fbpx

CIUDAD IXTEPEC, OAX., 19 de septiembre (AlmomentoMX).-  Con una inversión inicial de 10 mil millones de pesos, este día el presidente electo Andrés Manuel López Obrador presentó el Programa Nacional de Reconstrucción (PNR) que dará inicio desde los primeros días de la nueva administración federal.

Durante el acto público encabezado por el próximo mandatario de la nación en el parque “Venustiano Carranza” con motivo del primer aniversario luctuoso de la pérdida de vidas humanas durante los sismos, López Obrador se refirió a esta fecha que guarda significado especial para los mexicanos:

“Decidimos llevar a cabo este acto en conmemoración de los hechos de hace un año que significaron daños que ocasionaron los temblores, las réplicas aquí en el istmo y en otros estados de la república. Decidimos estar aquí esta fecha para dar a conocer el plan federal de reconstrucción que vamos a llevar a cabo desde los primeros días del próximo gobierno democrático.”

El presidente electo dijo que el PNR dará atención prioritaria a las personas, comunidades, viviendas y construcciones con un criterio de urgencia y sensibilidad social, a fin de atender necesidades básicas que permanecen a un año de los sismos:

“Yo destaco que el gobierno federal va a invertir, porque no es un gasto, es una inversión, para reconstruir la infraestructura de los pueblos, para reconstruir escuelas, si es necesario construirlas de nuevo, centros de salud, hospitales y desde luego, construir viviendas para le gente y se van a destinar recursos suficientes desde los primeros días del próximo gobierno, pero no sólo queremos hacerlo con la acción gubernamental, o no sólo queremos que actúe el gobierno federal.”

Añadió que el gobierno federal que dará inicio en diciembre planea hacerse llegar de la colaboración de todos los sectores, e hizo mención especial de las autoridades que tendrán un papel central en el éxito del programa:

“Hay disposición para que también apoyen los gobiernos municipales tanto de municipios de régimen constitucional como municipios de usos y costumbres y también van a participar los gobernadores y de manera coordinada con los tres poderes.”

El presidente electo también se refirió a las organizaciones con distintos perfiles que se presentaron en el acto para mostrar su apoyo al PNR:

“También se está contando con la participación de la sociedad civil, representantes de organizaciones sociales, religiosas, de empresarios, aquí está el ejemplo, nos acompaña Alfredo Harp Helú, que es un empresario con dimensión social que siempre ha ayudado a la gente humilde, a la gente pobre y me da mucho gusto que esté con nosotros el obispo Arturo Lona”.

Asimismo, López Obrador destacó que las y los habitantes son los actores centrales de esta etapa: “Lo más importante de todo, el acompañamiento de ustedes, del pueblo, como decía el presidente Juárez: Con el pueblo todo; sin el pueblo, nada”.

Programa Nacional de Reconstrucción (PNR)

El PNR empezará desde los primeros días de diciembre y será coordinado por David Cervantes Peredo, quien explicó los principales lineamientos del plan:

Tiene como finalidad atender en el menor tiempo posible a las personas afectadas por los terremotos del 2017 y febrero de 2018.

Será asumido como una responsabilidad del Estado y será un programa nacional, que involucrará la participación de los tres órdenes de gobierno y los tres poderes de la mano de la sociedad.

Para ello, se realizarán convenios de colaboración donde se especificarán las tareas que corresponden a cada parte, así como los recursos que serán destinados. Se atenderá a todas las localidades en lo relativo a daños que sufrieron las construcciones, así como “aspectos en que se vieron afectadas en su vida cotidiana las personas y las comunidades”.

Se crea la Comisión Intersecretarial para la Reconstrucción que coordinará trabajos de las dependencias del gobierno federal responsables en las áreas de vivienda, salud, educación y patrimonio cultural. Se trabajará en coordinación con gobiernos estatales y municipales. Las delegaciones estatales coordinarán los programas integrados de desarrollo regional.

El PNC se realizará bajo un enfoque de derechos humanos. Tanto comunidades como personas serán consideradas con criterios de inclusión, igualdad y no discriminación. Además, se agilizarán trámites para dar paso a la reconstrucción en el menor tiempo posible sin afectar las condiciones de seguridad requeridas.

