lunes, abril 22, 2024

Nochistlán, capital musical de Zacatecas

Adrián García Aguirre / Nochistlán, Zacatecas

* Proyectos productivos, iniciativas de Clubes de Zacatecanos.
* Recursos económicos provienen de turismo, agricultura y remesas.
* Su gemela está en Oaxaca, otra ciudad con ese nombre.
* El Parián es el centro comercial de ese Pueblo Mágico.
* Tejidos, bordados, alfarería y talabartería.
* Tierra de mariachis para alegrar la existencia.

Hay que contemplar al Pueblo Mágico de Nochistlán, el que inicia una década más del siglo XXI, cuyas principales actividades son el turismo, la agricultura y la ganadería, aunque buena parte de sus recursos económicos provienen de las remesas de los nochistlenses que trabajan en Estados Unidos.
Es por esto –hay que decirlo porque es una realidad-, que la mayoría de los actuales proyectos productivos y de desarrollo se realizan a iniciativa de los Clubes Zacatecanos Nochistlenses fundados en la Unión Americana en alianza con los gobiernos locales.
Para mostrar algunos de esos valores, Nochistlán cuenta con cantidad de joyas arquitectónicas, principalmente en su centro histórico, en donde se levantan casas y edificios de coloniales que sobresalen por su belleza y antigüedad.
De monumentos históricos ni se diga: el templo de San Francisco de Asís que venera al santo patrono regional, cuya celebración se lleva a cabo el 4 de octubre de cada año, construido en el siglo XVII para terminarse en el último tercio de esa centuria.
El templo de San José inició su construcción en 1896, en lo que antes fue el hospital de la Limpia Concepción y se terminó aproximadamente en 1914.
La presidencia municipal: en el principio de la construcción de la villa de Guadalajara se edificó un espacio para cabildo, remodelado posteriormente y terminado el 19 de mayo de 1957.
El Jardín Morelos -Plaza Principal-: joya primordial de Nochistlán, ubicado en su parte central, data del siglo XIX y confeccionado por corredores que parten del kiosco céntrico.
El Parián representa el centro comercial del pueblo, cuya construcción a llevó a cabo en 1866, con una fachada de columnas arqueadas de cantera que dan un toque especial al corazón de esta región.
El templo San Sebastián es de 1673 –terminado el 23 de febrero de 1743-, y al que tiempo después se construyó la torre para hacer sonar las campanas para los festejos de San Sebastián que se realizan en enero, fiestas conocidas como las empinoladas.
El acueducto Los Arcos se construyó por orden del gobierno de la Nueva Galicia a finales del siglo XVII para llevar agua de los yacimientos mineros, concluyéndose en 1793 con un sistema llamado de la Pila Azul y la Pila Colorada, además de la Pila de Afuera que tiene sus tradiciones y leyendas.
En la Casa de Los Ruiz, en 1810 se dio el primer grito de Independencia en Zacatecas por cuenta de Daniel Camarena, colocándose ahí una placa conmemorativa el 15 de septiembre de 1910.
El monumento a Tenamaxtle reconoce a ese personaje ilustre y heroico, cuyo nombre completo era Francisco Tenamaxtle Tlatoani, indígena bautizado como Diego Zacateco.
La estatua al coronel Jesús Mejía que está en la glorieta, se encontraba en la salida a Tlachichila y posteriormente se reubicó en el andador Mejía, defensor de Nochistlán ante los franceses, en la batalla que tuvo lugar en mayo de 1864.
El Monumento a los Héroes de 1864 conmemora a los militares que lucharon contra los franceses ese viernes 13 de mayo de 1864, realizado a iniciativa de Catalina Álvarez y Petra Álvarez en 1891.
Por último, Nochistlán tiene el monumento que conmemora la fundación de la primera Guadalajara: en 1532, el vasco Juan de Oñate, por órdenes de Nuño de Guzmán, estableció un poblado con el nombre de esa ciudad española.
Nochistlán sobresale por su música y sus músicos, que tienen en ella su forma de vida, conservada a lo largo de los años para ejecutarse en las diferentes fiestas profanas y religiosas que celebran todo con cualquier pretexto, puesto que un porcentaje considerable de la población se dedica a tal profesión.
Lo más popular son las bandas del género grupero, los jaraberos y los mariachis que han tenido los mayores reconocimientos, porque familias enteras se dedican a la profesión, razón importante por la cual la ciudad se ha ganado el título de “Nochistlán, tierra de músicos”.
Entre los diferentes tipos de música regional, se encuentra la de papaquis, de mariachi, de grupos norteños y de banda como Puro Nochistlan, Tierra Alegre, Original de Tlachichila, Nueva Caxcana, Los Caxcanes, Reyna Zacatecana y de San Francisco.
Los principales mariachis de Nochistlán son el Internacional los Pérez, el Imperial, el México Lindo, el Tequila y Son y el Joya Nochistlense, y muestra de esa irremediable afición y gusto, es que en 2010 la Universidad Autónoma de Zacatecas creó la licenciatura de música en la ciudad.
Los visitantes no pueden ni deben irse de Nochistlán sin adquirir una pieza de alfarería, un tejido, un bordado a mano o algún tipo de talabartería, principalmente la dedicada a los implementos de charrería o uno que otro objeto ornamental que traiga el recuerdo imperecedero del segundo Pueblo Mágico de Zacatecas y sus ensueños.

Artículos relacionados