miércoles, junio 19, 2024

POLÍTICA MIGRATORIA SIN HUESOS

Por Norma Meraz

Imposible no denunciar el crimen cometido contra migrantes en Cd. Juárez, Chihuahua.

Encerrados, para dejarlos morir como ratas, es el reflejo fiel de la irresponsabilidad del Estado Mexicano.

La inexistencia de una política migratoria – cuándo el flujo inédito de miles de personas expulsadas de su país, llegan al nuestro en busca del camino que los lleve al “ sueño americano”, es un hoyo negro en el gobierno de la 4T.

Criminalidad es una palabra que queda chica, para referirse a lo ocurrido en el Centro de retención a migrantes en Cd. Juárez.

No sabemos cuántas personas; hombres, mujeres, ancianos y niños , estaban ahí, “encarcelados” esperando la deportación.

No hay datos oficiales que nos indiquen , la población ahí encerrada sin servicios básicos de alimentación, salud, letrinas, o simplemente agua para beber y asearse.

Ha quedado en evidencia absoluta, lo inhumano de los “custodios“, de ese lugar , quienes habiendo presenciado el fuego dentro del “reclusorio, ni siquiera, voltearán a ver las llamas y el humo que invadían el lugar”. Ellos simplemente optaron por salirse a respirar aire limpio y hacer oídos sordos a los gritos de desesperación de quienes estaban abrazados por el fuego.

Y todavía hice el Presidente de la República que;” encabeza un gobierno humanista “ y por eso expresó sus condolencias a las familias de las victimas y ordenó se iniciara una investigación , ya que quienes iniciaron la quema de colchonetas – o sea los migrantes- fueron los que provocaron esta desgracia.

¿Ahora los quemados y sus compañeros son los culpables del crimen?

¿Acaso alguno de los responsables de la “ política de migración”, acudió al lugar , para verificar cómo había quedado el sitio del incendio con seres humanos atrapados?

El Comisionado del Instituto Nacional de Migración; Francisco Garduño Yañez, un michoacano optometrísta , sabrá de la responsabilidad que hoy pesa sobre sus espaldas ?, tal vez , pero el hecho es que no ha dado la cara!

Que pena , las palabras del Presidente Lopez Obrador, cuando acusa a los medios de comunicación de hacer alarde del crimen , cuando por informar del incendio y sus consecuencias el, recalca que lo hacen porque responden a los intereses de los “ conservadores”. Qué absurdo, ! Señor Presidente !

La política migratoria recae directamente en el Secretario de Gobernación , y este,; pública y abiertamente le aventó los muertos al Canciller Marcelo

Ebrard, “ en base a un acuerdo “interno “, en el que se establece que , la Secretaría de Relaciones Exteriores , se hará cargo del tema de la migración.

Ebrard respondió que, orgánicamente le corresponde a Gobernación; como ¡así es!

El hecho es que los muertos se los “avientan políticamente “, de una “corcholata “a otra.

Entonces nadie tiene responsabilidad? Claro que si, empezando por el Ejecutivo Federal , por esgrimir una política migratoria humanista, de puertas abiertas , pero sin sustentarla con infraestructura en movilidad , seguridad,en instalaciones adecuadas para los pobres y desagraciados migrantes que, lejos de ser cobijados por el respeto a sus derechos humanos , se encuentran al garete de una “ política migratoria sin huesos “.

Y el colmo es que se politicé con. este tercer evento criminal , en el que mueren asfixiados y quemados ; sin resultar ningún culpable .

Esos , quienes huyen de su tierra por sobrevivir en condiciones de miseria o persecución, vienen a caer en lo que pareciera un campo de concentración , finde mal comen, mal viven y con monóxido de carbono por la quema de colchonetas , caen muertos como moscas.

¡Qué tamaño de crimen!

¡Qué irresponsabilidad gubernamental!

¡Que desgracia para tantos seres humanos!

Los ojos del mundo miran hacia acá.

¡Qué vergüenza para México!

¡Digamos la Verdad!

Ciudad de México impulsa una gestión para la menstruación digna con Reformas Legislativas

Estas reformas buscan visibilizar y garantizar una menstruación digna para las infancias y adolescencias en la capital, asegurando que tengan acceso a información y servicios de salud adecuados para manejar este proceso biológico de manera digna y sin estigmas.

Artículos relacionados