fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- El pasado 20 de octubre, el congreso del Estado de México aprobó el castigo y la sanción de esfuerzos para corregir la orientación sexual e identidad de género, prácticas medievales que se castigarán con penas de uno a tres años prisión a quien encabece este tipo de terapias de conversión sexual.

Así lo confirmó Maurilio Hernández durante una entrevista con Sergio Sarmiento y Guadalupe Juárez para el noticiero matutino de El Heraldo Radio.

Por mayoría, el congreso acaba de hacer una reforma al artículo penal para incrementar las penalidades para las personas que haciendo uso de la razón legal que les pueda asistir, pretendan obligar a terapias de reconversión”, aseveró.

La propuesta fue aprobada en lo general y en lo particular con 61 votos a favor, nueve en contra y cero abstenciones, por lo que se va a cambiar el artículo 211 del Código Penal.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios