fbpx

29 de octubre, 2020, (AMX). En los últimos meses se ha puesto a discusión la pertinencia de la subcontratación en el ámbito laboral, más aún cuando gran parte de esta discusión emana desde el ejecutivo federal y el poder legislativo. Sin embargo, abonando a este particular tema cabe mencionar que más allá de los conceptos equivocados que han mal informado esta polémica, la subcontratación que cumple con todas las regulaciones de ley ha sido un modelo de contratación que ha aportado al desarrollo de las empresas, su fuerza laboral, y en gran medida al desarrollo del país.

 

También en este sentido cabe aclarar que han existido -y a la fecha existen- empresas que han pervertido este modelo de contratación lo cual ha dañado enormemente el buen nombre y reputación de aquellas empresas que sí han cumplido con las reglas de la también llamada tercerización laboral. Se trata pues de la subcontratación legal versus la subcontratación ilegal. 

 

Al respecto de este tema que ha tenido un gran impacto mediáticamente, podemos destacar varios puntos que vale la pena considerar: 

 

–    Eliminar la figura de la subcontratación agudizaría más profundamente la crisis económica. Según datos oficiales, alrededor de 4.5 millones de trabajadores laboran bajo este esquema y se sabe que existen cadenas productivas que dependen esencialmente del esquema de subcontratación como es el caso de la manufactura, comercio, servicios, industria automotriz y aeroespacial; ramas que están vinculadas con cadenas internacionales más grandes y que encuadran en el marco del T-MEC. Respecto a la industria aeroespacial, esta ha realizado esfuerzos importantes en los últimos años para poder cimentarse en nuestro país, algo que es fundamental para la atracción y desarrollo de nuevas tecnologías e inversiones, sector en el que muchos jóvenes podrían tener grandes oportunidades de trabajo.

 

–    Según recientes declaraciones de la secretaria del trabajo, Luisa Alcalde, en México hay al menos 4.5 millones de personas trabajando bajo el modelo de subcontratación, de las cuales 2.9 millones de personas estarían bajo un esquema de outsourcing ilegal, aunque las cifras podrían ser más. En caso de eliminarse la figura de la subcontratación, vale la pena preguntar ¿Qué pasaría con los trabajadores que dependen de la misma y que sus condiciones laborales cumplen a cabalidad con todas las disposiciones? ¿Sus empleos desaparecerían inmediatamente? ¿Qué pasaría con los proyectos en las ramas industriales que dependen esencialmente de la subcontratación, que ya se han puesto en marcha y que ya conllevan importantes inversiones? ¿Qué implicaciones tendría para la economía del país? ¿Qué pasará con los 2.9 millones de personas bajo un esquema de subcontratación ilegal? ¿Perderían sus empleos sin posibilidad de recuperarlos ante una economía endeble que se recupera muy lentamente? ¿Habría alguna medida para formalizar y regularizar esos puestos de trabajo?

 

 –    La subcontratación que cumple con todos los requisitos establecidos en la ley es una fuente de empleo formal, y esto se traduce al mismo tiempo en mayores ingresos y estabilidad para las familias, así como en ingresos para el Estado. La subcontratación podría ser una importante aliada para la recuperación económica en la coyuntura de la pandemia. Atravesamos por un momento en el que no es oportuno generar mayor incertidumbre, pues hacen falta recuperar miles puesto de trabajo y luego crear nuevos. Tampoco es momento para generar mayores huecos a la recaudación sino todo lo contrario. El Nuevo Modelo de Inspección Laboral de esta administración y ligeros ajustes al marco legal deberían ser suficientes para erradicar las malas prácticas e impulsar las que sí cumplen y traen beneficios reales al país.

 

 –    La entrada en vigor del T-MEC implica enormes retos para México. Existen muchas cadenas industriales en nuestro país como la automotriz, aeroespacial, financiera, tecnologías de la información, logística y de servicios, las cuales permitieron diversificar nuestras exportaciones y atraer importantes inversiones. Eliminar la subcontratación traería consigo serios problemas comerciales con los países socios, además de problemas estructurales en la economía y en el empleo. México podría perder el atractivo de nuestro país y ello significaría un futuro más desalentador, especialmente para las generaciones jóvenes.

 

 –    De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, el Nuevo Modelo de Inspección Laboral ha tenido buena eficacia en el combate contra la subcontratación ilegal. El desahogo de las inspecciones pasó del 57% en 2018 al 82% en 2019, según datos del 2do Informe de Gobierno, lo cual ha permitido una mayor dignificación del trabajo. La propia STPS ha resaltado que una de las principales problemáticas sobre la subcontratación ilegal era la ausencia de implementación de lo que está establecido en la Ley Federal del Trabajo, cosa que se está revirtiendo durante la actual administración.

De todo ello sobresale que este importante trabajo de las autoridades se ha llevado a cabo dentro del marco legal vigente, por lo que, a grandes rasgos, puede decirse que la regulación actual es suficiente para erradicar las malas prácticas, aunque puede mejorarse bastante y ello sin necesidad de eliminar la figura legal de la subcontratación. Recientemente el titular de la Unidad de Trabajo Digno, Alejandro Salafranca, dio varios puntos clave que podrían mejorarse en el marco legal vigente para fortalecerlo, entre ellos: el establecimiento de un registro nacional de contratistas y contratadores de subcontratación, regulación respecto a la negativa patronal hacia las inspecciones, y puntualizaciones al artículo 15-A de la LFT sobre el régimen de subcontratación.

