domingo, febrero 25, 2024

SENDERO POLÍTICO: Se soltaron los grillos en Michoacán

Por: José Cruz Delgado

La CNC apoya abiertamente a Roberto Carlos

Ley interior una garantía de seguridad para Michoacán

Pese a las bajas temperaturas que se están registrando en Michoacán, el ambiente político está muy caliente, a punto que la olla de grillos está hirviendo y a punto de explotar.

En el PRD renunció su presidente estatal Carlos Torres Piña  quien se registró como precandidato al igual que el actual legislador local Antonio García Conejo, hermano del gobernador Silvano Aureoles Conejo.

Por al PAN no hay sorpresas, pues el mandadero de Ricardo Anaya, Marko Cortés Mendoza será candidato a senador por la vía plurinominal para que no se ensucie sus fines trajes con el roce del pueblo. En el PT, Morena, Verde Ecologista, Panal, Nueva Alianza aun no sale humo mientras que en el PRI las moneda está en el aire aunque ya andan algunos que están buscando otros escaños como la diputada local tricolor y Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso local, la piedadense Adriana Hernández Íñiguez, quien a sabiendas que no tiene la menos posibilidad de ganar quiere por todos los medios ser candidata.

Sin embargo, hay otros que aspiran a una diputación federal y que sí tienen la posibilidad de obtener el triunfo, como es el caso de Roberto Carlos López García, de origen campesino y que goza de las simpatías de los hombres del campo y de las zonas urbanas por el buen desempeño que ha tenido en el Congreso local, lo que le ha valido que sus bonos hayan subido rápidamente colocándose en el gusto del electorado.

López García es apoyado abiertamente por la Confederación Nacional Campesina, en donde, por cierto fue dirigente de esa central en Michoacán e hizo un buen papel al frente del campesinado y a decir de los agremiados, la merece y sería garantía de triunfo para el Partido Revolucionario Institucional.

También hay quienes quieren la reelección, como Yarabi Ávila, del PRI, quien por cierto pese a las críticas contra el actuar del titular de la Auditoría Superior de Michoacán, José Luis López Salgado, metió a su gente a la dependencia porque ésta se ha convertido en una agencia de colocaciones de algunos diputados, y si no que le pregunten a la diputada panista Macarena Chávez.

Pocos son en realidad los legisladores locales que  puedan lograr la reelección, entre esos pocos está el priista Raymundo Arreola Ortega por el Distrito de Múgica, quien por cierto es uno de los legisladores más productivos junto con Roberto Carlos López García. Arreola Ortega llamado también El Atila de Nueva Italia, fue presidente municipal en su natal Nueva Italia, se convirtió en defensor de las causas nobles en su Distrito, se ha preocupado por su gente y cuando no está legislando está visitando las comunidades ganándose a pulso el respeto y es casi seguro que logará la reelección.

Por cierto, ante la posible solicitud de licencia de la gris diputada Adriana Hernández Íñiguez, Arreola Ortega tiene todas las posibilidades de convertirse en el Presidente de la Junta de Coordinación Política y líder de la bancada porque sus compañeros le reconocen su buen trabajo legislativo, además hay que recordar que ya fue Presidente de la Mesa Directiva del Congreso.

Otro legislador que anda muy activo es Sergio Ochoa Vázquez, exitoso empresario de Apatzingán que busca por todos los medios que inviertan los  hombres de negocios en esta rica región región y que a través de eventos busca darle otra cara y no se descarta que sea la carta fuerte para la presidencia municipal.

La famosa Ley Interior ha casado mucho revuelo, unos en contra y otros a favor, pero en Michoacán la situación es muy clara porque los michoacanos hartos de tanta inseguridad y la ineficiencia de los encargados de la seguridad, Bernardo Corona Sánchez y José Martín Godoy Castro, están pidiendo que la milicia patrulle las calles de las ciudades.

No es la primera vez que en la entidad el ejército mexicano haga labores de vigilancia, ya pasó con el indeseable ex presidente panista Felipe Calderón Hinojosa, quien en una guerra particular envió a los militares y Policía Federal a la región de Tierra Caliente, e incluso se vistió de militar cayendo en el ridículo y fue el hazme reír de todos mundo.

Sin embargo, en esta guerra muy particular de Calderón contra el crimen organizado causó enojo, no porque vinieron los militares, sino por el método que utilizó en el combate a la delincuencia porque fueron más los muertos inocentes que criminales y se violentaron los derechos humanos de sus habitantes.

Hoy que la violencia se ha agudizado por la nulidad de las acciones emprendidas contra este flagelo por parte de las autoridades del estado, habitantes de las regiones de Tierra Caliente y Costa Nahua están pidiendo la presencia militar porque no confían ni en las autoridades locales ni en su policía porque sospechan que están coludidas con el crimen organizado.

Dicen que se sienten más seguros con los militares, porque las policías locales no son dignas de confianza y en lugar de generar confianza dan temor. Así que aquellos que están en contra de dicha Ley, deben darse una vuelta por la región de Apatzingán y se den cuenta de la realidad en que viven los habitantes, pero como nunca han pasado por situaciones difíciles como los terracalenteños, les es fácil criticar y desaprobar, pero son los mismos que están en contra de todo, claro, me refiero a los legisladores de Morena.

Artículos relacionados