Además de los recursos del Fonden y los seguros aplicables, para la primera etapa de la reconstrucción el PNC destinará 10 mil millones de pesos que serán distribuidos 70 por ciento a viviendas y el resto a instalaciones educativas, de salud y patrimonio cultural.

El PNC plantea también cubrir otras áreas relacionadas con los daños generados por los sismos, como la atención a la salud, el restablecimiento de servicios, el apoyo a la reactivación económica, generación de empleos, y reparación de caminos, con acciones complementarias de los programas a cargo de otras dependencias federales.

Para la realización de los trabajos de dará prioridad a la mano de obra local y se promoverá la colaboración de profesionistas, instituciones académicas, pequeñas empresas, cooperativas, trabajadores de la construcción y de servicios, así como especialistas en restauración.

En lo relativo a la reconstrucción y restauración del patrimonio cultural, serán atendidos no sólo los monumentos históricos, como templos, capillas y otros edificios catalogados, sino también la arquitectura popular y de sitios que dan identidad y son parte del patrimonio de las comunidades.

Las acciones de reparación, reforzamiento y construcción serán realizadas con estricto apego a normas en materia de seguridad estructural. Se evitará reconstruir en zonas de alto riesgo.

Los recursos serán entregados de manera directa, se contará con la participación de las personas afectadas y habrá transparencia, ya que se colocará información a la vista de todos los ciudadanos relativa a todas las fases de las obras y el uso de los recursos.

Durante el evento, el presidente electo dio a conocer las acciones y programas sociales que aplicarán desde el 1° de diciembre en Oaxaca.

También estuvo acompañado por el próximo titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Román Guillermo Meyer Falcón, quien informó que el nuevo gobierno federal se encargará de fortalecer las instituciones a fin de proporcionar mejores mecanismos para preparar a la sociedad mexicana en materia de protección civil.

En el acto estuvieron presentes Félix Serrano Toledo, presidente municipal de Ciudad Ixtepec; los senadores Salvador Jara Cruz y Susana Harp Iturribarría, así como la senadora suplente Concepción Rueda Gómez y diputados federales.

Asimismo, el empresario y filántropo Alfredo Harp Helú, el obispo primado Arturo Lona Reyes y los próximos titulares de dependencias federales como Edna Vega Rangel (Comisión Nacional de Vivienda) y Alejandra Frausto Guerrero (Secretaría de Cultura), además de los ya mencionados.

PROGRAMA NACIONAL DE RECONSTRUCCIÓN

Para la atención de personas y comunidades afectadas por
los sismos de septiembre de 2017 y febrero de 2018

  1. El Programa será asumido como una responsabilidad del Estado y será un Programa Nacional, que involucrará la participación de los tres niveles de gobierno y de los tres poderes, de la mano con la sociedad. Para ello se propondrá la firma de convenios de colaboración en los que se establezcan claramente las acciones que habrán de realizarse y los recursos que se destinarán, a fin de atender, en el menor tiempo posible, a todas las localidades, tanto en los daños materiales que sufrieron las construcciones, como en otros aspectos en los que se vieron afectadas en su vida cotidiana las personas y las comunidades.
  2. Se creará la Comisión Intersecretarial para la Reconstrucción con el objetivo de coordinar y conducir los trabajos de las dependencias y entidades del gobierno federal que llevarán a cabo las acciones de reconstrucción en cada una de las áreas de atención que les corresponda: vivienda, salud, educación y patrimonio cultural.

Esta Comisión dará seguimiento a las acciones que se realizarán en colaboración con los gobiernos estatales y municipales, a través de las coordinaciones de cada entidad, en las que participarán los delegados estatales, quienes coordinarán los programas integrados de desarrollo regional.

  1. El Programa tendrá, (porque es una convicción del nuevo gobierno y porque es obligación constitucional), un enfoque de derechos humanos en todas sus etapas. Son los seres humanos, como personas y como comunidades, a quienes tenemos que reconocer, proteger y restablecer la realización de sus derechos.

Se garantizará que todas las personas y comunidades afectadas sean consideradas con criterios de inclusión, igualdad y no discriminación, definiendo mecanismos que faciliten el acceso a los beneficios del programa, y se agilicen los trámites jurídicos, técnicos y administrativos, que permitan agilizar la reconstrucción en condiciones de seguridad y tranquilidad.