 

DATOS

ECONOMÍA Y EMPLEOS

–    Según datos oficiales, entre 2004 y 2014, la participación de la subcontratación respecto del empleo total creció del 9% al 17%; para 2019 se contabilizan 5 millones de trabajadores en este esquema, mientras que habría alrededor de 6 mil empresas de subcontratación abusiva.[1]

 

–    Los datos del Censo Económico de 2019 del INEGI[2]  indican que para 2019, el personal no dependiente de la razón social (outsourcing) ascendía a 4,685,356 trabajadores, mientras que la distribución porcentual del personal ocupado según categorías se distribuiría de la siguiente manera: 59.9% personal remunerado; 22.8% propietarios, familiares, y otros trabajadores no remunerados; 17.3% personal no dependiente de la razón social (outsourcing).

 

–    Recientes declaraciones de la secretaría del trabajo, Luisa Alcalde, señalan que en México hay al menos 4.5 millones de personas trabajando bajo el modelo de subcontratación, de las cuales 2.9 millones de personas estarían bajo un esquema de outsourcing ilegal, aunque las cifras podrían ser más.[3]

 

–    De acuerdo con datos del COLMEX,[4] las principales industrias en México que dependen de la subcontratación laboral son la industria automotriz (vehículos, motores y autopartes), electrónica, aeroespacial, y call centers, mismas que se distribuyen principalmente en 15 entidades federativas: Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, CDMX, Coahuila, EDOMEX, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tamaulipas.

 

INSPECCIONES DE TRABAJO Y FORTALECIMIENTO DEL MARCO LEGAL

–    De acuerdo con la Secretaría del Trabajo, el Nuevo Modelo de Inspección Laboral[5] ha tenido buena eficacia en el combate contra la subcontratación ilegal. El desahogo de las inspecciones pasó del 57% en 2018 al 82% en 2019, según datos del 2do Informe de Gobierno,[6] lo cual ha permitido una mayor dignificación del trabajo.

 

–    La propia STPS ha resaltado que una de las principales problemáticas sobre la subcontratación ilegal era la ausencia de implementación de lo que está establecido en la Ley Federal del Trabajo, cosa que se está revirtiendo durante la actual administración. La STPS reporta en el 2do Informe que se han realizado 26,844 inspecciones de trabajo efectivas a 23,909 centro de trabajo en beneficio de 3,400,024 personas trabajadoras.

 

–    Las inspecciones han sido llevadas a cabo a través de un grupo de trabajo interdisciplinario, integrado por la STPS, IMSS, SAT, INFONAVIT, UIF, y la Procuraduría Fiscal. Destaca que este importante trabajo se ha llevado a cabo con el marco legal vigente, por lo que, a grandes rasgos, puede decirse que la regulación vigente es suficiente para erradicar las malas prácticas pero por lo mismo puede mejorarse sin llegar a eliminar la figura legal de la subcontratación.

 

–    Recientemente el titular de la Unidad de Trabajo Digno, Alejandro Salafranca, destacó tres puntos clave que podrían mejorarse en el marco legal vigente para fortalecerlo:[7]

–   La necesidad de un registro nacional de contratistas y de contratadores en subcontratación para transparentar una serie de normas, de quién es quién en esta industria.

–   Regular respecto a “la negativa patronal”, para evitar que haya quienes impidan la entrada de los inspectores, ya que actualmente les resulta más cómodo pagar la multa por no permitirles el acceso.

–   Puntualizar el artículo 15 A de la Ley Federal del Trabajo de modo que la subcontratación:

  1. a) No podrá abarcar la totalidad de las actividades, iguales o similares en su totalidad, que se desarrollen en el centro de trabajo
  2. b) Deberá justificarse por su carácter especializado.
  3. c) No podrá comprender tareas iguales o similares a las que realizan el resto de los trabajadores al servicio del contratante.

 

–    Asimismo, ha señalado que sería conveniente cambiar la redacción de modo que si se incumple con CUALQUIERA de esos los supuestos estipulados se caiga fuera de la normalidad.

 

–    La STPS también ha impulsado medidas para que las empresas por sí mismas se sometan al cumplimiento de la normatividad.

 

Ligas de interés 

[1] Nuevo Modelo de Inspección Laboral https://productividadlaboral.stps.gob.mx/images/opl/pdf/08-Nuevo_Modelo_de_Inspeccion.pdf; Comunicado de prensa https://www.inegi.org.mx/contenidos/saladeprensa/boletines/2020/OtrTemEcon/CenEconResDef2019_Nal.pdf

[2] INEGI – Censo Económico 2019 https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/ce/2019/doc/pprd_ce19.pdf

[3] 2.9 millones trabajadores están en esquemas de outsourcing ilegal: STPS https://www.publimetro.com.mx/mx/noticias/2020/10/27/cuantos-trabajadores-estan-outsourcing-ilegal.html

[4] ESTUDIO SOBRE LA SUBCONTRATACIÓN, TERCIARIZACIÓN Y OUTSOURCING EN MÉXICO, COLMEX.

[5] Nuevo Modelo de Inspección Laboral. https://productividadlaboral.stps.gob.mx/images/opl/pdf/08-Nuevo_Modelo_de_Inspeccion.pdf

[6] 2do Informe de Gobierno – STPS. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/573970/SEGUNDO_INFORME_DE_LABORES__SECRETARIA_DEL_TRABAJO.pdf

[7] La subcontratación abusiva complica la construcción de un estado de bienestar para los trabajadores. https://www.gob.mx/stps/prensa/la-subcontratacion-abusiva-complica-la-construccion-de-un-estado-de-bienestar-para-los-trabajadores?idiom=es

 

Comentarios

comentarios