fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero (AlmomentoMX).- Tras señalar que el impuesto minero impuesto por el gobierno de Zacatecas a las empresas mineras  es una figura impositiva con fines exclusivamente recaudatorios y no ecológicos, Carlos Pavón Campos, secretario general del Sindicato Nacional Minero Metalúrgico (SNMM), reprochó a la LXII (62) Legislatura local que aprobara el impuesto ecológico pues, aseguró, “el desconocimiento de la cámara de diputados local pone en riesgo la inversión y las fuentes de empleo”.

“Pedimos que el gobierno recalcule sus finanzas y vea el porqué del déficit que existe. No tenemos la culpa de que las finanzas estén en mal estado”, recalcó.

El Sindicato Nacional Minero Metalúrgico denunció que el recién impuesto ecológico, aprobado por la legislatura local, atenta contra el trabajo de los mineros, pues se corre el riesgo de que las mineras cierren, dada la carga fiscal que tienen, por lo que anunciaron, presentará un amparo y realizaran una serie de acciones y movilizaciones para que no sea aplicado.

Carlos Pavón Campos, secretario general del sindicato, condenó dicho impuesto pues aseguró, su única función es tratar de solucionar la crisis económica que tiene el estado, producto de malas administraciones y del déficit financiero que se tiene para pagar al magisterio, por lo que lamentó que sea a la industria minera a la que se esté sacrificando.

Manifestó que los legisladores demostraron un total desconocimiento de lo que aprobaron, por lo que los invitaron a las minas para que vean cómo se ganan la vida los mineros. “No es posible que se sacrifiquen fuentes de trabajo productivos”, agregó.

Explicó que con este gravamen se pretende recaudar más de mil 230 millones de pesos y que una de sus consecuencias es que ya se empezó a pactar el cierre de la Minera Madero SA de CV, que cuenta con mil 200 trabajadores. “¿Ahora qué van a hacer esos hombres y mujeres que viven de la mina?”, preguntó.

Calificó esta figura impositiva de incongruente, debido a que se utiliza como una forma de recaudación para fortalecer las finanzas estatales.

“No está planteado propiamente para cuidar el medio ambiente, pues los legisladores que lo aprobaron desconocen las situaciones laborales de las empresas mineras”, reiteró.

El dirigente del SNMM retó a los diputados a que visiten las mineras y verifiquen la “supuesta contaminación que producen”.

Para señalar si existe una afectación ecológica y para que se den cuenta de que manejan las cosas irresponsablemente, es necesario que los legisladores recorran las empresas del sector en la entidad, agregó.

Afirmó que lo que se pretende con este impuesto ambiental es que la minería pague las deficiencias fiscales del estado.

Lo anterior, dijo, debido a que el gobierno estatal ha decidido pagar íntegramente los salarios caídos de los profesores de la CNTE que han dejado de trabajar. “Eso no es admisible ya que si un trabajador minero falta a su trabajo tres días seguidos es despedido sin ningún tipo de indemnización. Sin embargo,  a los maestros hasta les pagan completos sus salarios sin haber dado una sola hora de clase”.

Añadió que los legisladores piensan que el proceso de sacar el mineral es girar una llave de donde sale el oro y la plata, pero todo esto pone en riesgo las fuentes de trabajo.

Por ello, Carlos Pavón reprobó que los diputados de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN), Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y de la Revolución Democrática (PRD) no se dieran a la tarea de analizar todos los significados del impuesto; “ellos vieron dinero”, reprochó.

Declaró que la carga tributaria es ilegal, “ya que es de índole federal el poder cobrar por lo que se plantea en la figura impositiva”.

Anunció que los sindicatos mineros efectuarán protestas pacíficas, pues el sector obrero y minero se verán afectados durante el presente ejercicio fiscal; entre las medidas a tomar mencionó marchas, tomas de instalaciones mineras y la solicitud de un amparo para que el impuesto ecológico no entre en vigor.

Este gravamen se suma al de 7.5 por ciento a las utilidades que se cobran desde 2014 y alimentan al Fondo Minero, recordó el líder sindical.

“Este impuesto de por sí ya había provocado la disminución de operaciones y la inversión, aunque sin poner en riesgo las plazas laborales”, acotó.

Además, mencionó que el gobierno de Zacatecas “ni siquiera ha bajado los recursos del Fondo Minero, lo cual resulta incomprensible e incongruente”.

Por último, estableció que la nueva contribución al sector minero es arbitraria porque ni el Estado ni el Congreso local tienen facultades para fijar cargas impositivas al sector de la minería, ya que esa es una facultad federal, por lo que buscarán ampararse.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios