fbpx ¿Qué le pasó en el rostro a Amaia Montero? ¿Exceso de botox? | Almomento | Noticias, información nacional e internacional

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo (AlMomentoMX).—   A su regreso a los escenarios, Amaia Montero, la ex vocalista de La Oreja de Van Gogh, fue duramente criticada por su imagen.

Durante su presentación en los Premios Cadena Dial, en donde presentó su nuevo sencillo “Nacidos para creer”, la cantante salió vestida con un mono naranja aunque el público en lo que se fijó fue en los nuevos rasgos de su rostro. Se la veía algo más hinchada que de costumbre, con unos pómulos muy marcados y unos ojos rasgados.

Este rasgo hizo que cientos de usuarios de redes sociales señalaran que la intérprete utilizó botox. “Amaia Montero se ha operado la cara. Otra que dirá que ha sido la reacción del Botox. Está horrible”, “Qué le pasó a su cara”, “Se parece a la tigresa del oriente”, “La han dejado fatal”, son algunos de los mensajes que se leen.

Según la opinión de expertos en cirugía estética, consultados por medios españoles, Amaia se ha habría sometido a un tratamiento con ácido hialurónico, cuyo uso cosmético ayuda a hidratar la epidermis y por tanto, disimular las inevitables arrugas.

Otros especialistas como Ramón Vila-Rovira, que cita el portal 20 minutos de España, sostiene que la cantante de 41 años se ha hecho un lipofilling y que aún está muy hinchada.

“La técnica consiste en un relleno facial que se puede hacer con la propia grasa del paciente, con ácido hialurónico o con prótesis de pómulo”. Durante los primeros meses, este tipo de procedimientos da la sensación de engordar el rostro”, afirmó el especialista.

En su nueva canción, Amaia Montero deja claro que le importa muy poco lo que otros digan sobre ella, una faceta que, parece, puede que se convierta en la base de sus próximos trabajos.

“Hay quien encuentra raro que a los 40 / No esté casada / Pocos me han desnudado / Muchos me hacen la cama / Otros juran que bebo y que en persona/ No valgo nada/ Que hace dos o tres tallas / Que no entro en mis vaqueros / Y a veces me dan ganas de volverme y decir / Si tú no sabes nada de mí / Ni dónde ni con quién ni cuándo/  Si cuelgo a dios o al diablo en la pared/ A qué me atreví, lo que nunca haré/  A cuánto vendes tu la verdad? / Quién te dio vela en este entierro / No busco un clavo ardiendo/ Y si miro atrás tu no estás ahí / Con los que pondrán la mano en el fuego por mí”.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios