lunes, mayo 27, 2024

Va en aumento la demanda de cascos de realidad virtual (VR) y realidad aumentada (AR)

De ser un sueño, la realidad virtual ha pasado a convertirse en la tecnología de la nueva generación. Tanto la realidad virtual como la realidad aumentada tienen un gran potencial, especialmente en la industria del entretenimiento. Hay visitas y juegos virtuales que pueden realizarse con este tipo de tecnología, y lo mejor es su compatibilidad con el teléfono móvil.

En vez de comprar costosos aparatos con pantallas y mecanismos intrincados, algunos son más sencillos y te permiten colocar tu móvil y ver a través del visor. Los cascos de realidad virtual de mayor calidad son un poco costosos, y aún así es una tecnología con cada vez más adeptos.

Según estadísticas recientes, los últimos años se ha multiplicado el número de personas que compran cascos VR y AR. A pesar de su precio, no cabe lugar a duda de que la realidad virtual tiene aún mucho que ofrecer, como veremos a continuación.

El uso de VR y AR se ha triplicado en un año

De acuerdo a un portal de investigación tecnológica conocido como Counterpoint Research, la compra de cascos VR y AR se ha triplicado tan solo en los primeros meses del año 2021.

Si estás al día con este tipo de tecnología y conoces algunos de los modelos, no te sorprenderá saber cuál es el más vendido. Se trata del Oculus Quest 2, un casco de realidad virtual que no necesita un computador para operar y sólo requiere descargar una aplicación en tu teléfono, que se conectará con WiFi a tus gafas.

Oculus fue comprado por Facebook, así que fue esta la compañía que se llevó los beneficios de este brinco a la fama. Según el reporte de Counterpoint Research, se han vendido más de 4.5 millones de unidades Oculus Quest 2 desde su lanzamiento en octubre del año pasado.

Lo que se espera en el futuro de la realidad virtual

En un artículo reciente de Forbes México se revelaron los pasos agigantados que Facebook está dando para lograr la siguiente generación de dispositivos de realidad virtual y realidad aumentada.

Se prevé que este tipo de tecnología termine por darnos una percepción más cercana de nuestra interacción con la tecnología. Hoy día nos conformamos con interactuar con la tecnología de manera bidimensional. Pero hacer clic en una pantalla tiene sus límites si queremos colaborar, conectar, y resolver problemas más reales.

En este sentido, la realidad virtual podría posicionarse en el futuro como el próximo reemplazo del computador tradicional.

El espacio de trabajo puede ser mucho más que una pantalla cuadrada. El movimiento no se limitará al mouse, y en un futuro quizá incluso los impulsos eléctricos de nuestro cerebro se conviertan en el motor principal de este tipo de tecnología.

Actualmente sabemos más que nunca lo que se siente trabajar desde casa. Pero en un futuro, compartir espacios virtuales puede convertirse en el medio de trabajo principal, reduciendo costos y potenciando la productividad del equipo.

¿Cuánto cuesta uno de estos dispositivos?

De vuelta al presente, existen diferentes tipos de gafas de realidad virtual. Los más económicos son los que requieren de la pantalla del Smartphone para producir la imagen. Tienen una experiencia menos realista, pero es una buena manera de comenzar a utilizar la tecnología por precios accesibles, cercanos a los 500 pesos mexicanos.

Por otro lado, los mejores dispositivos son los de alto rendimiento, que tienen su propia pantalla. Algunos se conectan a una computadora y otros se sincronizan con el móvil. La calidad de imagen y la experiencia son mucho más realistas, pero el precio es sumamente elevado en comparación, llegando y en ocasiones superando los 9000 pesos mexicanos.

Artículos relacionados