fbpx

Adrián García Aguirre / Teúl, Zacatecas

* Entre sus cualidades está la esencia provinciana de los zacatecanos.
* Téotl es el adjetivo que califica a los chichimecas como sagrados.
* Su nombre es un reconocimiento al general juarista y republicano.
* Posee un aspecto colonial de extraordinaria sencillez y belleza.
* El buen mezcal teulense está en la taberna de don Aurelio.
* Se honra a los presentes, a los ausentes y al pasado prehispánico.

Como la mediterránea Valencia española, el aire de Teúl tiene aromas de azahar, sus calles son esencia de la provincia zacatecana y los edificios, altos y macizos, conservan gárgolas de cantera que, antes y ahora, parecieran ver a sus hermosas mujeres caminar garbosas por las calles adoquinadas.
Cuando los conquistadores peninsulares llegaron a esta región en la que crecen profusamente los agaves, se encontraron y combatieron a los indígenas teúles, ancestros de la ciudadanía de estos tiempos, entregada al trabajo y a los días de fiesta que les da la vida.
Teúl (Téotl) Dios es un adjetivo que califica a los chichimecas como sagrados, venerados, respetables y (Tetl) “Gran piedra redonda”, según otros; y “De González Ortega”, porque a partir de 1800 llegó a Teúl un tío del general J. Jesús González Ortega quien, dadas sus cualidades docentes, fundó una escuela.
Sin precisar fecha, llega también a vivir a Teúl el niño Jesús González Ortega; después de sus estudios en el seminario de Guadalajara aparece de nuevo en Teúl como escribiente en el juzgado, y es por esa razón que se creyó que era originario del poblado.
Esta cercanía y afecto del general juarista y republicano con el municipio hizo que en 1935, mediante el decreto No. 195 del 9 de enero de ese año, se cambiara el nombre de San Juan Bautista del Teúl, por el de Teúl de González Ortega.
La belleza natural y la arquitectura que aún guarda, le dan al pueblo un aspecto colonial de extraordinaria sencillez y belleza y es el único municipio en todo el país que tiene dos Santos Mártires.
Entre sus atractivos están la Plaza de Armas adornada con palmeras, bancas, faroles y en el centro un kiosko porfiriano; los portales Trinidad Cervantes, nombrados así en honor al revolucionario homónimo; el Museo Municipal, donde se muestra y vende la artesanía típica de Teúl; y la Plaza de Abajo, donde celebran las ceremonias cívicas.
Tiene festividades el 3 de mayo, Día de la Santa Cruz; el 24 de junio, aniversario de San Juan, patrono del pueblo; y el 12 de diciembre, dedicado a la Virgen de Guadalupe.
Porque en Teúl se honra a los santos, a los presentes, a los ausentes, al pasado prehispánico, lo que vino después y, por supuesto, la fabricación del mezcal teulense al que se rinde pleitesía en la taberna de Don Aurelio y en El Rincón, no sin antes refinarse un pipián, unas albóndigas, un chamorro o una torta de guachal en Los Jorges.
“A beber y a comer, que el mundo va a perecer”, clama un parroquiano en el bar del hotel González al escuchar los violines y guitarrones del mariachi, a los músicos que alegran el alma en las fiestas de Teúl de González Ortega, Pueblo Mágico ubicado en el extremo sur de Zacatecas, a 213 kilómetros de esta capital y a 114 al norte de Guadalajara.
Su extensión es de 886 kilómetros cuadrados, limita al norte con el municipio de Tepechitlán y Santa María de La Paz, al sur con Mezquital del Oro, García de la Cadena y al oeste con el municipio de Tequila, Jalisco, y el municipio de Benito Juárez.
Por esa cercanía con Jalisco, donde se cultiva el agave que origina el tequila, el agave azul tequilana de Zacatecas le está dando un vuelco al municipio en alternativas de producción, como inicio de un desarrollo industrial acelerado y benéfico para los agricultores.
Huitzila, al sur del municipio, es la región más industrializada con seis destiladoras registradas: «Zacatecano», «Huitzila», «Potrillos», «Lamas», y en Huitzila y la hacienda de Guadalupe: «Teulito» y «Caxcán», además de que en la cabecera municipal actualmente existen 600.26 hectáreas plantadas del ese azul tequilana.
Para no quedarse atrás de Nochistlán, Teúl presume de ser cuna de músicos, con una larga tradición que data de las primeras décadas del siglo pasado sobre el aprendizaje y práctica de la música clásica y popular.
En la actualidad existen siete grupos musicales, de los cuales tres son bandas de estilo sinaloense: la San Agustín, la Skandaloza y la Teúl; tres agrupaciones de corte norteño: Los Chalinos, La Fuga Norteña y Los Tres de Zacatecas), de hasta con veinte años de antigüedad.
Y tiene la tradicional Banda Sinfónica Juvenil Teulense formada en 1982, la cual goza de enorme prestigio e identidad en la comunidad, un factor más que propició el nombramiento de Teúl como Pueblo Mágico, el 29 de abril de 2011, cuando se entregó la constancia que lo acredita con ese premio a una comunidad que, de corazón, siempre defiende la identidad zacatecana

Comentarios

comentarios