martes, febrero 27, 2024

Turistas disfrutan del descenso de Kukulcán en Chichén Itzá

CHICHÉN ITZÁ.—  Tuvieron que pasar dos años para que el mundo volviera atestiguar el descenso del Dios Kukulcán en la pirámide de El Castillo en Chichén Itzá. Las condiciones actuales de la pandemia de Covid-19 en Yucatán permitieron que miles de turistas pudieran ingresar a la zona arqueológica para ser testigos de este espectáculo arqueo-astronómico.

Aunque semanas atrás el Centro INAH de Yucatán advirtió que no se permitiría el acceso de visitantes a Chichén Itzá durante el equinoccio de primavera para evitar contagios, las gestiones de las autoridades estatales y la presión de empresarios turísticos fueron vitales para la apertura de este sitio prehispánico.

⇒ El fenómeno arqueo-astronómico de luz y sombras se observó en su máximo esplendor a las 16:45 horas, en las escalinatas del Castillo de Chichén Itzá. Esto es conocido como el descenso de Kukulcán, el dios de la cultura maya que llega anualmente durante el equinoccio de primavera.

Cada equinoccio (boreal), en la zona de Chichén Itzá se puede contemplar un fenómeno en las escalinatas de la pirámide que asemeja al movimiento de Kukulcán, la serpiente emplumada y deidad de viento y del agua en la mitología maya. El fenómeno ha cautivado a miles de visitantes.

De acuerdo con cifras oficiales, más de 9 mil personas ingresaron a la zona arqueológica en la jornada de este 21 de marzo, quienes fueron testigos de cómo Kukulcán descendió para fertilizar la tierra, en una de las fechas más importantes del calendario de cosechas de la civilización maya.

Mauricio Díaz Montalvo, presidente del  Patronato Cultur, afirmó que el hecho de que se permitiera el ingreso de visitantes a disfrutar del equinoccio significa que la reactivación económica de Yucatán va en buen camino luego de las afectaciones de la pandemia.

Durante dos años consecutivos no se permitió el ingreso de turistas en el equinoccio debido a la pandemia de Covid-19, lo que golpeó económicamente a la actividad turística de Yucatán. Sin embargo, este año, la entidad se encuentre en Semáforo verde, por lo que ya se permite la realización de eventos masivos.

Eso si, se reforzaron las medidas de higiene tanto en el parador turístico como en el interior de la zona arqueológica, para evitar la propagación de la Covid-19. Se estuvieron repartiendo cubrebocas a los turistas que llegaron para que los utilicen durante su visita. Además, se limitó el aforo a 15 mil personas por día.

Además, este lunes, una ambulancia ingresó repentinamente y atravesó la explanada de la zona arqueológica de Chichén Itzá sorprendiendo a los miles turistas que esperaban el descenso de la Serpiente Emplumada. La movilización  se debió a que una hormiga toro picó a una turista de chilena y tuvo que ser trasladada dada la peligrosidad de la picadura de este insecto.

Te recomendamos:

Habrá uso obligatorio de cubrebocas para el equinoccio en Chichén Itzá

AM.MX/dsc

Redacción/dsc
Redacción/dsc
Periodista en crecimiento; siempre buscando algo que contar.

Artículos relacionados