representantes locales, especialmente por las ventajas fiscales prometidas y los efectos sobre el barrio. Aunque el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, y el gobernador del Estado, Andrew Cuomo, estaban de acuerdo en dar a la empresa unos incentivos fiscales que llegaban a los 3.000 millones de dólares.

“Estamos profundamente agradecidos al gobernador Cuomo y al alcalde De Blasio, y sus equipos, que nos han invitado con entusiasmo a construir en Nueva York y nos han apoyado en el proceso”, apuntó la firma. Eso sí, Amazon no se va de Nueva York: “Tenemos actualmente 5.000 empleados en Brooklyn, Manhattan y Staten Island y planeamos seguir haciendo crecer esos equipos”.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios