fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de enero (AlMomentoMX).- Cientos de fans recibieron a Roger Federer en Zúrich en su regreso a Suiza como campeón del Abierto de tenis de Australia. Aunque cansado por el largo viaje y las pocas horas de sueño, el ex número uno del mundo atendió a los aficionados y firmó autógrafos.

Foto: AP

Con el trofeo de su Grand Slam número 18 en la mano, el tenista de 35 años aseguró que antes de volver a los entrenamientos se tomará unos días libres para cumplir el deseo de sus hijas mayores Myla Rose y Charlene Riva: ir a esquiar.

Federer y su mujer, Mirka, tienen dos parejas de mellizos, de siete y dos años. Los menores se llaman Leo y Lenny. Toda la familia llevaba un mes en Australia.

A decir del tenista, sus hijos le sirvieron de motivación para avanzar en el torneo. “Por favor, no pierdas, queremos quedarnos más tiempo en Australia”, contó Federer que le decían sus niños.

El suizo derrotó en la final al español Rafael Nadal, en una nueva edición del gran clásico de la última década en el tenis mundial.

AM.MX/d

Comentarios

comentarios