viernes, abril 19, 2024

OTRAS INQUISICIONES: Relatos del poder: Peña Nieto y Clinton

Pablo Cabañas Díaz.

No sabemos si fue en un mal momento, o fue con una intención no clara, que el presidente de Punta Cana Group, Frank Elias Rainieri, publicó dos fotografías donde aparece Enrique Peña Nieto junto a un árbol de Navidad en el hotel Puntacana Resort & Club. Lo acompañan el propio Rainieri, el expresidente de Estados Unidos, William Clinton, y su esposa, la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton.También se encuentra en la fotografía el expresidente de Chile, Sebastián Piñera. En los últimos días,  Clinton fue noticia por su relación con Jeffrey Epstein quien genera todavía después de muerto, innumerables teorías de conspiración sobre la posible participación de personas ricas y poderosas en el tráfico sexual de menores.

 

El caso Epstein me hizo recordar al novelista neoyorquino Louis Auchincloss que relataba el comportamiento de la élite de los Estados Unidos, en sus bancos y salas de reuniones, en sus bufetes de abogados y sus clubes. Auchincloss al escribir ponía al desnudo al canalla, que de otra manera, no seríamos capaces de saberlo. Auchincloss nos hizo saber que hay quienes ignoran que los poderosos poseen sus propios códigos y costumbres y que tanto el poder como la justicia se muestran más severos con los  pobres que con los ricos. A este respecto, el caso de Jeffrey Epstein, que se “suicidó” en  2019, en su celda , es mucho más que un escándalo sexual, muestra los graves defectos que existen en el sistema de justicia penal estadounidense.

 

Son 180 los nombres, relacionados en la conspiración de tráfico sexual de Jeffrey Epstein-y su compañera Ghislaine Maxwell que serán revelados tan pronto como se vayan confirmando las identidades de docenas de asociados al financiero caído en desgracia que hasta ahora sólo han sido conocidos como John y Jane Does en documentos judiciales . Las personas cuyos nombres se revelarán, incluidas víctimas de abuso sexual, testigos de litigios, empleados de Epstein, e incluso algunas personas con una conexión pasajera con el escándalo, tenían hasta el 1 de enero para apelar la orden, firmada el 18 de diciembre de 2023. por la jueza Loretta A. Preska.

 

Durante varios años, la jueza Preska ha revisado documentos solicitados por el  periódico Miami Herald de un caso civil, presentado por una de las víctimas de Epstein, que finalmente llegó a un acuerdo. Muchos de los registros relacionados con esa demanda se hicieron públicos en años anteriores, pero el 18 de diciembre la jueza concluyó que algunas partes de los registros deberían permanecer confidenciales, incluidas aquellas que identifican a personas que eran niños cuando Epstein abusó sexualmente de ellos y habían tratado de mantener su privacidad.

 

En 51 páginas, la jueza Preska explica su razonamiento sobre si abrir o continuar ocultando los nombres de alrededor de 180 figuras de alto perfil. Muchos de los incluidos en la lista eran conocidos públicamente como asociados, empleados de Epstein y Maxwell o personas que volaron en sus aviones. También podría nombrar a las presuntas víctimas de Epstein que habían sido llevadas a casas, incluida una mansión en Nueva York, una villa en Palm Beach, una isla privada en las Islas Vírgenes de Estados Unidos y un rancho en las afueras de Santa Fe, Nuevo México. En esas 51 páginas aparece el nombre de “Jane Doe 162”  una persona que tenía 17 años cuando estaba en la casa de Epstein en la mansión de Nueva York y que vio al ex presidente estadounidense William Clinton identificado como “Doe 36”. Los registros de vuelo personales mantenidos por uno de los pilotos de Epstein muestran que Clinton voló extensamente en el avión de Epstein, incluidos viajes a París, Bangkok y Brunei en los años posteriores a que dejó el cargo de presidente.

 

En el llamado “libro negro” de Epstein, que fue filtrados por Wall Street Journal se encuentran los nombres del exdirector de la CIA Williams Burns y de Kathryn Ruemmler, asesora de la Casa Blanca durante el mandato de Barack Obama, junto con otras figuras como el multimillonario Reid Hoffman y Lawrence Summers, expresidente de Harvard y exdirector del Consejo Económico Nacional de Estados Unidos. También aparece el nombre de Donald Trump quien también viajó según los registros de vuelo del ex piloto de Epstein en el famoso jet “Lolita Express”. Por vez primera,en la historia de Estados Unidos dos ex presidentes serán expuestos en una red de tráfico sexual.

 

Artículos relacionados