lunes, febrero 26, 2024

Retos de comercio agrícola entre México y Estados Unidos se deben resolver con T-MEC, demandan en el Senado

CDMX.- La Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC externó su preocupación por la solicitud de un grupo de legisladores de Estados Unidos, para investigar las importaciones de productos agrícolas estacionales y perecederos de nuestro país, pues esta medida podría vulnerar los intereses comerciales de los productores agroalimentarios mexicanos.

Las y los integrantes de la Comisión Especial, que preside la senadora Claudia Ruiz Massieu, señalaron que el uso de medidas unilaterales se aparta de la esencia y el texto del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lo cual pone en riesgo la estabilidad de nuestro comercio agrícola.

Por ello, solicitaron que cualquier reto que enfrente el comercio agrícola se aborde por medio de los mecanismos previstos en el T-MEC.

En un pronunciamiento que emitieron el pasado 11 de octubre, las y los senadores recordaron que en investigaciones pasadas se ha determinado que las importaciones mexicanas no causan daño a la industria de la Unión Americana, y que factores como el clima, plagas y altos costos de producción son los que obstaculizan la competitividad de los productores de Florida.

La Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC refrendó su compromiso con los productores mexicanos y rechazó cualquier medida que mine las condiciones que permitan llevar a cabo el comercio de productos agrícolas conforme al acuerdo signado y ratificado por todas las partes.

De igual manera, reiteró su compromiso y disposición con el Gobierno de México, a fin de acompañar conjuntamente la estrategia y las acciones pertinentes para atender esta cuestión y asegurar que el T-MEC se implemente a cabalidad.

El pasado 8 de septiembre, un grupo bipartidista de legisladores estadounidenses, originarios de Florida, solicitaron a la Oficina de la Representante Comercial de los Estados Unidos de América que se iniciara una investigación en contra de productos agrícolas estacionales y perecederos de origen mexicano, especialmente frutas y verduras cultivadas con infraestructura hortícola, al amparo de la Sección 301 de la Ley de Comercio de Estados Unidos.

Por ello, la Comisión Especial de Seguimiento a la Implementación del T-MEC del Senado de la República hizo suyas las preocupaciones de los productores agroalimentarios mexicanos ante esta medida en contra de las importaciones de productos agrícolas mexicanos.

 

AM.MX/CV

Artículos relacionados