fbpx

Uruapan, 02 de agosto (AlmomentoMX).-  La brigada de Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional (IPN) capacitó a pobladores de diversas comunidades de Michoacán en la elaboración y uso de un sistema de cultivos hidropónicos y de composta.

El objetivo principal es ayudar a combatir la escasez de agua, garantizar el cultivo de hortalizas e incentivar su autoconsumo, principalmente en comunidades de bajos recursos.

El equipo de politécnicos está conformado por estudiantes de las ingenierías en Bioquímica, Biónica y Química Industrial, quienes platicaron con pobladores de las comunidades San Lorenzo, Angahuan, Taretan, Tahuejo y Tomendán.

Rodrigo González Vázquez, coordinador de la brigada, detalló que el sistema de cultivos hidropónicos es fácil de fabricar y requiere una inversión de alrededor de 150 pesos.

La estructura consta de tubos de policloruro de vinilo (PVC) con agujeros en donde se colocan canastillas con trozos de esponja que sostienen las semillas. A través del canal de PVC corre el agua con los nutrientes necesarios para que la planta crezca.

Lo anterior es posible gracias a que el usuario disuelve 40 gramos de nutrientes conseguibles en agroquímicas en 20 litros de agua. Éstos pasan por el sistema tres veces al día mientras el líquido baña las esponjas por 15 minutos.

El sistema permite ahorrar espacio con un suelo en condiciones óptimas porque los 20 litros empleados pueden recircular por el sistema durante varios días, destacó el egresado de la licenciatura de Químico Bacteriólogo y Parasitólogo de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas.

Los nutrientes contienen calcio, magnesio, hierro y fósforo, entre otros minerales. Cada fórmula está destinada a plantas de cierto tipo, con lo que se garantiza el crecimiento de las mismas.

Otra ventaja es que el uso de este sistema puede generar un impacto económico de alrededor de 400 pesos mensuales, monto ahorrado que podría destinarse a diversas necesidades y gastos de salud, educación y/o esparcimiento.

Pese a que esta zona produce zarzamora, aguacate y caña, los campesinos no siempre saben cómo elaborar composta.

“Mucha gente piensa que se hace aventando la fruta sobre el suelo, pero no es así, se requiere cierta técnica y lleva determinado tiempo para que proliferen los microorganismos y se vaya degradando la materia orgánica.”

“Posteriormente, la composta se oxigena al revolver la materia para evitar que las bacterias anaerobias pudran el contenido de la materia orgánica y se puedan producir ácidos húmicos”.

AM.MX/iggh

Comentarios

comentarios