martes, febrero 27, 2024

Páginas inéditas del diario de Ana Frank muestran su curiosidad por el sexo

CIUDAD DE MÉXICO, 18 de mayo (AlMomentoMX).—  Ana Frank ha sido un símbolo de la tragedia judía y el Holocausto. Durante años hemos leído siempre la misma versión de sus diarios, aunque  de un tiempo a la fecha se sabía que existían dos páginas que cubrió con papel adhesivo y de las cuales no se sabía su contenido hasta ahora.

Ana Frank murió en 1944 en el campo de concentración de Bergen-Belsen y los investigadores conocían desde hace mucho la existencia de estas dos páginas que la joven escribió mientras se escondía de los nazis hace ya 70 años. Las páginas que envolvió en un papel marrón y pegó con cinta adhesiva quedaron como un misterio durante décadas. Hasta ahora. Por el mero afán del valor histórico que pueden contener, especialistas se empeñaron en descifrar su contenido con ayuda de la tecnología.

Gracias a un software de imágenes para analizar fotografías de páginas un equipo constituido por miembros del Museo de Ana Frank, el Instituto para la Guerra, el Holocausto y los Estudios de Genocidio en colaboración con el Instituto Huygens para la Historia de los Países Bajos, descubrió que las susodichas páginas de Ana Frank estaban repletas de pensamientos e intimidades sobre temas que abordan desde tópicos sexuales, prostitución y anticoncepción, además de algunos chistes sexuales.

Ana Frank, en una fotografía de diciembre de 1941.

A sus 13 años de edad, Ana Frank escribió estas páginas el 28 de septiembre de 1942 —cuando llevaba dos meses oculta de los nazis junto con su familia y otros amigos de sus padres— y aunque no su contenido no se ha hecho público en su totalidad, los investigadores decidieron publicar algunos extractos.

En la primera página, anuncia que piensa “plasmar bromas obscenas”. Como esta: “¿Sabes por qué hay chicas de las Fuerzas Armadas alemanas en Holanda? Para servir de colchón a los soldados”. La burla produce cierta incomodidad, dada la ocupación nazi del país, pero muestra que Ana era una niña como las demás.

“Este tipo de chanzas sucias son clásicas de su edad, y es imposible evitar una sonrisa al leerlo”, asegura Frank van Vree, director del Instituto para el estudio de la Guerra, el Holocausto y el Genocidio (NIOD, en sus siglas en neerlandés), que ha colaborado en el trabajo.

Sobre la prostitución Ana escribió: “Todos los hombres, si son normales, van con mujeres, a las mujeres así las abordan en la calle y luego se van juntos”. En París tienen grandes casas para eso. Papá ha estado allí “.

Los especialistas insisten en la importancia del hallazgo porque muestran los primeros intentos de Ana Frank por desarrollar su voz literaria, así como la manera en que a través de chistes y anécdotas ficticias nos sitúa en un momento histórico tan terrible como apasionante.

En la segunda página se hace la pregunta del principio. ¿Cómo podría responder ella a una pregunta sobre sexo? Luego analiza la llegada de la regla, hacia los 14 años, y sus consecuencias, un tema que aparece en otro momento del texto.

“Es un signo de que una chica está lista para tener relaciones con un hombre. Pero eso no se hace antes del matrimonio. Después, sí. También se puede decidir [a partir de entonces] si se quiere tener niños o no. Si es que sí, el hombre se echa sobre la mujer y deja su semilla en la vagina de ella. Todo sucede con movimientos rítmicos”, escribió.

Otto Frank, el padre, fue el único superviviente del Holocausto de su familia. La madre y la hermana murieron, como Ana en los campos de concentración. En 1947, antes de la publicación del Diario, él censuró cinco páginas en las que la niña hablaba de las rencillas entre sus padres y la difícil relación con su madre. En 1998, fueron añadidas a una edición considerada completa. El Diario de Ana Frank ha sido traducido a 70 lenguas y publicado en 60 países, según su fundación.

AM.MX/dsc

Artículos relacionados