fbpx
niño calla a padres que insultan a árbitra

ESPAÑA.—  Definitivamente, la situación de violencia que viven las mujeres en todo el mundo es preocupante y desmoraliza a cualquiera, pero también es esperanzador observar que las nuevas generaciones están entendiendo que es posible vivir con otro tipo de masculinidades y convivir con respeto.

Este fue el caso de un pequeño niño de 11 años, llamado Diego Pablo Hernández, que detuvo un partido de fútbol escolar, donde él era portero, para plantarse frente a las gradas y mandar a callar a los padres de sus compañeros que no paraban de lanzar insultos machistas a la árbitra Ana López, de 19 años.

“Callad, dejad a la árbitra tranquila de una vez. ¿No ven que está llorando? ¡Paren ya, por favor, ya!”, gritó dirigiéndose a la grada.

Cuando terminó el partido, Ana le agradeció al niño su actitud y lamentó la actitud de los padres, que agreden a las mujeres sin recordar que son observados por sus propios hijos.

Después de que medios locales dieran cuenta del hecho, la historia se viralizó.

Diego comentó a los medios locales que “es una injusticia, no entiendo qué pasa en el deporte. No sé por qué la gente se pone así delante de niños. No es la primera vez que escucho algo así, en otra ocasión escuché que ‘el futbol era solo para hombres y que no podía haber árbitras’. Eso no debe ser así”.

Diego se convirtió en un héroe de las redes sociales, pero también nos llena de esperanza por la posibilidad de convivir en una sociedad más educada y respetuosa.

 

AMX/TIV

Comentarios

comentarios