fbpx

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer en su conferencia mañanera de este martes, que una semana antes de la elección comió com los directivos de Televisa, “era un proyecto de decreto en donde yo iba a expropiar Televisa, bien hecho porque yo ni sabía de cuantas empresas tenía televisa… el primero de diciembre de 2006, al tomar posesión iba yo a expropiar Televisa… era otros tiempos, no existían las redes sociales, ahora es distinto… No hay necesidad de usar la violencia, porque al golpe de Estado si va a haber revocación del mandato, que no quieren esperar hasta el 22… legisladores conservadores lo impidieron. Si les apura mucho, que planteen lo de la reforma a la Constitución, que no sea el 22, que sea ya… 10, 15 de diciembre”.

El presidente López Obrador retó a los conservadores a llevar a cabo la revocación de mandato para este 2020 o 2021. Esto, luego que se le cuestionó sobre la presunta infiltración de grupos en marchas.

Cabe recordar que en la conferencia mañanera de este lunes, López Obrado aseguró que si el pueblo así lo desea, se someterá a la revocación de mandato a principios del 2022, tras ser cuestionado sobre las declaraciones de algunas mujeres, quienes le exigieron su renuncia por la ola de feminicidios y la violencia de género en el país.

Asimismo, AMLO pidió a los grupos feministas organizarse de manera pacífica para participar en la consulta y si así lo deciden, renuncie al cargo. Aunque aseguró que solo es un sector de la población que no está a favor de su gobierno porque “no quiere la transformación” del país y estos son impulsados por grupos de oposición.

“Hay otra vertiente de quienes están en contra nuestra, y lo que quieren es que fracase el Gobierno y sobre todo que no pueda consumarse la cuarta transformación de la vida pública del país”.

Asimismo, señaló que los conservadores “siguen sin poder agruparse para poder aplicar una reacción”. Añadió que siempre que “hay una transformación habrá un movimiento reaccionario”.

El mandatario acusó a la derecha de estar detrás del paro nacional contra la violencia de género, el próximo 9 de marzo.

Por eso afirma que estos grupos conservadores están al día de hoy, “moralmente y políticamente derrotados”.

Por consiguiente, citó al ex presidente Benito Juárez: “El triunfo de la reacción es moralmente imposible”.

De acuerdo con el Presidente, el gobierno está llevando cambios profundos contra la corrupción: “Ya se acabó el saqueo, la robadera”. El Gobierno ahora “representa a todos los mexicanos y ya no está a la orden de grupos rapaces”.

Aseguró que nos va a ir bien el año próximo y que no hay nada que temer en cuanto a la economía del país.

Indicó que se deben respetar las garantías y los derechos de los ciudadanos, pero, sobre todo, “no caer en la provocación”. Sentenció que no habrá represión porque es eso “lo que quieren” sus adversarios.

“No les daremos motivos, por convicción. Venimos de luchar por muchos años y no queremos la represión”.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios