fbpx

Erika Chafino, Directora de MKT

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de febrero (AlmomentoMX).- El design thinking se ha convertido en una herramienta de gran utilidad que impulsa la innovación dentro de las organizaciones, su aplicación genera grandes beneficios en el diseño de soluciones efectivas. Se trata de una metodología para la resolución de problemas que ayuda a satisfacer las necesidades de las personas de forma factible.

Esta metodología se centra en el proceso de diseño integrando enfoques de diferentes campos mediante la participación de grupos multidisciplinarios, como toda metodología consta de diferentes etapas entre las que se encuentran:

Comprender a los diferentes grupos de interés. Con esta metodología se busca adquirir conocimientos básicos de los usuarios del producto o sobre el problema que enfrentan para encontrar una posible solución.

Desarrollar empatía con los diferentes grupos de interés. A través de la observación se pretende comprender al usuario y detectar sus necesidades.

Generar ideas. Para llegar a la innovación es necesario generar tantas ideas como sea posible, el siguiente paso es diseñar prototipos de las ideas más prometedoras.

Aprender del usuario y evaluar. El usuario debe interactuar con el prototipo, esta interacción ofrece información valiosa para el desarrollo de productos y soluciones más innovadoras gracias a la retroalimentación que se obtiene de las personas.

El design thinking se enfoca en el uso de la creatividad, esta metodología considera el estado emocional de los usuarios frente al problema, para su solución integra las capacidades de todo

el equipo, permitiéndoles aportar ideas desde su especialidad; ofrece una visión general del problema para poder contemplar todas las posibles resoluciones. Entre sus aplicaciones destacan las siguientes:

Permite el diseño de interfaces y apoya la generación de estrategias de negocio.

Es útil en el lanzamiento de nuevos productos, alineando sus características con las necesidades de los clientes.

Gestión de cambios organizacionales.

La información obtenida de la observación permite construir bases de datos útiles para la toma de decisiones en diversas áreas de la empresa.

El design thinking ayuda a fomentar la comunicación dentro de la empresa al ser una metodología que busca escuchar a los colaboradores para detectar sus necesidades.

Entre las ventajas de implementar esta metodología se encuentra la posibilidad de tomar decisiones estratégicas basadas en la observación de los usuarios, dándole la oportunidad a la compañía de anticiparse a posibles situaciones de riesgo y plantear acciones que minimicen los riesgos. Asimismo, esta metodología fomenta la formación de equipos multidisciplinarios, la participación activa de diferentes profesionistas y especialistas durante las etapas de diseño es clave para alcanzar los objetivos del design thinking.

La generación de ideas es el principal recurso que ofrece este método a la organización, mediante una lluvia de ideas se estimula la creatividad de los colaboradores y se les hace participes en el proceso de innovación y mejora continua.

El design thinking permite abordar los problemas empresariales desde diferentes perspectivas, esto lleva a la empresa a evaluar diferentes alternativas dándole la posibilidad de rediseñar sus estrategias de negocio y enfocarlas a las necesidades del cliente.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios