miércoles, febrero 28, 2024

OTRAS INQUISICIONES: Esquivel Mossa: Plagio y corrupción

Pablo Cabañas Díaz
La ministra presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Norma Lucía Piña Hernández, inició una consulta al Pleno para definir el trámite que se debe dar a las denuncias presentadas contra la ministra Yasmín Esquivel Mossa, quien desde diciembre pasado ha sido señalada por un  presunto  plagio de su tesis de licenciatura en derecho.  El acuerdo de la consulta al Pleno emitido por la ministra Piña el pasado siete de febrero, fecha en la que ordenó turnar el expediente al ministro Juan Luis González Alcántara Carrancá para que sea él quien haga la propuesta del trámite a seguir sobre estas denuncias.
Esquivel no se presentó ante el Comité Universitario de Ética de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para poder presentar pruebas a su favor. Un tribunal federal concedió la suspensión provisional a Esquivel Mossa para que el Comité Universitario de Ética de la UNAM no emitiera una resolución respecto a la investigación que realiza en su contra por haber presentado una copia exacta de otra tesis de licenciatura. De esa forma, la UNAM tendría que esperar hasta que una juez pudierav resolver de fondo una demanda de amparo promovida por la ministra. Sin embargo, el Vigésimo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa de la Ciudad de México dejó en claro que la UNAM sí puede emitir comunicaciones públicas, siempre que se apeguen a criterios de imparcialidad, objetividad y libre de juicios.
La biografía de Esquivel, ejemplifica su ascenso  social y político a toda costa. Ahora, el periodista del diario El País, Zedryk Raziel Beatriz Guillén, prueba que la ministra Esquivel también  plagió su  tesis con la que obtuvo en 2009 el grado de doctora en Derecho por la Universidad Anáhuac. El País también ha comprobado que 209 de las 456 páginas de su tesis son plagiadas. Dos de esos autores han confirmado el plagio a ese periódico. Lo grave es que  el director del trabajo, José Antonio Núñez, ha declinado hacer comentarios.
Al asumir el cargo sin haber cumplido debidamente con el requisito de hacer su tesis de licenciatura y ahora de doctorado, Esquivel violó la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, en su artículo 110, que prevé como causa de responsabilidad el “tener una notoria ineptitud o descuido en el desempeño de las funciones y labores que debe realizar”, así como “no preservar la dignidad, imparcialidad y profesionalismo propios de la función judicial en el desempeño de sus labores”. Con la acreditación del plagio de su trabajo doctoral  su situación se complica. Esa norma advierte que las sanciones aplicables a quienes incurran en estas conductas son fijadas en la Ley General de Responsabilidades Administrativas, que incluyen la destitución de su cargo. El primer paso para que estos recursos procedan es que la presidenta de la SCJN los admita a trámite como ya lo hizo, para lo cual  se deberá ponderar en virtud de que la acción cometida por Esquivel se dio en el ejercicio de su cargo y afecta su desempeño como ministra del máximo tribunal del país.

Artículos relacionados