fbpx

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de marzo (AlmomentoMX).- En los últimos años, la Condesa se había consolidado como una de las zonas más dinámicas de Ciudad de México en el sector inmobiliario, y aunque el sismo del 19 de septiembre de 2017 hizo que la zona tuviera ciertos ajustes, los precios siguen subiendo. Sin embargo, las transacciones de venta en la zona toman más tiempo.

De acuerdo con datos del portal inmobiliario Propiedades.com, en el segundo semestre de 2012, los precios de los departamentos a la venta tuvieron un incremento de 4.2 por ciento. El precio por metro cuadrado pasó de 50,000 pesos, en junio de 2017 a 52,120 pesos en diciembre del mismo año.

Destacan los inmuebles nuevos, cuyo incremento fue de 7.37 por ciento. El precio por metro cuadrado en junio era de 50,984, mientras que en diciembre de 2017 cerró en 54,745 pesos.

“Los precios han descontado el impacto del sismo y muestran una tendencia alcista gracias al apetito comercial de esta zona que aún es atractiva para los usuarios por su habitabilidad, localización, accesibilidad a la red de transporte público y su consolidación como centro de negocios tecnológico”, explicó Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Los Reportes de Mercado revisan las tres colonias que integran la zona: Condesa, Hipódromo e Hipódromo Condesa, que se caracterizan por una predominancia de desarrollos verticales, nueve de cada 10 inmuebles son departamentos, y en su mayoría se trata de inmuebles nuevos o con una antigüedad menor a cuatro años.

En el segmento de renta, los precios tuvieron menores variaciones que en el de venta, sin embargo, también muestran un ligero incremento. La renta de un departamento pasó de 27,678 a 28,000 pesos mensuales, es decir, un aumento de 1.16 por ciento.

Aunque destaca el segmento nuevo, que subió 5.26 por ciento. Las rentas de departamentos nuevos pasaron de 28,500 pesos mensuales en junio del año pasado a 30,000 pesos al cierre de diciembre.

En cuanto a los principales indicadores de Condesa de acuerdo con el reporte, cabe destacar que la plusvalía de la zona tuvo un ajuste en el último semestre. Aunque los números son positivos, pasó de 14.5 por ciento en junio a 7.7 por ciento en diciembre de 2017.

En cuanto a la rentabilidad que un propietario puede obtener en la zona (Rentabilidad Bruta de Alquiler), tuvo una variación mínima. En junio se encontraba en 6 por ciento, y al cierre del año se ubicó en 5.9 por ciento.

Otro de los indicadores a destacar es el Time on Market, es decir, el tiempo que pasa un anuncio activo en el portal inmobiliario. Este indicador se encontraba en 80.4 días en junio, mientras que en diciembre fue de 189.7 días.

“​Los usuarios ahora muestran una mayor cautela antes de cerrar una transacción sobre todo por los nuevos riesgos de la zona”, destacó González.

Y agregó que esto se debe a que hay una mayor comparación de precios y un nuevo proceso de reevaluación de las viviendas y su entorno.

Por último, el Price to Rent en Condesa es de 17, lo que nos indica que la recomendación para habitar en esta zona es adquirir un inmueble, ya sea nuevo o usado.

“​Una vivienda es un activo de inversión, así como una solución residencial. Si los usuarios reevalúan su posición de rendimiento posterior al sismo tenemos que este sufrió un ajuste relevante de 2.3 por ciento durante el cuarto trimestre de 2017 respecto a su tendencia histórica”, apuntó Leonardo González.

“No obstante, si estas viviendas son usadas como casas habituales esto no es una inversión patrimonial; por lo que su permanencia o salida al mercado responde más bien al perfil de habitabilidad que ofrecen las características de este inmueble”, concluyó el experto.
AM.MX/fm

Comentarios

comentarios