La ejecución del programa se regirá por los principios básicos de eficacia, eficiencia, integralidad, inclusión, imparcialidad, honradez, transparencia, rendición de cuentas, cooperación y participación ciudadana.

  1. En una primera etapa, se utilizarán los recursos disponibles del Fonden y de los seguros, y se destinarán adicionalmente 10 mil millones de pesos para la reconstrucción de viviendas, instalaciones educativas y de salud, así como de inmuebles del patrimonio cultural, asignando el 70% de estos recursos a las acciones de vivienda y el 30% restante a los otros sectores, según las prioridades que se establezcan conjuntamente con las Secretarías de Educación, Salud y Cultura, respectivamente.
  2. Se cubrirán también otras necesidades, como la atención a la salud, el restablecimiento de servicios, el apoyo a la reactivación económica, generación de empleos, y reparación de caminos, con acciones complementarias de los programas a cargo de otras dependencias y entidades del gobierno federal, así como por medio de acciones y programas que llevarán a cabo los gobiernos, estatales y locales, mediante los convenios de colaboración, en el marco de sus respectivas competencias y responsabilidades.
  3. Se promoverá la participación de profesionistas, instituciones académicas, pequeñas empresas, cooperativas, trabajadores de la construcción y de servicios, privilegiando la mano de obra de las localidades en las que se llevarán a cabo las obras de reconstrucción.

En particular, en el caso del patrimonio cultural, se tendrá especial cuidado en reconstruir no sólo los monumentos históricos, como templos, capillas y otros edificios catalogados, sino también en la conservación de la arquitectura popular y de sitios que dan identidad y son parte del patrimonio de las comunidades. Para ello, se invitará a participar, además de profesionistas y empresas especializadas en la restauración, a quienes en sus localidades han aprendido el oficio de la restauración a lo largo de generaciones.

  1. La reconstrucción material se hará garantizando que lo que se construya sea más adecuado y más seguro que lo anterior. Las acciones de reparación, reforzamiento y construcción serán realizadas con estricto apego a normas en materia de seguridad estructural, se evitará reconstruir en zonas de alto riesgo y se establecerán las medidas de mitigación de riesgos cuando sea lo conveniente. Se utilizarán los procedimientos y materiales tradicionales que sean adecuados, y se respetarán las distintas formas de uso y características de los espacios en la vivienda y otras construcciones de acuerdo a cada región y localidad.
  2. Se promoverá, desde abajo, la organización de las tareas para la realización del Programa, de tal manera que se tomará en cuenta la participación directa de las personas afectadas en la reconstrucción de sus viviendas, y la participación colectiva para resolver situaciones que afectan a las comunidades, respetando los sistemas normativos internos de los pueblos originarios.

Asimismo, en la reconstrucción de las viviendas y en otros casos en los que sea procedente, la entrega de los recursos se hará en forma directa a los beneficiarios. La ayuda será gratuita y se garantizará que siempre vaya acompañada de la asesoría técnica especializada para el diseño y realización de las obras, y el adecuado uso de los recursos.

Se establecerán acuerdos y convenios para evitar el encarecimiento de los materiales y la mano de obra, y se adoptarán medidas con la finalidad de simplificar trámites en todo lo relacionado con la autorización y realización de las obras.

  1. La transparencia y rendición de cuentas estarán presentes en todo el proceso de reconstrucción, colocando a la vista de los ciudadanos la información relativa a la planeación, gestión y ejecución del Programa; para verificar que los recursos disponibles sean utilizados en forma adecuada, además de que existan medios para la participación social en el acopio de información, desarrollo de acciones de recuperación, vigilancia y control, de manera que todo el proceso se desarrolle en un entorno de corresponsabilidad y cuente con la confianza de todos los participantes.
  2. Convocamos a las organizaciones de la sociedad civil, organismos privados, colegios de profesionistas, instituciones académicas, fundaciones, ciudadanas y ciudadanos de buena voluntad, a empresas de servicios y de la industria de la construcción, a todo aquel que quiera contribuir en esta tarea, a participar en el Programa.

Se trata de actuar conjuntamente, gobierno y sociedad, pero siguiendo un solo plan, un programa de trabajo para la reconstrucción, que sea nuestra guía y que establezca en forma organizada las tareas que a cada quién nos correspondan.

AM.MX/fm

Comentarios

comentarios