miércoles, febrero 28, 2024

Volodímir Zelenski visita Jersón y denuncia cientos de crímenes de guerra

JERSÓN, UCRANIA.- La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 264 desde su comienzo el pasado 24 de febrero, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy lunes 14 de noviembre la guerra llegó a su día 264, en el que Volodímir Zelenski visita Jersón después de la desocupación rusa y denuncia cientos de crímenes de guerra.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, visitó este lunes la ciudad de Jersón, capital de esta región homónima del sur ucraniano, liberada recientemente de la ocupación militar rusa, informaron medios locales.

Se trata de la primera visita del mandatario ucraniano a esta ciudad, una de las principales de Ucrania y que fue la única capital regional que los rusos lograron controlar militarmente en los casi nueve meses desde que Rusia invadió este país.

Volodímir Zelenski anunció el pasado 11 de noviembre que la ciudad de Jersón volvía a estar bajo el control de Ucrania, después de que las tropas rusas decidieran retirarse al otro lado del río Dniéper, que actúa como frontera natural entre el norte y el sur de la región.

Un día después, la Oficina del Presidente ucraniano informó de que el jefe de la administración militar regional de Jersón, Yaroslav Yanushevych, los empleados de la Policía Nacional y el Servicio de Seguridad de Ucrania ya habían comenzado a trabajar en la urbe y en las otras zonas de la región que también habían sido liberadas.

Jersón, ocupada por los rusos el 2 de marzo, era una de las regiones ucranianas, junto con la vecina Zaporiyia, y las orientales Donetsk y Lugansk, que fueron anexionadas por Rusia, pese a que Moscú no ha logrado en ningún momento tener el control total sobre estos territorios.

El Kremlin ha asegurado que la retirada de sus tropas a la otra orilla del río Dniéper se debe a una reorganización del frente y a un cambio de estrategia en la invasión que inició el pasado 24 de febrero.

Mientras, el Gobierno de Kiev teme que los soldados rusos todavía puedan atacar la capital de Jersón desde el otro lado del río y han llamado a la población a que aún no regrese a la zona hasta que no sea totalmente segura.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, denunció que el ejército ruso causó “las mismas atrocidades” en Jersón que en otras regiones del país durante su ocupación, y afirmó que ya se han documentado “más de 400 crímenes de guerra rusos”

Desde que se inició la invasión rusa de Ucrania, el 24 de febrero, Rusia ha cometido en el territorio invadido un total de 46 mil 432 crímenes de guerra registrados como tal por los fiscales ucranianos, informó este lunes la agencia local Ukrinform.

Según la oficina de la Fiscalía General de Ucrania, estos crímenes pueden ser clasificados en varias categorías: violación de las leyes y convenios internacionales de guerra, planificación, preparación y lanzamiento de un conflicto de agresión y propaganda de guerra, entre otros.

Además, se documentaron 18 mil 864 delitos contra la seguridad nacional de Ucrania que incluyen vulneración de la integridad territorial y la inviolabilidad de Ucrania, traición, actividad de colaboración con el enemigo, ayuda al estado agresor o sabotaje, entre otros, según la fiscalía.

La oficina de la Fiscalía General señala que 627 funcionarios militares y estatales rusos (ministros, legisladores, comandantes, agentes del orden y propagandistas) son considerados sospechosos en las principales investigaciones sobre la agresión rusa contra Ucrania.

Estos datos se han hecho públicos apenas unas horas después de que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, denunciara que el ejército ruso causó “las mismas atrocidades” en Jersón que en otras regiones del país durante su ocupación, y afirmó que ya se han documentado “más de 400 crímenes de guerra rusos” en esa zona.

Tras la salida del ejército ruso de Jersón el pasado viernes, se va a garantizar y restablecer la ley y el orden en 226 asentamientos en la región, “esto es más de 100 mil residentes locales a partir de este momento”, dijo el presidente ucraniano en su habitual discurso nocturno.

En la región de Jersón, el ejército ruso “dejó atrás las mismas atrocidades que en otras regiones de nuestro país donde pudo ingresar”, agregó. “Encontraremos y llevaremos ante la justicia a todos los asesinos. Sin duda”, sentenció.
AM.MX/fm

Artículos relacionados