fbpx
Foto Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de agosto (AlMomentoMX).- En este regreso a clases, los papás deben cuidar mucho el peso de la mochila, pues si resulta excesivo  puede provocar deformaciones en la columna vertebral  y otras partes del sistema músculo esquelético de los niños.

Para evitar esas afectaciones, la mochila escolar no debe rebasar el 10% del peso de los niños, y si lo rebasa es mejor utilizar mochilas con rueditas. Además, es importante tomar en cuenta que la mochila no debe ser más ancha que la espalda del niño, y debe ser seleccionada de acuerdo a la edad y talla del menor.

La columna está diseñada para soportar el peso de acuerdo con la estatura, y si constantemente se soporta más, se pueden originar degeneraciones a nivel de la espalda de una forma acelerada, y en etapa adulta tener lesiones que limiten las actividades diarias.

En la niñez o la adolescencia, los malestares no se notan debido a que el cuerpo se encuentre en crecimiento y existe la posibilidad que la columna contrarreste el daño con una regeneración natural, aunque con el paso de los años sí puede ocasionar daños, principalmente de tipo degenerativo:

  • Se degenerarán las articulaciones y los discos intervertebrales
  • Se sufrirán de dolores en la espalda, de compresión al nivel de los nervios
  • Habrá afectaciones en las piernas y disminución de la fuerza

Los desgastes se presentan cuando finaliza el crecimiento de los adolescentes, en las mujeres a los 17 años y en los varones aproximadamente a los 18 o 19 años.

Especialistas recomiendan que los cordones (cintas) de la mochila deben ser anchos de 4-5 centímetros, y ambos deben estar siempre puestos para mantener equilibrado el peso y evitar la tendencia a encorvarse.

AM.MX/dsc

Comentarios

comentarios