fbpx

Antes de solicitar un préstamo, el usuario debe tener claro cuál es su necesidad, es decir, para qué lo quiere exactamente. Quizás lo requiera para comprar una casa, por lo que necesitará solicitar un préstamo hipotecario, o a lo mejor prefiere utilizar el dinero para hacer un viaje, siendo el préstamo personal la mejor opción.

Sea cual sea el destino del dinero, antes de nada es preciso saber diferenciar entre un crédito y un préstamo, ya que aunque ambos términos suelen ser confundidos, lo cierto es que son muy distintos.

Diferencia entre préstamo y crédito

Cuando una entidad financiera concede un préstamo, pone a disposición del usuario una cantidad de dinero fija. Este tendrá que devolver la misma cantidad en el plazo estipulado, además de unos intereses y comisiones que varían según la empresa elegida.

En cambio, cuando una institución bancaria concede un crédito, pone a disposición del consumidor el dinero que este requiere hasta una cantidad máxima en una cuenta de crédito.

¿Qué es un préstamo?

Se trata de una operación a medio o a largo plazo cuya amortización se lleva a cabo a través de cuotas regulares. Algo muy beneficioso para el cliente, ya que así podrá planear mejor los pagos.

Los préstamos pueden ser personales, hipotecarios y de negocios. No obstante, los préstamos personales suelen ser los más solicitados, los cuales son concedidos a particulares para su uso privado.

¿Cuándo tendría que solicitar un préstamo personal?

Los préstamos personales se utilizan para financiar necesidades concretas en un momento determinado, las cuales requieren de una pequeña cantidad de dinero. Suelen ser usados para costear bienes intangibles o perecederos, tales como la celebración de una comunión o una boda.

El préstamo personal es uno de los productos financieros más solicitados por los usuarios. Además, actualmente son muy fáciles de tramitar, ya que todo el proceso se puede realizar a través de Internet. Los plazos para devolver este tipo de préstamo son a corto y a mediano plazo.

Características del préstamo hipotecario

El préstamo hipotecario ofrece una garantía real: la hipoteca de un bien inmueble. En el caso de que el cliente no cumpliera con los pagos, la entidad bancaria se convertiría en la propietaria de la casa.

Evidentemente, este tipo de préstamo es utilizado para la compra de una vivienda. Sin embargo, algunas personas lo utilizan para emprender o expandir su negocio. Para ello piden préstamos hipotecarios sobre su vivienda.

¿Quién puede solicitar los préstamos de negocios?

Este tipo de préstamo va dirigido a los empresarios que quieren crear un negocio o ver como éste crece. Estos productos son concedidos por instituciones bancarias gubernamentales y privadas, las cuales han sido creadas para satisfacer necesidades muy concretas.

Los plazos para devolver un préstamo de negocios suelen variar desde los seis hasta los sesenta meses. Para la concesión de este tipo de préstamo, las entidades bancarias suelen pedir como garantía  varios avales o el bien en el cual el cliente ha empleado el dinero.

 

 

Comentarios

comentarios